Emprender no es labor fácil, muchos son los aspectos que se deben estimar en este proceso. Desde la idea del emprendimiento hasta la siguiente ejecución precisa de preparación, investigación y preferentemente de un asesoramiento conveniente. Aun, ¿sabías que un emprendedor puede finalizar entre rejas al cometer delitos que, muy frecuentemente, ni tan siquiera sabe que los puede estar cometiendo?

En este sentido, entre las múltiples funciones de un letrado penalista, se halla justamente, la defensa de clientes del servicio empresarios o bien emprendedores que han cometido algún delito y cuyo destino depende de la inmejorable resolución del caso en cuestión. De ahí la relevancia de contratar los servicios de auténticos profesionales en el área.

La responsabilidad penal de personas jurídicas es una modificación en la ley que establece la base a fin de que las compañías y personas jurídicas respondan ante sus actos en el campo de la jurisdicción penal. Lógicamente, para eludir este género de inconvenientes, lo mejor es contratar aconsejes especialistas que asistan en todo el proceso de constitución de una compañía o bien emprendimiento. No obstante, si estás en una situación frágil, lo más conveniente es contratar los servicios de un buen letrado penalista.

Primordiales delitos que puede cometer un emprendedor

Tanto el emprendedor como la compañía en sí, son susceptibles de cometer algunos delitos que pueden requerir la contratación de los servicios de un buen letrado penalista. En esos casos es indispensable contactar con los mejores despachos penalistas de la villa de Madrid, pues de ello va a depender resultar airoso de situaciones tan complejas como los delitos de clase empresarial que, en dependencia de la situación, pueden comprometer a la persona a nivel financiero e inclusive puede finalizar en la prisión.

Insolvencias punibles

Un delito por el que un empresario o bien emprendedor, puede acabar enfrentándose a un proceso de jurisdicción penal, son las insolvencias punibles. Exactamente las mismas se refieren a los concursos de acreedores, suspensiones de pago o bien viejas quiebras.

En un caso así, el administrador puede ser acusado de haber infringido gravemente la administración de la compañía, así sea por ocultamiento real o bien daño. Es la persona responsable de que la compañía no cumpla con sus compromisos de pago o bien obligaciones.

En el momento en que una compañía vacía patrimonialmente las cuentas de la compañía por una situación de quiebra, los responsables se encaran a un juicio penal e inclusive a la posibilidad de ir a la prisión por un periodo aproximado de 6 años. Las salidas de dinero carentes de justificación son, muy frecuentemente, la razón tras esta clase de delitos, que muchos emprendedores cometen por puro desconocimiento, cuando menos en la mayor parte de los casos.

Administración infiel

Otra situación que puede llevar a un emprendedor a la prisión es la administración infiel, mas ¿exactamente en qué consiste? Sencillamente, cuando el administrador sobrepasa las facultades de su cargo, y a consecuencia de ese acto, se produce un daño al patrimonio de la sociedad.

Es esencial resaltar que esta clase de delito va alén de una mala administración de la sociedad, y es que si ese fuera el caso, el delito sería de clase mercantil y no penal. Como se comentó previamente, el delito es por un daño al patrimonio de la sociedad por el empleo indiscriminado de las facultades que el administrador tenía conferidas. De ahí la relevancia de contratar buenos abogados penalistas en la capital de España y en el resto de España.

Abusos de los administradores

Otro delito sensiblemente común de empresas y emprendedores generalmente, es el abuso de los administradores, como asimismo de los asociados mayoritarios. Por servirnos de un ejemplo, las imposiciones de las mayorías a las minorías, en dependencia del caso, puede formar un delito penal.

A fin de que se considere abuso de los administradores, las resoluciones tomadas han de ser perjudiciales para la sociedad por norma general. Asimismo se puede estimar un delito cuando aparte de la sociedad, dichas resoluciones asimismo afectan a un tercero, e inclusive a ciertos asociados en concreto.

Como es lógico, las votaciones de los administradores son clave para la buena salud de la compañía, mas cuando las resoluciones, si bien sea por mayoría, afectan al patrimonio de la compañía o bien afectan con seriedad a un tercero, se pueden tomar acciones legales y penales a este respecto.

Los emprendedores o bien empresarios que cometan un delito en España y después se vayan del país, han de saber que pueden ser extraditados para enfrentarse a la justicia, y es que muchas veces, acostumbramos a pensar equivocadamente que los delitos de clase empresarial no son suficientemente esenciales para preocuparnos por las consecuencias.

No obstante, como comentamos previamente, esto no es cierto, si bien el delito haya sido cometido sin pretensión real de hacer daño o bien por puro desconocimiento.

En este sentido, es esencial resaltar que los emprendedores nómadas pueden ser extraditados a España. El proceso de extradición a España es cuando se produce un procedimiento judicial con el propósito de que la persona sea capturada en el país en el que se halla y sea mandada de vuelta, en un caso así a España, para enfrentarse al pertinente juicio por los delitos que se le imputan.

El proceso de extradición puede ser activo o bien pasivo. En el caso del procedimiento activo, es cuando España pide la extradición de una persona con nacionalidad de España que ha cometido un delito en España y después salió del país, o, no tiene nacionalidad de España, mas ha cometido el delito en España, con lo que asimismo se pide la extradición.

La extradición pasiva, por otra parte, es precisamente lo opuesto, y es en el momento en que una nación pide a España la extradición de un supuesto criminal. En cualquier caso, es esencial resaltar que los delitos de clase empresarial asimismo están sujetos a extradición.

Los mejores abogados penalistas

En IurisNow puedes tener acceso a los mejores abogados de diferentes especialidades, incluyendo naturalmente, los abogados penalistas.

Ahora compartimos ciertos nombres más señalados:

  • Chabaneix Abogados: bufete expertos en Derecho penal con quince años de experiencia.
  • Bufete Choclán: profesionales acreditados y con experiencia en la defensa penal.
  • Morales Abogados Penalistas: este bufete trabaja con ciertos mejores abogados penalistas de Barna.
  • Bastida-Romero & Sepúlveda: en este bufete trabaja una letrada premiada como la mejor letrado penalista de Sevilla.
  • Martell Abogados: los mejores abogados penalistas para delitos de corrupción.

Si eres empresario, asegúrate de buscar consultoría para todo lo relacionado con tu emprendimiento, incluyendo el campo legal. De esa forma evitarás inconvenientes que habitualmente aparecen por simple desconocimiento de la ley.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí