El último año y medio ha supuesto, como ya se ha repetido en infinidad de ocasiones, un punto de inflexión para el paradigma laboral dominante hasta febrero de dos mil veinte. Un incremento del desempleo, sobre todo en los primeros meses, que abocó a miles de personas a buscar una nueva solución para trabajar.

Circunstancias que prueban, negro sobre blanco, los datos puesto que entre marzo de dos mil veinte y marzo de dos mil veintiuno se destrozaron seiscientos puestos en el campo privado conforme la Encuesta de Población Activa (EPA).

Un inconveniente acentuado en un mercado muy variable y que no muestra excesiva confianza en el talento de más de cuarenta años. En este sentido, los servicios de recolocación son esenciales para asistir a los empleados a navegar por las nuevas fórmulas de busca de empleo.

No obstante, tal como asevera Thierry Campet, co-creador de CodeFQ, “hoy en día, recolocar en puestos afines a todos y cada uno de los futuros desempleados cada vez es más y más complejo”.

Advertencia, desplázate para seguir leyendo

En esa línea semeja que el camino del emprendimiento coge más fuerza como opción alternativa y cada vez son más los trabajadores que optan por este sistema. Conforme el INE, el número de nuevas sociedades mercantiles medró un tres con uno por ciento con ocho mil setecientos ochenta y seis nuevas empresas, la cantidad más alta en los últimos un par de años.

Emprender es un camino interesante mas que ha de ser recorrido de forma reflexiva, estudiada y con una estrategia clara y definida. Acá es donde aparece el outplacement. Esta tendencia es un servicio de apoyo y asesoramiento dirigido a trabajadores que han sido despedidos de una organización y se hallan frente a la busca de un nuevo empleo.

La opción alternativa del outplacement cara un modelo de franquicia

De esta forma, soluciones como CodeFQ se transforman en una alternativa bien interesante para hacer este propósito de la mejor forma. CodeFQ es un programa de desarrollo de talento con una meta muy definido: lanzar tu negocio bajo un modelo de franquicia.

Por medio de una capacitación de 4 meses, el trabajador logra medrar en 2 dimensiones. Por una parte, la más técnica, con conocimientos jurídicos, financieros y logísticos. Por otro lado, logra acompañar y valorar el talento para asegurar que el camino en el que ese perfil debe desarrollarse es el adecuado.

“Este programa es para cualquiera que desee dar el salto y ser su jefe. codeFQ es más que un programa de formación que prepara a un aspirante para el trabajo por cuenta propia. La peculiaridad de CodeFQ es su foco en el planeta de las franquicias, que acostumbran a tener tasa de éxito 4 veces pero alto que ideas empresariales individuales”, asegura Campet.

CodeFQ tiene acceso a más de mil cuatrocientos redes de franquicias en España en diferentes ámbitos, beneficiándose del conocimiento estratégico, operativo y financiero de estas redes para ofrecer el mejor apoyo al aspirante.

El camino cara el emprendimiento siempre y en toda circunstancia ha de ser asesorado

Frente al eterno discute por las diferencias entre outplacement y emprendimiento, Thierry Campet apunta que “la recolocación acostumbra a asistir a los aspirantes con el proceso de busca de empleo, al paso que el espíritu empresarial se considera eminentemente como empezar algo por su cuenta y sin apoyo”.

Así, con su tarea, CodeFQ cierra esta brecha dando servicios técnicos integrales y asesoramiento especialista para acompañar a los aspirantes hasta la apertura de su negocio en franquicia.

La actual situación solicita cambios en las reglas establecidas hasta el instante, con lo que estimular el outplacement en las compañías es una enorme opción alternativa en situaciones extremas como la citada al comienzo.

El outplacement no solo favorece a los empleados, sino asimismo es clave para las compañías que ofrecen estos servicios. Al ofrecer estos servicios, las compañías van a poder dejar una impresión positiva en la psique de los empleados y atraer mejor a nuevo talento en el futuro. Con estos servicios de recolocación, las compañías pasan a ser ‘employee-centric’”, incide y concluye Thierry Campet.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here