Descargo de responsabilidad

Todo lo escrito en este blog está pensado para ayudar a que los emprendedores tengan más posibilidades de éxito con sus empresas. Sin embargo, ningún resultado está garantizado. No me hago responsable de las consecuencias derivadas de la puesta en práctica de ninguno de los consejos publicados en este blog.

Para tomar decisiones que afecten a tu economía, debes actuar con prudencia, con sentido común y con responsabilidad. Información publicada en este blog o en cualquier otro sitio de Internet puede serte de utilidad, pero siempre te conviene contrastarla y analizarla antes de ponerla en práctica.

Escribo el blog con el mismo espíritu con el que aconsejaría a un amigo. Como todos, puedo equivocarme y seguramente lo hago. Si detectas algún error, puedes dejarme un comentario y estaré encantado de corregirlo.

Cuando recomiendo algún servicio o producto lo hago porque realmente creo que es interesante. Si en algún post escribo sobre alguna oferta en la que pueda tener algún tipo de interés económico, esta circunstancia estará adecuadamente identificada.