La disforia de género consiste en una insatisfacción entre el sexo con el que nace una persona (peculiaridades genitales del nacimiento) y la identidad de género, que es la experiencia sensible y social de la persona como femenina, masculina o bien ambiguo. O sea, la persona que nace con sexo masculino, mas se identifica como femenino y a la inversa.

De este modo, las personas con disforia de género pueden sentirse atrapadas en un cuerpo que no consideran como propio, pudiendo sentir sofocación, agobio, malestar, ansiedad, irritabilidad e inclusive depresión. Estos sentimientos asimismo pueden alterar las relaciones sociales de la persona, como el entorno de trabajo, las amistades y las relaciones familiares.

Ciertos géneros de tratamiento como la psicoterapia, terapia hormonal y, en ciertos casos, el tratamiento quirúrgico, pueden asistir calmar los sentimientos de malestar, sofocación o bien sufrimiento de la persona con disforia de género.

De qué forma identificar

La disforia de género puede tener empezó cerca de los dos o bien tres años de edad; no obstante, ciertas personas pueden reconocer sentimientos de disforia únicamente cuando llegan a la adolescencia o bien la edad adulta.

1. Síntomas en pequeños

Pequeños con disforia de género pueden presentar los próximos síntomas:

  • Desean vestir ropas elaboradas para pequeños del sexo opuesto;
  • Aseveran continuamente que pertenecen al sexo opuesto;
  • Fingen que son del sexo opuesto en múltiples situaciones;
  • Le agrada más jugar con juguetes y juegos asociados al otro sexo;
  • Muestran sentimientos negativos con relación a sus órganos genitales;
  • Evitan juegos de otros pequeños del propio sexo;
  • Prefieren tener compañeros de juegos del sexo opuesto.

A una parte de esto, los pequeños asimismo pueden eludir juegos propios del sexo opuesto, o bien en el caso del sexo femenino, la pequeña puede mear de pie, o bien de ser un pequeño, puede mear sentado.

dos. Síntomas en adolescentes y adultos

Ciertas personas con disforia de género solo aprecian la desconexión entre el sexo de nacimiento y la identidad de género cuando son ya adolescentes o bien adultos, y pueden empezar a vestir ropa de mujer, y solo después percibir que tienen disforia de género, por servirnos de un ejemplo. Sin embargo, no debe confundirse la disforia de género con el travestismo, que es cuando la persona siente excitación sexual al vestir ropas del sexo opuesto, mas que puede continuar teniendo la sensación de pertenecer a su sexo de nacimiento.

Otras peculiaridades del adolescente o bien adulto con disforia de género pueden incluir fuerte deSeo de deshacerse o bien de impedir el desarrollo (en el adolescente) de sus peculiaridades sexuales o bien deSeo por las peculiaridades sexuales del género con el que se identifica.

Las personas que solo reconocen la disforia de género en la edad adulta, pueden asimismo desarrollar síntomas de depresión, ansiedad o bien hasta comportamientos suicidas, por temor de no ser admitidas por la sociedad, la familia y los amigos.

De qué manera se efectúa el diagnóstico

El diagnóstico de la disforia de género en general es efectuado por un sicólogo, siendo recomendado asimismo la evaluación de un equipo multidisciplinario, incluyendo endocrinólogo, asistente social y enfermero, a fin de que se lleve a cabo un análisis de forma empática, agradable y centrada en el paciente.

La disforia de género en general es confirmada en casos donde las personas sienten por seis meses o bien más que su sexo de nacimiento es incompatible con su identidad de género, teniendo inquina a su anatomía, aparte de sentir sofocación extrema, perder la voluntad y la motivación para efectuar las labores cada día.

Qué hacer para tratar la disforia

Además de ser esencial percibir el apoyo de amigos y familiares, para tratar la disforia es esencial tener un seguimiento personalizado y incesante de un equipo multidisciplinario a fin de que resulte posible oír, orientar y asistir a las resoluciones de la persona, en busca del bienestar general.

Aquellas personas con disforia de género que no tienen sentimientos de sofocación o bien depresión, por servirnos de un ejemplo, por norma general no precisan de ayuda. No obstante, ciertas personas pueden precisar de psicoterapia, terapia hormonal y, en ciertas situaciones, la cirugía para cambio de sexo.

1. Psicoterapia

La psicoterapia consiste en una serie de sesiones, acompañadas de un sicólogo o bien un siquiatra, donde la meta no es mudar el sentimiento de la persona con relación a su identidad de género, sino más bien encarar el sufrimiento que provoca la sofocación de sentirse en un cuerpo que no es el suyo o bien no sentirse admitido por la sociedad.

La persona con disforia de género puede ser más frágil a los trastornos mentales, así sea por el contexto social como estigma, preconcepto y discriminación, o bien por que precisa ayuda para facilitar la identificación y la expresión de un género agradable. Por tal razón, un abordaje respetuoso, consciente y libre de preconceptos por la parte de un psicoterapeuta puede asistir en la autoaceptación y el bienestar general de la persona.

dos. Terapia hormonal

La terapia hormonal consiste en la terapia a base de fármacos que reducen la producción de hormonas sexuales para disminuir al mínimo las peculiaridades del sexo de nacimiento de la persona y también inducir a las peculiaridades del sexo deseado.

Debido a que ocasionan ciertos efectos secundarios, como incremento de peso, acne, caída del pelo o bien diabetes tipo dos, es esencial que el empleo de las hormonas se realice con seguimiento de un endocrinólogo y un sicólogo.

En los hombres, el fármaco generalmente usado es la combinación de estrógenos con antiandrógenos, lo que produce el desarrollo de los senos, minoración del tamaño del pene, reducción de la masa muscular y perturbación de la voz.

En mujeres, la hormona en general empleada es la testosterona, que produce el desarrollo del vello anatómico, incluida la barba, incremento de la masa muscular y engrosamiento de la voz.

tres. Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico se efectúa con el fin de remodelar los órganos genitales conforme el sexo y la apariencia física deseada, a fin de que la persona tenga el cuerpo con el que se siente cómoda. Esta cirugía puede ser efectuada en los dos sexos y consiste en la construcción de nuevos genitales y la extirpación de otros órganos.

Por tratarse de un procedimiento irreversible, para efectuar la cirugía la persona debe tener un seguimiento de por lo menos dos años con profesionales como sicólogo y endocrinólogo para confirmar que la nueva identidad física es la conveniente para la persona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here