Para ir en moto necesitamos una serie de equipamiento que nos permite viajar con total seguridad, pues no hay que olvidar que si nos caemos el chasis somos nosotros y aunque vayamos a baja velocidad el rozamiento con el asfalto nos puede hacer mucho daño.

En asaco.es podemos adquirir este material, del cual vamos a hacer un breve resumen para tener presente qué es lo mínimo que debemos llevar al conducir una moto.

El casco es donde debemos gastar más dinero

El casco es obligatorio y el primer accesorio que hemos de adquirir cuando empezamos con la moto. Es donde más dinero hay que gastar, para comprarlo homologado y hay que tener presente tanto la talla como el tipo de cierre.

Igual de importante es su calidad como que no nos baile al usarlo, pues si nos queda muy holgado es posible que salga disparado cuando tenga que hacer su función.

No hay que salir en moto sin guantes

Los guantes no son obligatorios, pero sí imprescindibles para usar una moto que no sea un ciclomotor.

Nos ayudan a agarrar mejor el manillar, los puños y las manetas, pero lo que nos interesa es que nos protejan las manos de golpes y rozaduras.

Tienen varios refuerzos para que las manos sufran lo menos posible en caso de caída. A nadie le gusta pensar en accidentes y caídas, pero hemos de saber que este equipamiento está pensado para reducir daños cuando esto ocurra.

Durante el verano llevar unos guantes normales puede ser un suplicio, así que ya tenemos guantes de cuero perforado, con los cuales se pueden llevar las manos más frescas y sin que nos queden como cuando pasamos mucho tiempo en el agua.

Debemos tener una chaqueta

Una chaqueta es otro de los accesorios que hay que comprar, con la misma finalidad que los guantes que es protegernos la parte superior del cuerpo.

Ahora mismo ya no hay excusas para no llevarla puesta cuando suben las temperaturas, ya que en el mercado encontramos chaquetas de verano, más ligeras que las de invierno y que aportan menos calor.

Estas chaquetas suelen llevar protecciones extraíbles en las zonas más sensibles, de forma que una vez que se las quitamos pasan por una chaqueta de calle que podemos lucir en nuestro día a día.

Protegemos las piernas con unos buenos pantalones

La parte inferior del tronco la protegemos con unos pantalones especiales para moto, de los cuales hay una infinidad de modelos.

Tenemos los pantalones clásicos, de materiales como el cuero que son casi imposibles de llevar cuando hace calor, y pantalones de nueva factura mucho más ligeros, estéticos y transpirables.

De hecho, ahora mismo podemos comprar unos pantalones vaqueros que son iguales que los que llevamos a diario, pero con un material un poco más resistente y costuras reforzadas. Suelen llevar protecciones muy discretas en zonas más sensibles, como son las rodillas o la cadera, para resguardarnos en caso de caída.

Gracias a estos pantalones vamos a poder ir protegidos en las épocas de más calor y cuando tengamos que ir a sitios en los que no podemos acudir “vestidos de motero”, como por ejemplo al trabajo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here