El exoftalmos, asimismo conocido por proptosis ocular o bien ojos saltones, es una condición médica en que uno o bien los dos ojos de una persona sobresalen más de lo normal, pudiendo ser ocasionado por un proceso inflamatorio o bien algún inconveniente que produzca el estrechamiento de la cavidad orbitaria.

Son múltiples las causas que pueden estar en el origen de este inconveniente, como enfermedad en la tiroides, infecciones en la cavidad orbitaria, entre otros muchos. El tratamiento depende del origen del exoftalmos, y se puede efectuar con antibióticos, antinflamatorios, cirugía y, en el caso de tratarse de un tumor, radioterapia o bien quimioterapia.

El exoftalmos puede ser unilateral, cuando el globo ocular sobresale solo de un lado, o bien a dos bandas, cuando los dos ojos se hallan protruidos.

Cuáles son las causas

Las causas más frecuentes que producen el exoftalmos incluyen:

1. Enfermedad de Graves

Una de las primordiales causas del exoftalmos es la enfermedad de Graves. Está es una enfermedad autoinmune, en la que los anticuerpos del organismo atacan la tiroides, ocasionando hipertiroidismo y produciendo múltiples síntomas, incluyendo la inflamación orbital. Conozca más sobre la enfermedad de Graves.

De qué forma tratar

El tratamiento para el exoftalmos ocasionado por la enfermedad de Graves consiste en tratar la propia enfermedad con corticosteroides, en general por vía oral. Además de esto, asimismo se pueden usar lubrificantes, geles y/o pomadas oculares y cirugías como la descompresión orbitaria.

dos. Celulitis orbitaria

La celulitis en el ojo es ocasionada por una infección por bacterias que colonizan la piel tras una lesión o bien que se extienden desde una infección próxima, como una sinusitis, conjuntivitis o bien un absceso bucal, por poner un ejemplo, ocasionando síntomas como dolor, hinchazón, complejidad para desplazar el ojo o bien exoftalmos. Conozca más sobre la celulitis en el ojo.

De qué manera tratar

El tratamiento consiste en la administración de antibióticos y, en situaciones más graves, puede ser preciso recurrir a un drenaje quirúrgico del absceso orbitario.

tres. Tumores

Los tumores de la órbita ocasionan exoftalmos progresivo y también indoloro, siendo los más habituales el hemangioma, linfangioma, neurofibroma, quiste dermoide, carcinoma adenoide quístico, glioma del nervio óptico, meningioma del nervio óptico y tumor mixto benigno de la glándula lagrimal.

De qué manera tratar

Si se hace un diagnóstico oportuno por punción con aguja fina, seguido de una radioterapia urgente, es posible que exista alguna posibilidad de conservar la visión, mas cada tumor tiene una forma de tratamiento muy particular, en dependencia de las peculiaridades de cada caso.

cuatro. Fístulas carótido-cavernosas

Las fístulas carótido-cavernosas son comunicaciones anormales entre el sistema arterial carotídeo y el seno cavernoso, que se caracteriza por un flujo de sangre arterial de un sistema de alta presión de la arteria carótida interna o bien externa, al sistema venoso de baja presión del seno cavernoso. Estas fístulas, al drenar mediante la órbita pueden ocasionar exoftalmos, visión doble o bien glaucoma.

De qué manera tratar

El tratamiento consiste en una embolización intravascular.

cinco. Hipertiroidismo

El hipertiroidismo puede ocasionar una condición llamada oftalmopatía tiroidea, que es una enfermedad autoinmune en la que el organismo produce anticuerpos que afectan los músculos del ojo y la grasa orbitaria, provocando síntomas como lagrimeo, enrojecimiento y también hinchazón de los ojos y exoftalmos.

De qué manera tratar

El tratamiento consiste en el empleo de corticosteroides y/o inmunodepresores indicados por el médico. Sin embargo, si dichos fármacos no ejercitan el efecto aguardado, el médico asimismo puede aconsejar la realización de radioterapia o bien cirugía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here