La depresión es un trastorno sicológico parcialmente común, que se identifica por la presencia de tristeza persistente y la carencia de interés para efectuar actividades que ya antes eran consideradas animadas.

Pese a que la tristeza es una emoción normal, en la depresión esta tristeza es tan fuerte y dura tanto, que termina afectando toda la vida de la persona, impidiéndola aun de efectuar labores básicas rutinarias, como dormir o comer.

En muchas ocasiones es bastante difícil identificar la depresión, puesto que esta puede surgir en cualquier etapa de la vida, siendo esencial conocer los síntomas que la caracterizan para tomar acciones lo más pronto posible. Su tratamiento ha de ser indicado por un sicólogo y/o un siquiatra, pudiendo cambiar conforme con la edad y la intensidad de los síntomas.

Los primordiales síntomas de la depresión incluyen:

  • Sentirse triste, deseoso o «vacío»;
  • Tener sentimientos de falta de esperanza o fatalismo frecuentes;
  • Irritarse fácilmente;
  • No tener predisposición de hacer actividades que ya antes eran agradables;
  • Sentirse sin energía y con mucho cansancio;
  • Dormir pocas horas de noche o dormir por tiempo excesivo;
  • Tener complejidad de concentración y de memoria;
  • Sentir más o menos hambre de lo habitual;
  • Tener pensamientos suicidas.

Las personas con depresión, en general, presentan múltiples de estos síntomas la mayoría del día, prácticamente todos los días de la semana y a lo largo de más de un par de semanas seguidas.

En dependencia de la intensidad de los síntomas, la depresión se puede dividir en depresión leve, cuando el episodio depresivo causa alguna complejidad para seguir una labor simples o actividad social; depresión moderada o depresión grave, cuando los síntomas impiden que la persona funcione apropiadamente y sostenga sus actividades sociales y de trabajo, como las labores básicas al día.

Todos los modelos de depresión han de ser correctamente diagnosticados y tratados por un sicólogo y/o siquiatra.

Test on line de depresión

Para saber si existe el peligro de estar con depresión, responda las próximas preguntas:

No hay una causa concreta para la aparición de la depresión, mas este trastorno tiende a ser más usual cuando hay un conjunto de factores genéticos, biológicos, ambientales y sicológicos, que tornan a la persona más predispuesta a la enfermedad.

Ciertos factores más esenciales que pueden ocasionar la depresión son:

  • Tener casos de depresión en la familia;
  • Haber sufrido un episodio traumático o muy agobiante, como abuso sexual o perdida de algún familiar;
  • Estar pasando por una fase de grandes cambios;
  • Hacer uso exagerado de alcohol o de drogas;
  • Tener alguna enfermedad grave o crónica, como cáncer;
  • Uso de ciertos géneros de fármacos.

Además de esto, ciertos estudios asimismo señalan que la depresión puede suceder debido a desequilibrios químicos en el cerebro, particularmente en las concentraciones de los neurotransmisores, serotonina, noradrenalina y dopamina.

La depresión puede surgir en cualquier instante de la vida y afectar a personas de todas y cada una de las edades. No obstante, es más usual en las etapas de la vida en que hay un mayor número de cambios como:

Depresión infantil

Si bien es menos usual, la depresión infantil, puede acontecer en pequeños que han pasado por instantes traumáticos a lo largo de la niñez, como divorcios conflictivos de los progenitores o instantes de violencia verbal o física.

Los signos de la depresión en la niñez, pueden ser más bastante difíciles de identificar que en otras etapas de la vida, mas tienden a incluir cara triste, falta de predisposición para jugar, enojos, complejidad para dormir, falta de hambre e inclusive complejidad para soportar las ganas de mear o de evacuar.

Depresión en la adolescencia

La depresión en la adolescencia es algo más frecuente que la depresión infantil, ya que el adolescente atraviesa múltiples cambios físicos y sicológicos, que pueden asistir a la aparición de la depresión. Además de esto, otros factores asimismo pueden acrecentar el peligro de padecer esta condición, como el uso de drogas, padecer de acoso escolar en la escuela o estar bajo presión para lograr el éxito.

El propio adolescente puede identificar que se está deprimiendo, no obstante, la depresión asimismo puede ser identificada por los progenitores, amigos o profesores, mediante signos como cansancio incesante, inconvenientes de memoria, lloro usual o falta de interés para salir con los amigos, por poner un ejemplo.

Depresión en el embarazo

Tras la adolescencia, el embarazo es otra de las fases más sorprendentes en la vida de la mujer y por esto la depresión en el embarazo cada vez es más usual. La depresión en esta etapa, se identifica por sentimientos de ansiedad y tristeza, que pueden dar origen a un desinterés por el embarazo y poner bajo riesgo el desarrollo del bebé.

Si bien le puede acontecer a cualquier mujer debido a los veloces cambios hormonales, la depresión es más habitual en embarazadas que carecen de apoyo sensible, que no deseaban el embarazo o que no tienen ningún género de asistencia a lo largo del embarazo.

Depresión posparto

La depresión posparto puede suceder hasta los seis meses tras el nacimiento del bebé, y en general, es ocasionada por el miedo que tiene la mujer en transformarse en madre y a las nuevas responsabilidades. Sin embargo, asimismo puede acontecer por otros factores, como tener poco apoyo familiar, haber pasado por instantes agobiantes en el embarazo o tener un nivel social y económico bajo.

Aparte de los síntomas tradicionales de la depresión, las mujeres que sufren depresión posparto, tienden a prestar poca atención al bebé y ser inútiles de cuidar a sí misma y de su hijo.

El tratamiento para la depresión ha de ser siempre y en toda circunstancia orientado por un sicólogo y/o un siquiatra, pudiendo cambiar conforme con la edad y la intensidad de los síntomas. En los casos más leves de depresión acostumbra a estar indicada la psicoterapia, dejando los fármacos y otras terapias para situaciones más graves.

Las opciones de tratamiento más empleadas son:

1. Psicoterapia

La psicoterapia consiste en efectuar sesiones en el consultorio del siquiatra o del sicólogo, que tiene como propósito asistir a encarar mejor las emociones y sentimientos, estimulando el autoconocimiento y la solución de enfrentamientos internos, que pueden ser la causa de la depresión.

La psicoterapia puede ser suficiente para tratar casos de depresión leve, mas asimismo es esencial en casos de depresión grave, aun si ya se están usando fármacos, ya que ayuda a reordenar los pensamientos, sentimientos y emociones.

dos. Fármacos antidepresivos

Los fármacos empleados para tratar la depresión son conocidos como antidepresivos y asisten a regular ciertas substancias químicas en el cerebro, lo que deja supervisar mejor las emociones y el agobio.

El médico asimismo puede apuntar el uso de otros fármacos, como calmantes o antipsicóticos, en dependencia de los síntomas presentados.

tres. Electroconvulsoterapia

La electroconvulsoterapia o terapia por electrochoque, se acostumbra a usar en los casos más severos, donde el uso de fármacos y la psicoterapia no son suficientes para calmar los síntomas de la depresión o cuando existe tendencia al suicidio. Esta clase de terapia consiste en aplicar pequeños impulsos eléctricos que actúan en el cerebro.

Pese a que pueda ser una terapia peligrosa, la electroconvulsoterapia es siempre y en toda circunstancia efectuada siguiendo un protocolo estricto que deja conservar la salud y la integridad de cada paciente, debiendo efectuarse una investigación clínico de cada persona ya antes de comenzar el tratamiento. No obstante, hay algunos efectos secundarios como cefalea, náuseas, dolor muscular y, en ciertos casos, apagones mentales permanentes.

cuatro. Terapias opciones alternativas

Las terapias opciones alternativas como acupuntura o meditación, asimismo pueden ser empleadas como forma de acrecentar los efectos del tratamiento médico de la depresión, ya que asisten mejor a enfrentar el agobio y la ansiedad.

Lo idóneo es es que el uso de esta clase de terapias siempre y en todo momento ha de ser supervisado por el distribuidor de tratamiento.

Aparte de los tratamientos indicados por el médico y las terapias opciones alternativas que pueden ser utilizadas, asimismo hay algunas formas naturales de asistir calmar los síntomas. Una de estas formas es la práctica regular de actividad física, que se debe efectuar de tres a cinco veces a la semana cuando menos treinta minutos al día.

Asimismo hay algunos suplementos y plantas medicinales que pueden asistir como el hipérico o yerba de San Juan, la damiana o la valeriana. Idealmente, el uso de suplementos y plantas medicinales, solo ha de ser efectuado bajo supervisión del médico o de un profesional de la salud, con experiencia en el uso de plantas medicinales.

La depresión se considera una enfermedad crónica pues se puede sostener a lo largo de múltiples meses e inclusive años, no obstante, la depresión tiene cura, sobre todo en los casos más leves, que reciben tratamiento desde la aparición de los síntomas. Sin embargo, en los casos más graves, es posible posible seguir el tratamiento a lo largo de múltiples años.

El abandono del uso de los fármacos, como de la psicoterapia, son las primordiales causas que producen el incremento de las tasas de descalabro del tratamiento.

El apoyo sensible de la familia, amigos y personas próximas es uno de los pilares más esenciales del tratamiento de la depresión, debido a que pueden asistir a reducir el tiempo de tratamiento de esta enfermedad.

Ciertas recomendaciones que pueden asistir a la persona con depresión incluyen:

  • Buscar informaciones sobre la depresión;
  • Hacer que la persona se sienta cómoda;
  • Estar presente en ciertas sesiones de psicoterapia, bajo el permiso del fisioterapeuta;
  • Participar en técnicas de relajación con la persona;
  • Alentar los efectos positivos del tratamiento.

Saber de qué manera actuar frente a una persona con depresión puede ser bastante difícil. Así, lo mejor es siempre y en toda circunstancia reunirse con el médico que está siguiendo el tratamiento, a fin de que pueda informar la manera como la familia y los amigos, pueden asistir en todos y cada caso concreto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí