Un plan de nutrición para tratar la diabetes debe contener comestibles ricos en fibras, como frutas con cascarilla, vegetales frescos y cereales integrales, los que han de ser ingeridos con moderación, puesto que si bien sean saludables, aportan hidratos de carbono que en demasía pueden acrecentar el azúcar en la sangre.

Además de esto, en la dieta para diabéticos asimismo se debe eludir el consumo de comestibles ricos en azúcares, miel, pan, galletas y pasta, como las frituras, comidas veloces y comestibles ricos en grasas sobresaturadas.

También, asimismo es esencial efectuar entre cinco a seis comidas al día, con un intervalo de cuatro horas entre ellas más o menos para eludir hipoglucemias, que es cuando el azúcar en la sangre reduce y causa síntomas como mareos, vahídos e inclusive conmociones. Además de esto, la persona con diabetes asimismo debe acompañar el plan nutricional con la practica de actividad física de manera regular, puesto que esto asimismo va a ayudar a regular el azúcar en la sangre.

Los comestibles que pueden ser consumidos para asistir a regular el azúcar en la sangre son aquellos ricos en fibras, proteínas bajas en grasa y grasas buenas, que incluyen:

  • Granos integrales: pan, arroz y pasta integral, avena, harina de maíz integral y quinoa;
  • Leguminosas: frijoles, soja, garbanzos, lentejas, guisantes, arvejas;
  • Hortalizas como el brócoli, lechuga, tomate, calabacín, berenjena, pimentón, cebolla, ajo, rúgula, espinaca, berro, acelgas, repollo, ejote
  • Carnes bajas en grasa, como pollo sin piel, pavo sin piel, pescado, carne de res baja en grasa;
  • Frutas, debiendo preferirlas enteras, con cascarilla y frescas, siendo esencial consumir una porción pequeña y elegir preferentemente las de bajo índice glucémico, como es el caso de las fresas, manzanas, peras, ciruelas, frambuesas, arándanos, limón, mandarina, entre otras;
  • Grasas buenas como el aguacate, coco, aceite de oliva, aceite de coco, aceite de aguacate, aceite de uva y mantequilla;
  • Frutos secos: marañón/merey/anacardo, cacahuate o maní, avellanas, nueces, nuez de Brasil, nueces pecan, pistachos y almendras;
  • Semillas como las de chía, linaza, ajonjolí o sésamo, calabaza o auyama;
  • Leche y derivados descremados, como youghourt natural, leche descremada y quesos blancos bajos en grasa;
  • Huevos y huevos de codorniz;
  • Bebidas vegetales como leche de avena, coco, almendra y avellana.

En el caso de los tubérculos como la papa, camote (patata dulce o batata), mandioca (yuca), ñame, ocumo, yacón y arracacha son comestibles saludables que poseen hidratos de carbono y que pueden ser incorporados en la dieta mas en pequeñas porciones.

Frutas para diabéticos

Si bien deben incluirse en la dieta, las personas con diabetes deben consumir frutas en pequeñas cantidades, ya que poseen fructosa, un género de azúcar que se halla naturalmente presente en estos comestibles. La recomendación es de 1 ración de fruta por comida, correspondiendo a las cantidades que se señalan a continuación:

  • 1 unidad mediana de frutas enteras, como manzana, banana, naranja, mandarina, ciruela, durazno, kiwi, melocotón y pera;
  • dos rebanadas finas o 1 rebanada gruesa de frutas grandes, como sandía, melón, papaya y piña;
  • 1 puñado de frutas pequeñas, que son ocho unidades más o menos de uvas o cerezas;
  • 1 taza de frutos del bosque como las fresas, arándanos azules, frambuesas, zarzamoras, moras y arándanos rojos;
  • 1 cucharada de frutas desecadas, como uvas pasa, ciruelas pasa u orejón (albaricoque) seco;
  • Otras frutas: tres unidades de dátiles, 1/2 taza de mango picado en cubos, dos higos medianos,

Un buen consejo para eludir que las frutas aumenten el azúcar en la sangre es añadirle 1 cucharada de avena en hojuelas o 1 cucharadita de semillas, o consumirlas con treinta g de frutos secos. Vea más sobre las frutas recomendadas para la diabetes.

Asimismo es esencial que el diabético conozca el índice glucémico de los comestibles, que se define como la velocidad con la que un comestible que contiene hidrato de carbono aumenta el azúcar en la sangre, siendo recomendado consumir comestibles con bajo y medio índice glucémico para eludir hiperglucemias.

Vea una tabla de comestibles con su respectivo índice glucémico.

Los comestibles que han de ser eludidos en la dieta para la diabetes son aquellos que poseen hidratos de carbono simples, o sea, son comestibles que se absorben rapidísimo en el intestino y hacen que el azúcar en la sangre se eleve considerablemente más veloz, creando picos de azúcar que desmandan la diabetes. Estos comestibles son:

  • Azúcar y comestibles que lo contengan, como galletas, chocolates, gomas y otras golosinas;
  • Miel, jalea de frutas, mermeladas, syrups, productos de confitería y pastelería;
  • Dulces generalmente, chocolates y golosinas;
  • Productos lácteos como leche condensada, youghourts con azúcar, helados y quesos amarillos o ricos en grasa;
  • Bebidas azucaradas como refrescos, jugos industrializados, bebidas deportivas y bebidas achocolatadas;
  • Carnes procesadas como salchichas, chorizos, tocino, mortadela, salami y jamón;
  • Cereales como arroz, pan, wraps y pasta blancos, hojuelas de maíz, tapioca, maicena y tacos;
  • Bebidas alcohólicas, como cervezas, vino, vodka, ron, entre otras muchas.

Es fundamental que el diabético aprenda a leer e interpretar el etiquetado nutricional de los productos ya antes de consumirlos, debido a que el azúcar puede estar oculto y aparecer con otros nombres como glucosa, jarabe de glucosa o de maíz, fructosa, maltosa, maltodextrina o azúcar invertido. Vea otros comestibles ricos en azúcar.

La tabla ahora muestra un menú ejemplo de tres días para una persona con diabetes, así como ejemplo de cada cuánto debe efectuarse una comida:

Comida Día 1 Día dos Día tres
Desayuno (8:00 am) 1 taza de café sin azúcar + dos rebanadas de pan integral con 1 huevo revuelto + 1 rebanada de melón. 1 taza de café con leche descremada sin azúcar + 1 tortilla de trigo integral mediana con dos rebanadas de queso blanco + 1 pera. 1 taza de té verde sin azúcar + dos panquecas (preparadas con banana, avena y canela) untadas con 1 cucharadita de crema de cacahuate + 1 taza de fresas.
Merienda de la mañana (10:30 am) 1 manzana + treinta g de marañón, conocido asimismo como merey o anacardo. 1 vaso (doscientos cuarenta ml) de jugo verde + treinta g de nueces- 1 banana desmenuzada con 1 cucharada de semillas de chía + 1 cucharada de avena en hojuelas.
Almuerzo (12:30 pm) ciento veinte gramos de pollo al horno gratinado con queso mozarella light, acompañado de cuatro cucharadas de arroz integral y dos cucharadas de frijoles, como 1 taza de vegetales variados salteados en aceite de oliva (berenjena, cebolla, zanahoria y coliflor), aliñados con 1 cucharadita de vinagre balsámico. ciento veinte gramos de pescado al horno con aceite de oliva, tomate y cebolla, acompañado con dos papas medianas con piel al horno + 1 manzana. 1 taza de pasta de calabacín con carne molida y pasta de tomate natural, acompañada de ensalada cruda de tomate, lechuga y cebolla aliñada con un pellizco de sal, pimienta, yerbas naturales y 1 cucharadita de aceite de oliva + 1 rebanada de papaya.
Merienda de la tarde (3:00 pm) 1 youghourt natural sin azúcar + 1 rebanada de pan integral con 1 rebanada de queso blanco. 1 manzana mediana al horno espolvoreada con canela y 1 cucharadita de semillas de chía. 1 taza de café sin azúcar + 1 taza de gelatina sin azúcar con 1/2 taza de fresas picadas.
Cena (6:00 pm) ciento veinte gramos de salmón a la plancha, acompañado de cuatro cucharadas de arroz integral y 1 taza de vegetales cocidos (brócoli y zanahoria), aliñados con 1 cucharada de aceite de oliva y 1 cucharadita de vinagre de manzana. Ensalada de lechuga, tomate, cebolla y rúcula con noventa gramos de pechuga de pollo a la plancha cortada en tiras + treinta gramos de queso blanco cortado en cubos, aliñada con 1 cucharadita de aceite de oliva y 1 cucharadita de vinagre de manzana + dos torradas integrales. 1 tortilla de harina de trigo integral con dos huevos revueltos con tomate, pimentón y cebolla + dos rebanadas de aguacate.
Merienda nocturna (9:00 pm) 1 huevo sancochado. 1 vaso de yogur natural sin azúcar. 1 vaso de leche descremada.

En la dieta para la diabetes es esencial supervisar los horarios de las comidas para eludir que ocurra una hipoglucemia, singularmente ya antes de efectuar actividad física, pudiendo observarse en el menú un caso de cada cuánto debe efectuar las comidas. Conozca otras alternativas de meriendas baja en hidratos de carbono.

Además de esto, este es un menú ejemplo y sus cantidades cambian conforme la edad, sexo, actividad física y si tiene o no alguna otra enfermedad asociada. Por esta razón, lo idóneo es asistir a un dietista a fin de que realice una evaluación nutricional completa y elabore un plan de nutrición conveniente a sus necesidades.

Ciertas recetas de comidas saludables para la diabetes son:

1. Panquecas de avena

Ingredientes

  • cinco cucharadas de harina de avena;
  • 1 huevo;
  • cincuenta ml de leche de vaca o vegetal;
  • 1 banana en rodajas;
  • 1 cucharadita de semillas de chía;
  • 1 chorro de aceite;
  • Canela al gusto (opcional).

Modo de preparación

Desmenuzar la banana con el huevo hasta conseguir una masa de consistencia suave. Agregar la avena, las semillas de chía, la canela y la leche, revolver hasta conseguir una mezcla homogénea.

Finalmente, con un cucharón verter la masa en una sartén, anteriormente aceitada con un chorro de aceite, y cocinar por los dos lados a fuego medio hasta el momento en que estén doradas. Acompañar con frutas en pedazos, boga de cacahuate o queso.

Vea otras recetas de desayunos bajos en hidratos de carbono.

dos. Crepes de acelgas

Ingredientes:

  • cinco claras de huevo;
  • 1 bulto de acelgas cortadas;
  • Sal y pimienta al gusto;
  • 1 cucharada de semillas de chía o ajonjolí.

Modo de preparación:

Aguar todos y cada uno de los ingredientes. Añadir la mezcla en un sartén con un tanto de aceite hasta formar una crepe fina y poner un tanto de las semillas. Cocinar por los dos lados. Puede acompañarse con pollo, pavo, queso o atún, por poner un ejemplo, como unos vegetales.

tres. Berenjenas rellenas

Ingredientes

  • dos berenjenas;

  • ciento ochenta gramos cocidos de carne, pollo, pescado y/o vegetales (condimentada al gusto);

  • cien gramos de queso blanco rallado bajo en grasas;

  • 1 cucharadita de aceite de oliva.

Modo de preparación

Precalentar el horno a doscientos °C y poner en una bandeja papel vegetal. Lavar y picar las berenjenas por la mitad y efectuarles unos cortes trasversales a la pulpa, de forma que entonces pueda salir los más semejante a unos cubos. Ponerles sal, pimienta y un pellizco de aceite de oliva. Enhornar las berenjenas entre treinta a cuarenta y cinco minutos.

Con una cuchase retirar la pulpa y entremezclarla con la carne y/o los vegetales, rellenar las berenjenas y poner queso rallado al gusto por encima. Llevar al horno hasta dorar.

Vea otras recetas de postres saludables para diabéticos.

La diabetes tipo 1 es un tanto más bastante difícil de supervisar que la diabetes tipo dos, puesto que brota en la niñez o a lo largo de la adolescencia y es preciso ponerse insulina inyectada para regular el azúcar en la sangre, siendo en estos casos preciso un control más estricto tanto con el endocrino como con un dietista o nutriólogo, ya que un manejo nutricional inapropiado puede generar perturbaciones como difiero en el desarrollo y en la maduración sexual, como en el aspecto sensible del pequeño.

Así, conseguir un buen control de la enfermedad no solamente se consigue cumpliendo rigurosamente la colocación de insulina, sino más bien estableciendo una nutrición equilibrada, que tome en cuenta la edad del pequeño, las condiciones sociales y la enfermedad en sí para prosperar su calidad de vida.

Los comestibles que deben consumirse y evitarse son exactamente los mismos que en la diabetes tipo dos, la única diferencia es que las cantidades de hidratos de carbono a ser consumidas en todas y cada una de las comidas deben regularse, ajustando la dosis de insulina a ser inyectada, en dependencia del comportamiento de la glucemia.

Recuento de hidratos de carbono

Para el tratamiento de la diabetes tipo 1, existe hoy en día un procedimiento bastante simple y moderno de efectuar una planificación de la nutrición del individuo, este procedimiento se llama recuento de hidratos de carbono, el que tiene como propósito primordial prosperar el control de la glucemia y permitir una mayor flexibilidad en la elección de los comestibles.

Este procedimiento implica una inducción por la parte del médico y del dietista, quien se ocupará de explicar de qué forma calcular la cantidad de hidratos de carbono presente en el alimento, de forma que a proseguir la persona se inyecte la cantidad precisa de insulina que precisa para regular el azúcar en la sangre, siendo una herramienta útil para supervisar las glucemias y eludir las dificultades en un largo plazo. Vea una guía completa de de qué forma hacer el recuento de hidratos de carbono.

Vea en el vídeo ahora más sobre la dieta:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí