Las inversiones en línea son una tendencia que aún no ha encontrado su techo y que puede pensarse como el gran boom de esta década. A continuación, algunos recursos con los que cuentas al alcance de tu teléfono móvil. 

¿Quién no tiene el sueño de convertirse en millonario de la noche a la mañana? Bueno, eso sigue siendo bastante complejo, por no decir improbable. Pero lo cierto es que sí podemos robustecer de gran manera nuestras finanzas de la mano de las nuevas tecnologías, en especial gracias al sector Fintech. 

Este rubro empresarial se centra en jóvenes firmas que han dedicado su tiempo a encontrar soluciones financieras apoyándose en las últimas innovaciones digitales. De hecho, las start-ups con mayor capitalización del presente suelen provenir de este sector. ¿Cómo se traduce este en un beneficio en nuestra vida cotidiana?

Hoy en día podemos acceder a una gran cantidad de herramientas financieras, las cuales van desde administrar nuestra cuenta bancaria a acceder a nuevos mercados con fin de invertir y obtener nuevos rendimientos. Al igual que utilizamos una aplicación para conseguir una cena, podemos incrementar nuestra salud financiera con solo deslizar un dedo. Comencemos. 

La importancia de las Fintech en el siglo XXI

Hoy en día, las principales ciudades del mundo buscan alojar a start-ups financieras ya que no solo son un gran motor económico de creación de empleo, sino que sirven para crear un mejor ecosistema para la población, brindándoles soluciones ágiles y sencillas para problemas financieros de distinta dificultad. 

Sin ir más lejos, ya nos hemos acostumbrado a manejar nuestra cuenta bancaria sin problema desde nuestro móvil, pero eso ahora también puede pensarse para manejar nuestras inversiones en mercados tradicionales y nuevos, como es el caso de las acciones en la bolsa o las criptomonedas.

El anteriormente mencionado fenómeno de inversiones en línea responde especialmente a estas nuevas facilidades que otorgan las nuevas tecnologías, por lo que a continuación nos adentraremos más en algunas posibilidades que tienes a disposición y que pueden hacer de tu vida diaria algo mucho más sencillo.

Recursos financieros en tu smartphone

1) Créditos personalizados: muchas veces lo que deseamos está más cerca de lo que creemos. Sabido es que los créditos tradicionales pueden resultar engorrosos y complejos de acceso, sobre todo para las personas jóvenes. Sin embargo, las nuevas tecnologías han cambiado ello y hoy es posible contar con ese dinero en pocos pasos.

Un claro ejemplo son las opciones de minicréditos que se pueden revisar en la web. A diferencia de las alternativas de las entidades clásicas, estas cuentan con una gran liquidez y otorgamiento veloz, ya que piden mucho menos requisitos para su otorgamiento. Además, terminan siendo mucho más prácticos, ya que no es necesario solicitar una suma de dinero que no se requiere, sino simplemente aquella que se precisaba. 

En la actualidad, es posible solicitarlos mediante nuestro smartphone gracias a aplicaciones especiales o plataformas que conectan al usuario con el organismo crediticio o, en algunos casos, con otros usuarios que ofician de prestatarios. Así, las alternativas se expanden y ya no es necesario esperar tanto tiempo para poder materializar esa idea o cumplir el sueño del viaje o el coche nuevo.

2) Inversiones en línea: en tiempos de inflación como los que se viven en la actualidad, invertir de la mejor manera es todo un desafío. Por suerte, hoy en día existen cientos de aplicaciones que han facilitado este proceso y que permite a los pequeños y medianos inversores invertir su capital de la mejor manera posible.

De seguro ya has escuchado hablar del boom de las criptomonedas. Este fenómeno es solo la punta del iceberg dentro de otros mercados en donde es posible obtener buenos rendimientos y, al mismo tiempo, salvaguardar el valor de nuestro capital. En ese sentido, los smartphones se han convertido en esos socios que hemos estado buscando toda nuestra vida. 

Entre las alternativas más solicitadas, además de las monedas digitales, podemos encontrar a las opciones binarias, al mercado forex, a la compra y venta de acciones e incluso a la compra y venta dentro del sector inmobiliario, con inversiones que aprovechan la confianza que genera este tipo de inversiones para depositar allí su dinero. 

Lo cierto es que, en épocas de incertidumbre general en términos de economía, el rubro fintech ha dado soluciones prácticas y rendidoras a los inversores, permitiéndoles surfear las distintas crisis de manera óptima. 

3) Controlador de gastos: uno de los errores financieros más frecuentes que tiene una persona sin experiencia es no saber en qué gasta el dinero. Esto sucede, en especial, con los pequeños gastos diarios, llamados por muchos como “gastos hormiga”. Cada compra en la tienda o en la calle pueden terminar afectando a nuestra economía personal o alejándonos de nuestra meta financiera. 

En ese sentido, hoy en día existen aplicaciones que nos permiten registrar cada una de esas operaciones y agruparlas con el fin de saber en qué se nos está yendo el dinero cada mes. De acuerdo a la experiencia de los usuarios que han utilizado este tipo de aplicaciones, la sorpresa termina siendo mayúscula cuando ven la cuenta final: ¿ese refresco a diario es el culpable de que no podamos irnos de vacaciones a donde deseamos en las fiestas?

Puede que la respuesta no sea tan simple, pero estas apps, junto al armado de un objetivo financiero, puede terminar de desembarcar en mejores conductas financieras a largo plazo, en donde se prioricen algunos consumos por sobre otros, así como también se tracen metas cumplibles de acuerdo a nuestros gustos y preferencias. ¿De qué sirve pensar en una meta de ahorro que no podemos lograr?

4) Comparadores de precios: de la mano con el punto anterior, es posible encontrar sitios en línea y aplicaciones que ayuden a comparar precios y productos en cuestión de segundos con el fin de encontrar la mejor alternativa para nuestro bolsillo. Muchas de las compras en línea que realizamos suelen ser impulsivas, lo que en términos financieros siempre suele ser una mala decisión. 

En ese sentido, tomarnos el tiempo de comparar y buscar alternativas es una gran respuesta para maximizar nuestro capital. Además, estas apps y sitios están diseñados para hacerlo de la mejor manera en relación tiempo y calidad, por lo que no estaremos demorando de más ninguno de nuestros movimientos. Después de todo, ser un consumidor inteligente nunca fue tan fácil como ahora gracias a este recurso. Pruébalo y comprobarás la diferencia en seguida. 

5) Formación en finanzas: por último, pero para nada menos importante, podremos encontrar una gran cantidad de recursos educativos que ayudan a fortalecer nuestros conocimientos financieros sin gastar dinero. Muchas plataformas de trading suelen ofrecer estas herramientas sin costo, así como foros y sitios especializados también lo hacen. 

Entre las variables que más podemos aprovechar, se encuentran los ebooks y papers, los tutoriales en plataformas de streaming, los seminarios y conferencias grabadas e incluso cursos gratuitos diseñados para hacer a nuestro ritmo. Así, puedes coger tu móvil y estudiar en cualquier momento y lugar. La inversión en conocimiento es la que mejores rendimientos otorga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí