Si bien la cartera de créditos al campo industrial es la más copiosa de todas y cada una de las destinadas a actividades productivas, ha logrado rebajar en un ochenta y nueve por ciento su volumen solo a lo largo del primer semestre de dos mil veintiuno, lo que supone más de dos.780 millones de euros.

El campo industrial ha logrado rebajar su saldo de créditos vivos en más de dos.780 millones de euros a lo largo de los 6 primeros meses del año. De esta forma se desprende de los datos que recoge el informe “Evolución del crédito a empresas en España 2021”, elaborado conforme con los datos aportados por el Banco de España y publicados por AIS Group, asesora experta en la aplicación de Inteligencia Artificial y Business Intelligence a la administración del peligro de crédito.

Esta reducción del volumen del crédito a la industria supone un ochenta y nueve por ciento de la cartera global destinada a actividades productivas que, conforme el informe, está cuantificada en más de tres.100 millones de euros.

Sin embargo, la cartera de créditos a la industria prosigue siendo la más copiosa que se destina a actividades productivas, y se cifra en ciento ocho mil millones de euros. En conjunto, esto supone prácticamente un quinto de todos y cada uno de los créditos vivos que se destinan al tejido empresarial.

Advertencia, desplázate para proseguir leyendo

Estos datos hacen manifiesto que la emergencia económica de las compañías del campo se redujo a lo largo del primer semestre de dos mil veintiuno tras el desarrollo en tasas del seis por ciento y siete por ciento a lo largo del año dos mil veinte a consecuencia del impacto del coronavirus y las urgencias que debieron atender. Tras estas necesidades, dos mil veintiuno empezó con una vuelta a la ruta bajista.

Mejorando la administración de créditos

Los datos del informe de AIS Group apuntan que, a lo largo de los 6 primeros meses del pasado año, el stock de créditos a compañías del campo industrial descendió un dos,5 por ciento con respecto al mes de diciembre de dos mil veinte.

A pesar de esta reducción en el volumen de créditos, la tasa de morosidad se ha mantenido estable desde la llegada de la pandemia, y prosigue en un cuatro con ocho por ciento , lo que supone apenas dos décimas bajo la media global del crédito concedido a empresas.

Otro de los descensos que se han experimentado en dos mil veintiuno en el de créditos inciertos, esto es, aquellos en los que perciben señales de que el acreditado no va a poder devolverlo, o han pasado más de noventa días sin que el prestatario pague el primordial o bien los intereses. El informe apunta que estos créditos asimismo han descendido en el primer semestre de dos mil veintiuno hasta situarse bajo los cinco mil ciento cincuenta millones de euros, o sea, unos ciento cuarenta y seis millones de euros menos, esto es, una reducción del tres por ciento , respecto a fines de dos mil veinte.

Sin embargo, este descenso de créditos inciertos es todavía mayor si se toma como referencia el periodo de junio de dos mil veinte a junio de dos mil veintiuno, que muestra una contracción de trescientos siete millones de euros en estos créditos. Esto pone de manifiesto la tendencia bajista de las compañías industriales que están reduciendo estos créditos desde dos mil catorce, cuando alcanzaron su máximo nivel con quince y doscientos millones de euros.

Ante estas cantidades, desde AIS Group apuntan que, frente a la preocupación de bancos y financieras por supervisar el peligro de crédito y no aumente la morosidad, cada vez medra el empleo de tecnología para optimar la concesión de préstamos, su seguimiento y la restauración. De esta forma lo resalta José Manuel Aguirre, directivo de relaciones institucionales de AIS, para quien, “cada vez es más usual el empleo de técnicas como machine learning para desarrollar modelos de evaluación de peticiones de préstamo, así sea para operaciones con particulares, autónomos o bien empresas”.

También, cada vez vemos mayores aplicaciones de la tecnología en sistemas de seguimiento y herramientas para la restauración de impagados. Las posibilidades de predicción que deja la Inteligencia Artificial ha transforman poco a poco más en una enorme baza para efectuar análisis que optimen la toma de resoluciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí