El ecommerce se ha afianzado en España a lo largo del último quinquenio como el modelo de negocio por antonomasia en este país. Así, ha logrado así sostener las cantidades en alza hasta el primer trimestre del dos mil veintidos, con un incremento de la facturación de un veinticinco con tres por ciento interanual, conforme los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), alcanzando los más de quince y seiscientos millones de euros.

La línea ascendiente que marcaba el inicio del año vigente y el modelo digital de transición del comercio on line cara un ecosistema phydigital se ha visto mermado por un escenario económico inestable debido a la inseguridad de los usuarios y a la inflación. Una temporada de rebajas de verano y, en la actualidad, periodos de compras de temporada alta como Black Friday y las Navidades, que han sido el foco de los usuarios, reticentes a hacer grandes compras.

El último pico del año de temporada alta en el comercio, marcada con la llegada del Black Friday, ha lanzado datos que indican un decrecimiento respecto al pasado dos mil veintiuno. Según las cifras de la última encuesta efectuada por la plataforma experta en soluciones logísticas Packlink, el número de usuarios españoles a lo largo de la semana del Black Friday ha disminuido un cuatro con cincuenta y ocho por ciento respecto al pasado año.

“A priori semeja que el escenario social y económico no nos lleva a unas cantidades halagadoras para el e-commerce. No obstante, el ámbito se ha sabido sostener y, sobre todo, amoldarse a estos tiempos, logrando cada reto que se le ha propuesto: desde batallar contra la inflación, hasta solucionar la preocupación económica de los usuarios, proporcionándoles las herramientas precisas para facilitarles cada una de sus compras”, apunta Noelia Lázaro, directiva de Marketing de Packlink.

Black Friday, una tendencia dispar en los mercados europeos

La reacción de los usuarios europeos en este periodo de compras pre navideño es muy dispar. El mercado alemán, asimismo despunta a la baja, logrando un nueve con tres por ciento menos, lo que lo transforma en el primordial mercado afectado. Por otra parte, Francia e Italia se han mantenido en alza en número de usuarios, incrementando el número de usuarios un cinco con setenta y seis por ciento desde dos mil veintiuno e Italia con un incremento de nueve con seis por ciento .

Advertencia, desplázate para proseguir leyendo

Por otra parte, en lo que se refiere a los envíos, España ha conseguido un dieciseis por ciento menos de envíos respecto a dos mil veintiuno. Al paso que en Alemania el número de envíos a lo largo del Black Friday se sostiene igual que el año pasado, Francia e Italia asimismo aumentan sus envíos, consiguiendo un desarrollo de un diez con cinco por ciento y diez con ocho por ciento .

Además, como reflejaron los resultados del informe “Tendencias de adquiere en temporada alta”, elaborado por Packlink y la asesora económica Retails Economics, a lo largo de este Black Friday, las categorías que han despuntado este año como las más vendidas en España han sido la ropa y calzado (veintinueve con cinco por ciento ) y la electrónica (dieciocho con ocho por ciento ). Unas cantidades que se igualan a las del pasado dos mil veintiuno por ámbito donde la ropa y el calzado lograron compras de hasta el treinta con uno por ciento y la electrónica del diecisiete con ocho por ciento .

“El descenso en el consumo entre los europeos es menor de lo que presagiaban la mayor parte de previsiones, lo que es una buena nueva. La clave ha sido saber amoldarse a las necesidades de los usuarios y apostar por un modelo de consumo más responsable y flexible que favorece tanto a pequeños y medianos comercios como a sus clientes”, apostilla Noelia Lázaro, directiva de Marketing de Packlink.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí