Existen reglas de higiene personal precisas para sostener la salud. Dichas reglas han de ser aprendidas a lo largo de la etapa de la niñez, para que, en la vida adulta, ya se hayan transformado en hábitos.

diez reglas de higiene personal para una conveniente salud

Para tener una conveniente salud es preciso proseguirse ciertas reglas de higiene personal, como las siguientes:

1. Tener útiles propios para el aSeo personal

Este hábito empieza desde pequeños. Todos y cada uno de los pequeños han de ser habituados a tener sus aparejos para el aSeo diario, como su crema bucal, su cepillo dental, su peine, sus toallas y su jabón.

Además de esto, se les debe trasmitir la responsabilidad de preservarlos como algo personal y que no se comparte. Además de esto, se les debe instar a que lleven consigo una bolsa pequeña exclusiva para el aSeo personal y que incluya un gel desinfectante o bien un jabón, un cepillo y su crema bucal, singularmente si come en la escuela.

dos. Lavado de manos y uñas

Es esencial que las manos siempre y en toda circunstancia estén limpias, puesto que, a través de ellas todos podemos contagiarnos de un sinnúmero de infecciones, con lo que es esencial que, desde la infancia, asimismo se adquiere el hábito de lavar adecuadamente las manos, utilizando agua y el jabón.

Se le debe instruir al pequeño que, este paso es fundamental en todo instante del día, mas, sobre todo, ya antes de comer o bien manipular cualquier comestible. Asimismo es preciso que lo repita si toca animales, como asimismo ya antes y tras ir al baño.

A los más pequeños se les puede adquirir un cepillo suave singular para la limpieza de las uñas. Asimismo es conveniente enseñarles a llevar consigo un gel desinfectante para utilizarlo cuando se hallen fuera de casa.

tres. Tomar un baño diario

Esta rutina es esencial para cualquier humano y no va a ser bastante difícil de transformar en un hábito si asimismo se promueve desde la infancia. Es esencial enseñarle a los más pequeños de qué forma lavar su cuerpo a fin de que, conforme ganen autonomía, lo vayan haciendo por sí solos.

Es conveniente pautarles una hora para los baños. Es mucho mejor si se hace ya antes de la hora de la cena.

cuatro. Limpieza de los pies

Los pies asimismo se deben tener limpios, singularmente en verano, cuando los pequeños acostumbran a estar más tiempo descalzos, puesto que, el peligro y también estar en contacto con hongos y gérmenes es mayor.

Por esta razón, se les debe explicar a los pequeños que esta es una razón por la que los pies pudieran tener un mal fragancia y que deben tener una buena limpieza. Se les debe instruir a lavarlos en la planta, el empeine e inclusive por entre los dedos.

Asimismo se les debe instruir a secarlos bien, puesto que muchos microorganismos abundan en la humedad.

cinco. Cuidado del pelo

Si bien no se debe lavar todos y cada uno de los días obligatoriamente, sí es esencial enseñarles a los pequeños a cepillarlo a diario. Cuando empiecen a aprender a lavarlo por sí mismos, entonces se les debe apuntar de qué manera hacerlo con corrección.

seis. Higiene de los oídos y las orejas

Esta parte asimismo es esencial que esté bien adecentada. El mejor instante para hacerlo es cuando se laven el pelo. Al instante del secado, se debe enfatizar la necesidad de secar bien las orejas por detrás y entre los pliegues.

El oído se debe tratar con mucho cuidado y jamás introducir objetos en él. Tampoco se debe dejar que los pequeños lo hagan solos.

siete. Sonado de la nariz

Cuando se tiene alergia, catarro o bien constipado la nariz pudiera generar mucosidad, llegando a obstruirse las fosas nasales.

Es por este motivo que, desde la infancia, asimismo se debe educar a llevar un pañuelo limpio para sonarse la nariz y, sobre todo, eludir soplarla cuando las manos están sucias.

ocho. Cuidado de las uñas

En las uñas se pueden amontonar bacterias, con lo que es preferible llevarlas cortas. Cuando están cortas, hay menos posibilidad de llevarlas a la boca para morderlas, conque esto es esencial no solo para adultos, sino más bien asimismo para los pequeños.

nueve. Cepillado de los dientes

Después de cada comida los dientes han de ser aseados. Este es uno de los hábitos más esenciales que existen y que se debe adoptar desde la edad temprana. De esta manera, no solamente se estarían eludiendo enfermedades, sino más bien asimismo el mal aliento y las caries.

Cuando el pequeño tenga dieciocho meses se les puede ir enseñando con su cepillo singular, de esta manera van a ir adquiriendo el hábito. A los 3 años ya van a poder empezar a usar la pasta bucal para pequeños.

Se debe prestar atención a que los pequeños no lo olviden y inspeccionar que lo hagan forma conveniente. Uno de los instantes más esenciales es hacerlo ya antes de dormir, puesto que hay más probabilidad de que abunden las bacterias.

El proceso de cepillado debe perdurar unos diez minutos, en los que el cepillo he de ser apartado con movimientos ascendientes y descendentes, englobando la línea de la encía, la unión entre los dientes y los dientes en sí.

Asimismo se deben cepillar los dientes por detrás. El paladar, la lengua y las mejillas interiores han de ser del mismo modo cepilladas. El empleo del hilo bucal asimismo ha de estar incluido en esta rutina y, al final, la boca he de ser enjuagada con agua para suprimir los restos de la pasta bucal.

diez. La higiene en el inodoro

Aparte de limpiarse bien, desde pequeños asimismo se debe crear el hábito de sostener una limpieza conveniente en los genitales, puesto que, esta una parte del cuerpo asimismo es tendente a las infecciones. Se les debe educar que, después de evacuar, el último pedazo de papel utilizado debe quedar limpio, sin restos.

En lo que se refiere a las pequeñas, a ellas hay que enseñarles a limpiarse desde adelante cara atrás y jamás contrariamente, en tanto que esto último podría arrastrar bacterias cara el área delantera.

Por último, después de emplear el inodoro, la cadena se debe tirar y se debe revisar que todo quede adecentado. Finalmente, enfatizar que las manos se deben lavar con agua y jabón.

Estas son las reglas de higiene personal más básicas y que todos y cada uno de los humanos debemos proseguirse, mas, sobre todo, han de ser fomentadas desde la edad de la infancia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí