El omega tres es un género de grasa buena que tiene una potente acción antiinflamatoria, por lo que puede emplearse para supervisar los niveles de colesterol y glucemia, aparte de prevenir enfermedades cardiovasculares y cerebrales, mejorando la memoria.

Existen 3 géneros de omega 3: el ácido docosahexaenoico (DHA), ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido alfa-linolénico (ALA), que pueden ser encontrados en especial en los peces del mar, como salmón, atún y sardina, y en las semillas como chía y linaza.

Además de esto, el omega tres asimismo puede ser consumido en suplementos en forma de cápsulas, que son vendidas en farmacias, droguerías y tiendas de alimentación.

Beneficios del omega tres para la salud

Por sus beneficios, el omega tres ha sido indicado como un nutriente esencial para una dieta saludable y balanceada. Los primordiales beneficios del omega tres son:

1. Reduce la inflamación

El omega tres tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ser útiles en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal o en la artritis reumatoide, por servirnos de un ejemplo, ya que reduce la producción de substancias inflamatorias como los eicosanoides y las citocinas.

Además de esto, la acción antiinflamatoria del omega tres ayuda a prevenir los daños celulares que pueden llevar al surgimiento del cáncer.

dos. Resguarda contra enfermedades cardiovasculares

El omega tres ayuda a reducir el colesterol malo y los triglicéridos, que son responsables de formar placas de grasa en las arterias, lo que fomenta un mejor funcionamiento de las arterias y ayuda a eludir un infarto, arritmias, insuficiencia cardiaca y derrame cerebral.

Además de esto, el omega tres ayuda a acrecentar el colesterol bueno, a supervisar la presión sanguínea y a reducir los daños celulares, sosteniendo los vasos sanguíneos saludables.

tres. Evita la capacitación de coágulos

El omega tres, en especial el DHA y EPA, tienen propiedades anticoagulantes que dismuyen la capacitación de coágulos sanguíneos, ya que impiden que las plaquetas de la sangre se reúnan, por lo que esta grasa puede asistir en la prevención de dificultades graves, como trombosis venosa profunda o embolia pulmonar, por poner un ejemplo.

cuatro. Ayuda a combatir la depresión

El omega tres resguarda a las células del cerebro, mejorando su actividad, llevando a un incremento de substancias responsables de las emociones, humor y bienestar como serotonina, dopamina y noradrenalina.

De este modo, el omega tres ayuda a prevenir, combatir y ayudar en el tratamiento de la depresión, reduciendo los síntomas depresivos, perturbaciones del sueño y la carencia de hambre sexual, que son síntomas comunes en las personas deprimidas.

cinco. Combate el asma

Debido a que el omega tres tiene acción antiinflamatoria, ayuda a combatir el asma, aparte de contribuir en el tratamiento de esta enfermedad, reduciendo el peligro de nuevas crisis.

El asma es una enfermedad inflamatoria que afecta los pulmones provocando tos, complejidad respiratoria y silbidos al respirar, y puede presentarse en pequeños y adultos.

seis. Previene enfermedades autoinmunes

Ciertos estudios muestran que el omega tres puede asistir a reducir el peligro de desarrollo de enfermedades autoinmunes, que es cuando el sistema inmunitario no reconoce las células saludables del cuerpo y las ataca, destruyéndolas, como en el caso de la diabetes tipo 1 o en la esclerosis múltiple, por servirnos de un ejemplo. Además de esto, esta grasa puede asistir en el tratamiento del lupus, artritis reumatoide, colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn y soriasis.

siete. Ayuda a supervisar la glucemia

Ciertos estudios prueban que el omega tres puede asistir a reducir los niveles de azúcar en la sangre por progresar la resistencia a la insulina, pudiendo ser un esencial aliado en el tratamiento de la diabetes tipo dos.

ocho. Mejora la función cerebral

El omega tres es un nutriente fundamental para las funciones cerebrales, ya que el el sesenta por ciento del cerebro está constituido por grasa, singularmente omega tres. Por este motivo, la deficiencia de esa grasa puede estar asociada a una menor capacidad de aprendizaje o memoria.

Acrecentar el consumo de omega tres puede asistir a resguardar las células cerebrales, garantizando el buen funcionamiento del cerebro, mejorando la memoria y el argumento.

nueve. Previene la enfermedad de Alzheimer

Ciertos estudios prueban que el consumo de omega tres puede reducir la pérdida de la memoria, la carencia de atención y la complejidad de argumento lógico, lo que puede reducir el peligro de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, por prosperar el funcionamiento de las neuronas cerebrales. No obstante, aún son precisos más estudios que verifiquen este beneficio.

diez. Mejora la calidad de la piel

El omega tres, en especial el DHA, es un componente de las células de la piel, responsable de la salud de la membrana celular, sosteniendo la piel suave, hidratada, flexible y sin arrugas.

El consumo de omega tres, como el DHA y EPA, ayuda a prosperar el aspecto de la piel, aumenta la hidratación, reduce el surgimiento de arrugas y de acne. Además de esto, el omega tres ayuda a resguardar la piel de los daños del sol que pueden ocasionar envejecimiento.

once. Controla el déficit de atención e hiperactividad

Muchos estudios prueban que la deficiencia de omega tres está asociada al trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en pequeños y que el incremento del consumo de omega tres, eminentemente de EPA, puede reducir los síntomas de ese trastorno, ayudando a progresar la atención, conclusión de labores y reducir la hiperactividad, impulsividad, agitación y agresividad.

El TDAH, singularmente en pequeños, es una perturbación del comportamiento caracterizado por la carencia de atención, hiperactividad e impulsividad.

doce. Mejora el desempeño muscular

Los suplementos con omega tres pueden asistir a reducir la inflamación muscular ocasionada por el ejercicio, acelerando la restauración de los músculos y reduciendo el dolor tras el ejercicio.

El omega tres asimismo ayuda a prosperar la predisposición y fortalecer el desempeño en los adiestramientos, aparte de ser esencial para facilitar el comienzo de las actividades físicas o para personas en tratamientos médicos, como fisioterapia o rehabilitación cardiaca.

Conozca más sobre las ventajas del omega tres en el próximo video:

Comestibles ricos em omega tres

La primordial fuente de omega tres en la dieta son los pescados de mar, como la sardina, atún, bacalao, cazón y salmón. Además de esto, este nutriente asimismo está presente en las semillas como chía y linaza, castañas, nueces y aceite de oliva. Conozca la lista completa de comestibles ricos en omega tres.

En las fuentes vegetales, el aceite de linaza es el comestible más rico en omega tres, siendo fundamental y empleado por personas que llevan una dieta vegetariana.

Beneficios del omega tres en el embarazo

Los suplementos de omega tres a lo largo del embarazo pueden ser recomendados por el obstetra, ya que previenen partos prematuros y mejoran el desarrollo neurológico del pequeño, y en los bebés prematuros estos suplementos mejoran la capacidad cognitiva, ya que se ha visto que la baja ingesta de esta grasa se asocia a un menor IQ del bebé.

Los suplementos con omega tres en la gestación tiene beneficios como:

  • Prevenir la depresión materna;
  • Reducir el peligro de preeclampsia;
  • Reducir los casos de parto prematuro;
  • Reducir el peligro de bajo peso en el bebé;
  • Reducir el peligro de desarrollo de autismo, TDAH o trastornos del aprendizaje;
  • Menor peligro de alergias y asma en los niños;
  • Mejor desarrollo neurocognitivo en los pequeños.

Los suplementos con omega tres asimismo pueden indicarse a lo largo de la lactancia para reemplazar las necesidades aumentadas de la madre y del hijo, esta ha de ser orientada por el obstetra y pediatra.

Cantidad diaria recomendada

La dosis diaria recomendada de omega tres cambia conforme con la edad:

  • Bebés de los cero a los doce meses: quinientos mg;
  • Pequeños de 1 a tres años: setecientos mg;
  • Pequeños de cuatro a ocho años: novecientos mg;
  • Pequeños de nueve a trece años: mil doscientos mg;
  • Pequeñas de nueve a trece años: mil mg;
  • Pequeños de catorce a dieciocho años: mil seiscientos mg;
  • Pequeñas de catorce a dieciocho años: mil cien mg;
  • Hombres adultos y ancianos: mil seiscientos mg;
  • Mujeres adultas y ancianas: mil cien mg;
  • Gestantes: mil cuatrocientos mg;
  • Mujeres que amamantan: mil trescientos mg.

Es esencial rememorar que la composición de los suplementos de omega tres en cápsulas cambia conforme con el fabricante, por lo que los suplementos pueden aconsejar de 1 a cuatro comprimidos al día. Generalmente, la etiqueta de los suplementos de omega tres mienta la cantidad de EPA y de DHA, y es la suma de estos dos valores la cantidad recomendada por día, descrita previamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí