El entrenamiento en el deporte no es algo nuevo. En verdad, a día de hoy muchos son los clubes deportivos y centros de alto desempeño que cuentan con este servicio para sus atletas. Mas la verdad es que estas disciplinas ha sufrido una esencial evolución en los últimos tiempos, ganando estrellato nuevas modalidades acorde con los nuevos gustos de las generaciones más jóvenes.

De entre todas y cada una resaltan los eSports, que se han transformado en un auténtico fenómeno de masas, con audiencias pujantes que hoy se mueven en torno a los quinientos millones de espectadores al año, mas que se espera que lleguen a cerca de seiscientos en dos ó tres años. Con tal nivel de seguimiento se han transformado en un objeto de deSeo para muchas marcas y se están efectuando poderosas inversiones en equipos patrocinados que participan, a su vez, en grandes torneos esponsorizados por empresas de primer nivel. Frecuentemente, se trata de jugadores jóvenes que se encaran, por vez primera, a desafíos de tal extensión y deben hacer en frente de una enorme presión mediática.

Enfrentarse a competiciones de gran nivel jugándose “el todo por el todo” tras meses de adiestramiento y con su carrera en desequilibrio no es nada fácil para ningún atleta. Tampoco para los profesionales de los eSports. En especial cuando charlamos de ciertas citas más esenciales: los nombres propios del planeta de los deportes electrónicos, los torneos mundiales de los títulos más seguidos, como el “PGL Major” de Counter-Strike, uno de los compromisos de mayor extensión, con audiencias millonarias (con prácticamente tres millones de espectadores en la edición del año pasado) y apasionados efectuando sus pronósticos en los portales especializados de apuestas a que cubren estos acontecimientos de CS:GO.

La tarea de un Entrenador

Es por este motivo que el papel de un Entrenador puede ser de enorme utilidad para estos jóvenes contendientes de los deportes electrónicos. En determinada medida, la función del profesional no tiene porqué ser muy, muy diferente de las de los deportes tradicionales, como el futbol o el baloncesto. Hay que trabajar con estos atletas aspectos como la administración de las emociones, elementos de la atención y la concentración, aspectos novedosos como el “flow”, regular la motivación a fin de que sea una aliada a corto, medio y largo plazo, saber enfrentarse a la presión en ciertos instantes, identificar ciertos inconvenientes de ansiedad o del estado anímico, etc…

Por otro lado, hay que tomar en consideración que, en la mayor parte de ocasiones, charlamos de equipos, mas que están compuestos por seres individuales con sus peculiaridades y personalidades. Estudiar y entender a cada uno de ellos de los sujetos, asistir a compensar sus puntos enclenques y fortalecer sus puntos fuertes es esencial, como cooperar en su encaje en el equipo y promover ese espíritu grupal. La administración del liderazgo asimismo es una variable a tomar en consideración en este conjunto de puntos a trabajar.

Estos son solo ciertos ejemplos del trabajo que puede acarrear ser Entrenador en el planeta de los eSports. Por ende, la demanda de profesionales cualificados va en incremento. En verdad, ciertas empresas llevan tiempo invirtiendo en ello, viendo el enorme potencial de servicio que pueden llegar a dar.  Una de las vanguardistas en estos lares, que trabaja con esenciales atletas de este campo ya hizo una notable apuesta a este respecto hace cinco años y prosigue recogiendo los frutos, pasado este tiempo.

Considerablemente más salidas profesionales

Y es que el planeta de los eSports, en plena eclosión, está demandando muchos profesionales para las necesidades que implica la competición. No se trata solamente del entrenamiento, sino más bien asimismo de sicólogos deportivos, fisioterapeutas, médicos y dietistas y otros tantos que trabajan de forma directa con los atletas digitales. Por otro lado, asimismo se ha abierto la puerta a representantes, Comunity Mánagers (que llevan sus redes sociales, vitales en estos tiempos), especialistas en marketing digital, aconsejes legales y financieros, etc.. Eso sin contar los que vuelven posibles las competiciones, como desarrolladores, especialistas en cyber seguridad, organizadores, patrocinadores, entre considerablemente más ejemplos.

Por este motivo, el cosmos de los deportes electrónicos se ha transformado en una enorme ocasión laboral, no solo por la demanda de puestos, sino más bien asimismo por la gran proyección que se espera para este ámbito en el futuro próximo. Es un nicho en el que pueden entrar los Coaches, mas asimismo otros tantos especialistas en otras áreas que deseen tener un puesto con un techo alto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here