Si hay algo que tienen claro los millonarios del planeta, es que para conseguir la independencia financiera, hay que continuar una serie de leyes de riqueza.

De esto se trata este artículo, de repasar aquellas leyes millonarias que prosiguen los hombres más ricos del planeta, y que les han tolerado edificar grandes fortunas y tener una vida soñada.

La buena nueva es que no se trata de leyes imposibles de aplicar, puesto que están a predisposición de todas y cada una aquellas personas que están prestas a mudar su vida financiera.

Leyes de riqueza para vivir en abundancia:

La primera cosa que debemos dejar claro es que acá no hallarás fórmulas mágicas, ni números de lotería para hacerte rico de un día para otro.

Si eres de los que desea volverse rico sin trabajar, lastimosamente no tienes la mentalidad millonaria indicada para conseguir tus metas financieras.

Lo que sí hallarás acá es una serie de leyes de riqueza que han seguido los hombres y mujeres financieramente triunfantes. Son una suerte de sistema que prosiguen en su día a día, y que les dejan tomar buenas resoluciones financieras todos y cada uno de los días.

Una vez dejado esto claro veamos de qué se tratan estas leyes millonarias que te dejarán edificar tu patrimonio, riqueza y vida abudantemente.

1. Paga primero tus ahorros

Tener la disciplina financiera de primero ahorrar, y después cubrir los gastos y necesidades. Los millonarios comprenden realmente bien que, ya antes de meditar gastos y sostener su modo de vida, priorizan sus ahorros e inversiones.

Para ellos, el ahorro de dinero es el paso inicial para edificar activos que trabajen para ellos. Así que, comprenden que toda vez que ahorran, están invirtiendo en un futuro en el que no deberán mudar horas de trabajo por un ingreso.

Si deseas lograr la libertad financiera, la primera cosa que vas a deber hacer es establecer la ley millonaria del ahorro en tu rutina financiera.

dos. Cuidado con los lujos

Bastantes personas confunden apariencia con riqueza. Aunque los millonarios tienen el flujo de caja para adquirir los lujos que deseen, tienen clarísimo que, para llegar allá, tomaron resoluciones muy, muy diferentes.

Hay personas que, en su busca de riqueza, consideran que comprando cosas costosas o aparentando un estatus económico, atraerán la riqueza.

Lastimosamente, son exactamente las mismas personas que no saben de qué forma salir de sus deudas, que no tienen capacidad de ahorro, y que llevan un modo de vida que no pueden mantener cada mes.

La convidación es que ya antes de meditar en lujos, piensa en edificar activos cuyo flujo de ingreso te dejen adquirir estos. Una vez que tengas unos buenos ingresos mensuales desde tus activos, ahora sí piensa en aquellos activos que representen gastos.

Una ley millonaria que prosiguen los hombres más ricos del planeta, si bien no le creas, es meditar en sus activos de mucho lujo con una visión de inversión. Por servirnos de un ejemplo, al adquirir una casa de mucho lujo, consideran si esta tiene un buen mercado (tanto para la venta como el alquilo).

tres. Destina un veinte por ciento a comidas, viajes y moda

En tus finanzas personales debe haber un presupuesto para diversión, gustos y viajes. Esto es una cosa que tienen claro los millonarios del planeta. No todo ha de ser parquedad, ahorro e inversión.

Entonces, una ley millonaria que aconseja el hombre más rico de Asia, es que después de abonar tus ahorros y cubrir tus necesidades, destina un fondo, de un quinto de tus ingresos, a estos rubros citados.

Por servirnos de un ejemplo, hay personas que usan este fondo para irse de viaje y conocer nuevas etnias, otras personas les agrada adquirir accesorios o ropa de tendencia, o aun, frecuentar restaurants reconocidos.

Halla cuáles son tus hobbies o pasiones, y emplea este fondo para divertirte. Recuerda que, para aprender a ser rico, no hay que parar de vivir.

cuatro. Presta atención a las deudas

Warren Buffett ha dicho en múltiples ocasiones que, si compras cosas que no precisas, pronto acabarás vendiendo aquello que sí precisas.

En el rubro de las deudas, debes prestarle atención al uso de tus tarjetas de crédito. Sin duda, esta es una de las deudas más peligrosas y costosas en las que pueden caer las personas.

Los millonarios prosiguen una ley de riqueza clara en este sentido, la que se compone de 3 partes:

  • Usar las tarjetas para edificar historial crediticio.
  • Asegurarse de abonar el mínimo interés posible (pagando todo a una sola cuota).
  • Tener claro que las tarjetas no son una línea de crédito auxiliar, sino más bien una forma de pago con beneficios.

Debes prestar atención al uso de tus tarjetas de crédito; crea un sistema en el que te asegures de abonar el mínimo interés, y estás te dejen prosperar tu historial crediticio. Paga todo a una cuota. Usa tus tarjetas tal y como si fuesen efectivo. Si no tienes para pagarlo ya, no lo adquieras.

cinco. No inviertas dinero prestado a una tasa variable

Bastantes personas se apalancan en terceros (prestamistas, bancos, o entidades) para contar con capital que le deje invertir en activos; como la bolsa de valores, bienes inmobiliarios, entre otros muchos.

La cuestión es que, cuando cuentas con una financiación con una tasa de interés variable, corres un peligro notable.

Aun, en una situación compleja, esto podría ser una resolución que te lleve a la quiebra.

Entonces, la idea es que adquieras deudas buenas, como explicamos en el eBook Cero Deudas, con una tasa fija que suprima esta inseguridad. Para explicarte mejor esto, te dejo un caso sencillo:

Al adquirir una residencia cuya hipoteca es una tasa fija a lo largo de veinte años, si empleas este bien para alquilar, sus cuotas te dejarán abonar el crédito, y vas a tener una cuota fija.

Si tienes una tasa variable de financiación, probablemente el tiempo y la inflación no te dejen producir ingresos para cubrir sus costos.

seis. Presupuesta tu dinero

Esta es otra ley de riqueza que todos conocemos, mas que solo los millonarios prosiguen pues comprenden su relevancia.

En muchas ocasiones consideramos que nuestra coyuntura económica depende solamente de nuestros ingresos, cuando la realidad nos enseña que, son nuestras resoluciones de gastos lo que define nuestra economía.

Entonces, si verdaderamente deseamos ser millonarios tenemos que saber cara dónde se va nuestro dinero. Hasta el momento en que no tengamos esto claro, difícilmente vamos a poder tomar resoluciones correctivas.

Aprende a hacer un presupuesto personal, esto no debe ser nada complejo y, sin dudas, te va a ayudar enormemente en tus finanzas personales.

siete. Edifica buenos hábitos financieros recurrentes

Para explicarte esta ley de riqueza, me agrada meditar que es mejor ahorrar diez dólares estadounidenses mensuales a lo largo de diez años, y no ahorrar mil dólares americanos cada diez años.

Es preferible efectuar pequeñas acciones recurrentes en el tiempo, y no una sola grande contribución. Con esto, las buenas resoluciones financieras van a ser automáticas en tu vida.

Acá te dejamos una serie de buenos hábitos financieros para incorporar en tu día a día:

  • Edifica el hábito de ahorrar cada mes, así sean pequeñas cantidades.
  • Invierte cada mes en un fondo colectivo, o un fondo indizado en la bolsa de valores.
  • Aprende a vivir por bajo tus ingresos creando excedentes.
  • Cultiva tu educación financiera a través de libros, podcasts y vídeos.
  • Haz un abono mensual extra al capital de tus deudas, así sea mínimo.

ocho. Invierte en tu círculo

Hay una ley de riqueza que tienen clara los millonarios del planeta: Las grandes ocasiones de negocio e inversión se dan gracias a quienes tienes a tu alrededor.

El capital social, y no solo el dinero, es el encargado de atraer nuevas opciones para edificar tu riqueza. Por tal razón resulta tan esencial el networking.

Para medrar tu capital social, destina un fondo para conocer nuevas personas; pueden ser personas de tu industria, con las que compartes hobbies, amigos de tus amigos, de tu trabajo actual o emprendimiento, distribuidores, clientes del servicio o personas de tu comunidad.

La clave es este capital social, que es una cosa que debes tener clarísimo, es enfocarte en añadir valor. No te preguntas qué puedes conseguir, sino puedes ofrecer.

Recuerda que, muy frecuentemente, las mejores ocasiones se presentan a los que están mejor conectados; y no a los que más dinero tienen.

nueve. Hazte preguntas costosas, no económicas

Esta ley de riqueza fue propuesta por Ramit Sethi, el creador del libro Te voy a educar a ser rico, quien plantea que, si deseamos lograr la libertad financiera, debemos parar de hacer preguntas que valen pocos dólares americanos, y más bien enfocarnos en las que implican grandes sumas.

Particularmente, sugiere que dejemos de hacer preguntas de dólares americanos 3 dólares americanos, y nos enfoquemos en las de dólares americanos 10.000 dólares estadounidenses. Por servirnos de un ejemplo, no se trata de dejar de tu café que compras de cuando en cuando, sino más bien de delimitar tu carrera.

La cuestión es que acostumbramos a opinar que dejando de adquirir esporádicamente el café en la calle alcanzaremos nuestra riqueza; y dejamos de hacernos preguntas esenciales y que sí contribuyen a nuestra riqueza, semejantes como:

Como puedes ver, los millonarios se enfocan en aquellas resoluciones, acciones y activos que generan la mayor rentabilidad.

Libros recomendados:

diez. Busca un guía

Para finalizar, una de las primordiales leyes de riqueza que prosiguen los millonarios del planeta es buscar acompañamiento y consejos de personas que están dónde desean estar.

La relevancia de tener un guía en tu vida puede hacer toda la diferencia. Cuando tienes una persona en tu vida que te guía no solo evitarás perder dinero, sino más bien tiempo y energía. Los que son activos incalculables en tu vida.

Ahora bien, se trata de tener un guía que sepa de lo que habla, que tenga experiencia y esté alineado con tus principios.

De nada vale continuar consejos financieros de de qué forma invertir en la bolsa de valores de tus amigos que no distinguen entre una acción, un bono o un derivado financiero.

En este punto has de ser muy selectivo. Como afirmó un amigo, recuerda no oir consejos edificantes de personas que no han construido nada.

Empieza a aplicar estas leyes de riqueza en tu vida:

Como conclusión, estas leyes de riqueza que terminamos de mentar nos dejan algo claro. Y es que los millonarios no prosiguieron fórmulas segregas o mágicas para estar dónde se encuentran.

Ellos edificaron buenos hábitos financieros, han sido incesante, aprenden algo nuevo todos y cada uno de los días, se rodean de personas mejores que y tienen la humildad para comprender que, aún, hay mucho para medrar.

Si aplicas estas leyes millonarias de forma segura que tus finanzas personales van a mejorar, y vas a estar un paso más cerca de tu independencia financiera.

Proseguir leyendo: De qué forma ser millonario en veinticinco pasos sin importar lo más mínimo tu actual situación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí