La depresión postparto es un trastorno sicológico que puede presentarse tras el nacimiento del bebé o aun en torno a los seis meses tras el parto y se identifica por una tristeza incesante, falta de interés en el bebé, baja autoestima, desánimo y sentimientos de culpa.

Esta situación puede desencadenarse por el temor al nuevo rol de ser madre, debido al incremento de responsabilidad, contrariedades en la relación de pareja o agobio a lo largo del embarazo.

Pese a ser común, la depresión postparto no se diagnostica habitualmente, ya que es habitual que los signos y síntomas se presenten en el postparto. No obstante, es esencial observar si los síntomas persisten, ya que en un caso así es esencial buscar ayuda sicológica para fomentar el bienestar de la mujer y asistirla a admitir a su hijo y a la maternidad.

Los síntomas de depresión postparto pueden surgir inmediatamente después del parto o hasta el primer año siguiente al nacimiento del bebé, y por norma general incluyen:

  1. Tristeza constante;
  2. Sentimiento de culpa;
  3. Baja autoestima;
  4. Desánimo y cansancio extremo;
  5. Poco interés por el bebé;
  6. Incapacidad para cuidar de ella misma y del bebé;
  7. Temor de quedarse sola;
  8. Falta de apetito;
  9. Falta de placer en la actividades del día a día;
  10. Complejidad para dormirse.

En los primeros días y hasta el primer mes de vida del bebé, es muy normal que la mujer presente ciertos de estos síntomas, ya que la madre precisa tiempo para amoldarse a las necesidades del bebé y a los cambios en su vida. No obstante, cuando los síntomas de depresión postparto se sostienen por dos semanas o más, se recomienda preguntar a un siquiatra a fin de que valore la situación e comenzar el tratamiento conveniente.

Síntomas de depresión postparto en el hombre

Los hombres asimismo pueden presentar depresión postparto, pudiendo apreciar los síntomas desde el final de la gestación hasta el primer año de vida del bebé. El hombre generalmente presenta irritabilidad e impaciencia, tristeza, pensamientos negativos, falta de ganas de convivir con otras personas, lloro simple y incesante, falta de hambre y ansiedad. Asimismo pueden presentar falta de atención y, si tiene otros hijos, podría tener complejidad para relacionarse con ellos.

En general, la depresión postparto en los hombres se relaciona con un incremento de las responsabilidades, primordialmente relacionadas con ofrecerle una buena vida al bebé y darle soporte sensible a su esposa. Es esencial que si brotan estos síntomas, el hombre asista a un sicólogo o siquiatra para empezar el tratamiento conveniente.

Caso de que tenga sospecha de presentar este trastorno, responda el test a continuación:

La depresión postparto no tiene una causa concreta, no obstante, ciertos factores pueden favorecer su aparición como: antecedentes de depresión, agobio a lo largo del embarazo, falta de planeamiento en el embarazo, embarazo adolescente, inconvenientes con la pareja, violencia familiar y condiciones socioeconómicas.

Aparte de esto, la carencia de apoyo de la familia, el aislamiento, ansiedad, privación de sueño y el vicio al alcohol u otras drogas, asimismo puede ocasionar depresión postparto.

El tratamiento para la depresión postparto, tanto en la mujer como en el hombre, ha de ser, de preferencia, efectuado con medidas naturales, como la terapia y alimentación sana y equilibrada, primordialmente en el caso de mujeres, esto debido a que ciertas substancias presentes en los fármacos antidepresivos pueden pasar cara el bebé mediante la leche.

De esta manera, ciertas opciones de tratamiento para la depresión postparto son:

1. Apoyo sicológico

El apoyo sicológico es esencial en la depresión postparto, ya que deja que la persona exprese de qué manera se siente sin temor a ser juzgada o con la preocupación de lo que otras personas puedan meditar y, de este modo, es posible trabajar con los sentimientos a fin de que la persona se sienta mejor.

La psicoterapia o terapia de conjunto ha de ser orientada por un sicólogo o psicoterapeuta y el tratamiento debe perdurar en torno a diez a doce sesiones, efectuadas de manera semanal, siendo buena opción para complementar el tratamiento con los fármacos, mas habitualmente puede aun no ser preciso la ingesta de fármacos.

Además de esto, charlar con su pareja, familiares o un buen amigo puede asistir a calmar el agobio y la presión del día a día, fomentando el bienestar y una mejor interacción social, lo que asimismo es bastante esencial para salir de la depresión.

dos. Nutrición

Los comestibles consumidos a diario asimismo pueden asistir a combatir los síntomas de la depresión y prosperar la sensación de bienestar y autoestima de la persona. Ciertos comestibles que combaten la depresión son la banana verde, aguacate y las nueces, los que han de ser consumidos regularmente, ya que tienen triptofano, que es un aminoácido asociado a la producción de serotonina, que es un neurotransmisor que garantiza la sensación de bienestar.

Además de esto, los suplementos de omega tres pueden ser útiles como complemento del tratamiento contra la depresión. Esta clase de suplemento actúa mejorando el bienestar y puede adquirirse en las farmacias y droguerías, mas no ha de ser utilizado sin la orientación de un médico.

El omega tres está indicado debido a que tiene propiedades antiinflamatorias y contribuye a una mayor fluidez y actividad cerebral. Además de esto, los ácidos grasos de omega tres asimismo aumentan la neurotransmisión de serotonina, fomentando una mejora del humor y de la sensación de bienestar.

tres. Ejercicio

Cualquier ejercicio es beneficioso para combatir la depresión y si bien sea bastante difícil tener motivación para salir de casa al gimnasio, es esencial cuando menos salir a dar una travesía por la calle cerca de su casa para distraer la psique. Una alternativa es caminar con el bebé temprano por la mañana o dejar al bebé bajo el cuidado de otra persona para tener un tiempo exclusivo para .

El ejercicio físico regular estimulará la liberación de endorfinas en el torrente sanguíneo y va a mejorar la circulación, dos de los aspectos esenciales para tratar la depresión. Aparte de la travesía, existen otras alternativas como la natación, hidrogimnasia, pilates o gimnasio con pesas, que pueden efectuarse dos a tres veces a la semana, a lo largo de cuando menos cuarenta y cinco minutos.

cuatro. Uso de fármacos

El uso de antidepresivos solo se aconseja en los casos más graves de depresión postparto y cuando la psicoterapia no es suficiente, pudiendo ser que el médico prescriba el uso de Sertralina, Paroxetina o Nortriptilina, que han probado ser los más seguros y no dañan la lactancia. Si la mujer no se halla amamantando pueden aconsejarse otros fármacos como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Conozca más sobre los fármacos para la depresión.

El efecto de los fármacos puede retardar entre dos a tres semanas a fin de que sus efectos sean observados, y puede ser preciso continuar tomando el tratamiento a lo largo de seis meses o más. Al apreciar que siente mejora tras el comienzo de la ingesta de los fármacos, no debe dejar de tomarlos o reducir la dosis sin ya antes preguntar a su médico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí