El dolor vaginal y vulvar, asimismo llamado vulvodinia, puede tener múltiples causas, como infecciones urinarias, vaginismo, reacciones alérgicas e inclusive cáncer de vulva, pudiendo haber otros síntomas como dolor o ardor al mear, enrojecimiento en la zona íntima, hinchazón en la vagina, ardor en la vagina, sangrados fuera del periodo menstrual, por poner un ejemplo.

Se debe observar si, aparte de dolor vaginal o vulvar, hay la presencia de nódulos o verrugas en la vulva, que requieran de evaluación por la parte del ginecólogo y la realización de exámenes diagnósticos para identificar la causa en empezar el tratamiento conveniente.

En el embarazo, el dolor en la vagina es común y no representa ningún peligro para la madre o para el bebé. Por norma general brota desde el tercer trimestre, que es cuando el bebé, que ya está prácticamente formado, empieza a hacer presión en los órganos de la madre, primordialmente en el útero, ocasionando dolor.

Las primordiales causas de dolor en la vagina son:

1. Uso de ropas apretadas

El uso de ropa apretada por norma general es la primordial causa de dolor vaginal, dado a que la ropa apretada y de tejido sintético impiden que pase el aire cara la zona íntima de la mujer, incrementando la temperatura y la humedad en la zona, lo que favorece la proliferación de hongos y bacterias. La consecuencia de emplear ropas apretadas es apreciado por la mujer cuando presenta los primeros síntomas de una infección urinaria o vaginal, que son dolor y ardor al mear.

Qué hacer: se debe asistir al ginecólogo a fin de que se determine la causa y establezca el tratamiento. Se recomienda usar ropa más ligera, bien ventilada y que no sea de tejido sintético, aparte de decantarse por lencería de algodón. Dormir sin lencería es buena opción alternativa, puesto que evita que la zona pase tanto tiempo sofocada.

dos. Embarazo

El dolor en la vagina a lo largo del embarazo es normal y no supone un peligro para la madre ni para el bebé. Esto es usual que ocurra desde el tercer trimestre de gestación, que es cuando el bebé, que está prácticamente formado, empieza a presionar el órganos de la madre, en especial en el útero, ocasionando dolor.

Qué hacer: como es un cambio normal, no está indicado efectuar ningún género de tratamiento, no obstante si el dolor es persistente y se acompaña de otros síntomas, es esencial que se consulte al obstetra para efectuar una valoración general.

tres. Infecciones urinarias

Las mujeres tienen mayor probabilidad de tener más de una infección urinaria a lo largo de la vida. Esto es por el hecho de que la uretra femenina es corta y la distancia entre la vagina y el ano es pequeña, lo que favorece la migración y proliferación de hongos y bacterias. Las infecciones urinarias normalmente ocurren cuando no hay buena higiene de la zona íntima o con el uso de ropas apretadas que hacen que la temperatura en la zona aumente.

La mujer con infección urinaria por norma general tiene muchas ganas de ir al baño, mas no consigue suprimir suprimir mucha orina, aparte de que puede sentir dolor, ardor o comezón en la vagina. Vea cuáles son los síntomas de infección urinaria.

Qué hacer: Al apreciar los primeros síntomas de la infección urinaria, se debe asistir al urólogo o ginecólogo a fin de que se pueda identificar el agente causal de la infección e empezar el tratamiento. Aparte de esto, es esencial sostener una buena higiene de la zona íntima. El tratamiento normalmente se efectúa con antibióticos como la amoxicilina o el ciprofloxacino, por servirnos de un ejemplo.

Vea en el próximo vídeo ciertas formas de calmar los síntomas de infección urinaria:

cuatro. Reacciones alérgicas

Ciertas mujeres tienen mayor sensibilidad a ciertos productos como jabón, al suavizante usado para lavar la lencería, a las toallas higiénicas, papel del váter o algún género de preservativo. Las reacciones alérgicas pueden apreciarse desde la hinchazón, enrojecimiento, picazón, dolor o ardor en la vagina. Conozca asimismo otras causas de ardor en la vagina.

Qué hacer: Es esencial identificar qué puede estar ocasionando la alergia, debiendo evitarse el uso de ese producto. El ginecólogo va a poder apuntar el uso de algún fármaco como pomadas antiinflamatorias que han de ser empleadas en la zona.

cinco. Infecciones de transmisión sexual

Las infecciones de transmisión sexual (ITS), son enfermedades ocasionadas por microorganismos que se transmiten a través del contacto íntimo sin protección y cuando se tiene más de una pareja a lo largo de exactamente el mismo período. Las ITS se manifiestan a través de enrojecimiento, pequeñas heridas, nódulos o verrugas en la zona íntima, ardor al mear, secreción vaginal y dolor en la vagina.

Conozca cuáles son los primordiales síntomas de las ITS en las mujeres.

Qué hacer: En la presencia de síntomas que sean indicativos de ITS, se debe asistir al ginecólogo a fin de que se confirme el diagnóstico, por medio de la evaluación de los síntomas o observación de los órganos genitales, a fin de que sea comenzado el tratamiento más conveniente. En general el tratamiento se efectúa con el uso de antibióticos, antifúngicos o antivirales que van a depender del microorganismo causante de la enfermedad.

Pese a que ciertas ITS se curan con el tratamiento, es esencial usar condón a lo largo de las relaciones íntimas y eludir el contacto íntimo con más de un compañero.

seis. Presencia de quistes

Ciertos quistes pueden trastocar la antomía de la vagina y ocasionar dolor como un quiste en el ovario, que es una bolsa llena de líquido que se forma dentro o alrededor del ovario. Aparte del quiste en ovario, ciertos quistes que brotan en la vagina asimismo pueden ocasionar dolor como el quiste de bartolino y quiste de Skene, que son quistes que se forman en las glándulas que están localizadas en la vagina.

Vea más sobre el quiste de bartolino y quiste de Skene.

Qué hacer: Cuando se aprecia sangrado vaginal fuera del periodo menstrual, dolor a lo largo del contacto íntimo, complejidad para quedar encinta, retraso de la regla o dolor en la vagina se debe asistir al ginecólogo, debido a que puede tratarse de un quiste.

El tratamiento indicado por el médico cambia conforme al tamaño del quiste, pudiendo ser recomendado desde el uso de pastillas anticonceptivas hasta una cirugía para extraer el quiste. Vea más sobre el tratamiento de los quistes en los ovarios.

siete. Sequedad vaginal

La resequedad vaginal ocurre generalmente por la minoración de la producción de estrógeno, la que es una hormona femenina, siendo más frecuente que ocurre en la menopausia o como un efecto secundario de determinados métodos anticonceptivos. Cuando hay poca producción de moco, la mujer puede sentir dolor en la vagina a lo largo de las relaciones íntimas.

Qué hacer: Para reducir la incomodidad ocasionada por la sequedad vaginal, se pueden emplear lubrificantes para facilitar la relación íntima, emplear hidratantes vaginales o aun efectuar tratamientos de reposición hormonal bajo orientación médica o mudar de procedimiento anticonceptivo si este fuera el caso.

Vea ciertos antídotos caseros para tratar la sequedad vaginal.

ocho. Vaginismo

El vaginismo es una disfunción que causa que la musculatura vaginal se contraiga a lo largo de las relaciones íntimas siendo imposible la penetración, pudiendo ocasionar dolor vaginal. El vaginismo es una enfermedad extraña y de poco conocimiento público que puede ser ocasionada por factores físicos debido a enfermedades genitales o sicológicos que pueden desarrollarse por haber sufrido de abuso sexual, por un parto traumático o por la realización de alguna cirugía, por poner un ejemplo.

Qué hacer: Para saber si verdaderamente tiene vaginismo, la mujer debe asistir al ginecólogo para buscar orientación, debido a que hay un tratamiento que puede ser efectuado con fármacos y terapia para asistir a prosperar el contacto íntimo. Conozca más informaciones sobre el vaginismo.

nueve. Cáncer de vulva

El cáncer de vulva es más usual en mujeres entre los sesenta y cinco y setenta y cinco años de edad con factores de peligro como tabaquismo, tratamiento con inmunosupresores, cáncer de cuello uterino e infección por VPH, por poner un ejemplo, generando síntomas como: comezón que no cede, inflamación e inclusive ulceración de la zona vulvar, sagrado y dolor o sensibilidad en la zona.

Qué hacer: en el caso de comezón que no cede en una mujer de la tercera edad o frente a la presencia de ciertos síntomas precedentes, se debe asistir con el ginecólogo para realice una exploración clínica y, de ser preciso, una biopsia para confirmar el diagnóstico e señalar el tratamiento, el que acostumbra a ser con cirugía.

En qué momento debe asistir al médico

Es esencial asistir al ginecólogo cuando el dolor en la vagina sea recurrente y cuando presente ciertos síntomas a continuación:

  • Dolor o ardor al orinar;
  • Vagina hinchada;
  • Enrojecimiento;
  • Comezón;
  • Aparición de heridas, verrugas o un nódulo en la vagina;
  • Sangrado fuera del periodo menstrual.

Aparte de asistir al médico, es esencial sostener una buena higiene de la zona íntima y eludir el uso de ropa apretada y con tejidos que no dejen que la zona transpire.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí