La escarola es un vegetal con perfectas cantidades de vitamina liposolubre A, vitamina C y ácido cafeico, nutrientes con propiedades antioxidantes que combaten los radicales libres en el organismo, ayudando a prevenir enfermedades, como hipertensión, diabetes y derrame cerebral.

Aparte de eso, la escarola asimismo tiene buenas cantidades de inulina, un género de fibra que aumenta el volumen de las heces, facilitando el tránsito intestinal, ayudando a combatir el estreñimiento. Conozca otros comestibles fuente de inulina.

La escarola es una verdura de la familia de la achicoria, tiene hojas verdes oscuras, una textura firme y un sabor un tanto amargo. Este vegetal se puede localizar en los supermercados y puede ser consumida cruda, en ensaladas y jugos o se puede cocinar sofrita o en la pizza.

Por contener inmejorables cantidades de antioxidantes, fibras, aparte de vitamina C, A y K, la escarola tiene los próximos beneficios para la salud:

1. Ayuda a supervisar la presión arterial

La escarola tiene buenas cantidades de potasio, un mineral que facilita la supresión del exceso de sodio en el organismo por la orina, ayudando a supervisar la presión alta. Conozca más comestibles ricos en potasio.

Aparte de eso, la escarola asimismo es fuente de vitamina C, vitamina liposoluble de tipo A y ácido cafeico, nutrientes con propiedades antioxidantes que resguardan las arterias y mejoran la circulación en la sangre.

dos. Facilitar el perder peso

Por contener perfectas cantidades de fibras, la escarola ayuda a formar un género de gel en el estómago, incrementando el tiempo de digestión de los comestibles, extendiendo la saciedad y  facilitando el perder peso.

La escarola asimismo tiene bajo índice glucémico, siendo una buenísima opción para incluir en los regímenes low carb, una dieta donde reduce la ingesta de hidratos de carbono y aumenta el consumo de proteínas, fomentando el perder peso. Sepa más sobre la dieta low carb.

tres. Prevenir la osteoporosis

La escarola es rica en vitamina liposoluble de tipo K, una vitamina esencial que ayuda a fijar el calcio en los huesos, previniendo la osteoporosis.

También, por contener calcio, la escarola asimismo ayuda a sostener los huesos saludables previniendo situaciones, como las fracturas.

cuatro. Supervisar la diabetes

Las fibras presentes en la escarola reducen la velocidad de absorción del azúcar de los comestibles, fomentando equilibrio de los niveles de glucosa en sangre, eludiendo la resistencia a la insulina y controlando la diabetes.

cinco. Robustecer el sistema inmunológico

La escarola tiene buenas cantidades de ácido cafeico y flavonoides, compuestos bioactivos con acción antioxidante y antiinflamatoria que robustecen las células del sistema inmunológico, ayudando a combatir virus, bacterias y hongos, previniendo situaciones, como gripe, sinusitis y alergias.

seis. Diminuir triglicéridos y colesterol

Por tener buenas cantidades de fibras, la escarola reduce la absorción de grasas de los comestibles, reduciendo los niveles de colesterol “malo“, o LDL, y los triglicéridos en la sangre, ayudando en la prevención de enfermedades, como insuficiencia cardiaca, aterosclerosis y derrame cerebrovascular.

siete. Prevenir las arrugas y la flaccidez

La escarola contiene vitamina liposoluble de tipo A, flavonoides y ácido cafeico, compuestos con propiedades antioxidantes que combaten los radicales libres, que son los primordiales responsables por los daños de la piel, eludiendo el surgimiento de arrugas y flaccidez.

Aparte de eso, esta verdura asimismo contiene vitamina C, una vitamina que participa en la capacitación de colágeno, fomentando la elasticidad y la solidez de la piel. Vea otros consejos para tener una piel joven.

ocho. Sostener el intestino saludable

La escarola contiene buenísimas cantidades de inulina, una fibra prebiótica que sirve de comestible para las bacterias ventajosas del intestino, ayudando a compensar la vegetación intestinal, previniendo el surgimiento de diarreas, infecciones intestinales y síndrome de intestino irritable, por poner un ejemplo.

Por contener buenas cantidades de fibras solubles, la escarola asimismo aumenta el volumen del bolo fecal, facilitando el tránsito intestinal, luchando el estreñimiento.

nueve. Progresar el humor

La escarola ayuda a prosperar el humor por el hecho de que contiene buenas cantidades de inulina, un prebiótico que robustece las bacterias beneficiosas del intestino, ayudando a generar la serotonina, un neurotransmisor responsable por la regulación del sueño, hambre y humor.

Diferencia entre escarola y achicoria

Pese a ser una hortaliza de exactamente la misma familia y tener un sabor muy similar con la escarola, la achicoria tiene hojas más cortas y completamente onduladas.

En cambio, la escarola tiene hojas más largas que se semejan a la lechuga, pudiendo tener las puntas de las hojas planas u onduladas.

Información nutricional de la escarola

La próxima tabla muestra la información nutricional de cien g de escarola cruda y cocida:

Componentes

Escarola cruda (cien g)

Escarola cocida (cien g)

Energía

quince Kcal

dieciocho Kcal

Proteína

uno con uno g

uno con uno g

Hidratos de carbono

dos,9 g

tres,5 g

Fibras

dos,2 g

tres,5 g

Gordura

cero,1 g

cero g

Betacarotenos

mil ciento treinta mcg

Vitamina liposolubre A

noventa y cuatro mcg

ciento cuarenta y tres mcg

Vitamina C

seis,5 mg

dos,7 mg

Vitamina liposoluble K

doscientos doce mcg

Potasio

cuatrocientos veinticinco mg

doscientos setenta y tres mg

Es esencial mentar, que para conseguir las ventajas de la escarola, ha de ser consumida al lado de una dieta equilibrada y saludable, aparte de hacer actividad física de forma regular.

De qué forma consumir

La escarola puede ser consumida cruda en ensaladas y jugos, o cocinada en preparaciones, como tartas, sopas, pizzas, omeletes y sofritos.

Recetas sabrosas con escarola

Ahora se señalan ciertas recetas simples y sabrosas con escarola:

1. Escarola sofrita

Modo de preparación:

Lavar bien las hojas de la escarola y dejar escurrir. Unir de cuatro a cinco hojas, una sobre la otra en una tabla de recortar. Enrollar las hojas y cortarlas en tiritas finas de 1 cm y reservar. Picar el ajo y reservar.

Calentar una sartén a fuego medio, sumando el aceite y el ajo picado, dorando por dos minutos. Entonces, añadir la escarola poco a poco y dorar, mezclando con una cuchase o espátula, por dos minutos más. Retirar la sartén del fuego y añadir la pimienta y sal a gusto, mezclando bien. Para finalizar servir.

dos. Pizza de escarola

Ingredientes:

  • 1 porción de masa de pizza casera integral;

  • 1/2 taza de jugo de tomate casero;

  • 1 hilo de aceite;

  • dos tazas de escarola sofrita;

  • Ralladura de 1 limón;

  • Queso parmesano a gusto;

  • Pimienta a gusto.

Modo de preparación:

Escurrir bien la escarola sofrita. Precalentar el horno a doscientos cincuenta °C. Poner la masa de pizza en una fuente. Extender con una cuchase sobre la masa el jugo de tomate y cubrir con la escarola. Sumar la pimienta y un hilo de aceite sobre la pizza, llevándola al horno a lo largo de quince minutos o hasta el momento en que la masa quede dorada. Retirar la pizza del horno y polvorear con la ralladura de limón y el queso parmesano y servir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí