El número de adeptos al juego ha aumentado significativamente a lo largo de los últimos años. La única forma de  poder salir adelante es solicitar ayuda a tiempo para superar la adicción.

¿Exactamente en qué consiste la ludopatía?

La ludopatía es una enfermedad de carácter sicológico consistente en una perturbación progresiva del comportamiento por la que el individuo siente una incontrolable necesidad de jugar y apostar, despreciando cualquier consecuencia negativa.

Está reconocida como enfermedad  por la OMS y por la Asociación Americana de Siquiatría (APA). Si bien previamente había sido clasificada como un trastorno del control de los impulsos, más tarde ha sido definida  y tratada como una adicción sin substancia, y también incluida por último en la categoría de “Trastornos relacionados con substancias y trastornos adictivos”.

Desde Centro Elphis, clínica de desintoxicación la villa de Madrid, aseveran que la ludopatía es uno de los trastornos que más ha alterado en los últimos tiempos debido eminentemente al avance de las nuevas tecnologías.

Esta adicción patológica afecta de una manera seriamente negativa en la vida de la persona que la sufre. El individuo siente un deSeo imparable de continuar apostando  pese a las consecuencias que ello acarrea.

En este sentido, apostar significa aun  estar presto a arriesgar algo que valoras con la esperanza de percibir algo de un supuesto valor mayor a cambio. Ciertas personas pueden caer en el fallo de clasificar esta enfermedad como un vicio, mas la realidad es que debemos encararlo como algo realmente serio puesto que aun podría llevar a ideas o bien nosologías graves como el intento de suicidio y por este motivo es preciso insistir en la ayuda de un profesional de la salud.

Primordiales causas de la ludopatía

El enmascaramiento de las apuestas o bien juegos de azar, puede alentar los sistemas cerebrales de recompensa, de exactamente la misma forma que las drogas o bien el alcohol. El ludópata apuesta una y otra vez. Los juegos de azar cautivan desde el primer instante, creándose una “falsa promesa” de poder lograr una vida simple, mas pasado un tiempo, todo lo que tenías te lo quita, recursos y aprecios, transformándose el “enfermo” en un esclavo del juego.

A veces es bastante difícil entender cuál es la primordial causa que lleva a una persona a apostar de forma tan apremiante, mas sí es verdad que la persona que padece esta nosología halla en el juego y las apuestas una salida a un inconveniente que tal vez esté atravesando; hay un plus de adrenalina, con lo que jugar se transforma en algo más que pura diversión.

Tras esta nosología puede encontrarse un trastorno que no ha sido superado, como puede ser la pérdida de un ser querido, la soledad, un desengaño cariñoso, o bien puede ser una combinación de factores biológicos, genéticos y ambientales.

Todo ello, sumado a la enorme oferta que existe en nuestros días en apuestas simples y al alcance de todos, puede generar, si no se controla a tiempo, una genuina bomba sicológica, donde el ludópata considera que aquello que le genera un “bienestar momentáneo”, será la salvación a sus inconvenientes.

Por norma general, la ludopatía es más usual en personas jóvenes así como resulta más usual la ludopatía en hombres que en mujeres, las que en general comienzan a jugar después en la vida pero, pueden volverse adeptas con mayor velocidad que los hombres.

Los amigos y familiares con inconvenientes de adicción al juego, hacen más probable que la persona tenga más probabilidades de caer en exactamente la misma adicción, si bien ser una persona  intranquiliza, que se aburre sencillamente, impetuosa o bien adepta al trabajo, asimismo puede inducir con mayor sencillez al juego apremiante.

Síntomas de la ludopatía

El Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales describe los próximos criterios para diagnosticar la conducta de un jugador patológico, considerando suficiente la coincidencia con 5 de ellos para determinar la existencia de un comportamiento compulsivo:

  1. Preocupación.El sujeto tiene pensamientos usuales sobre experiencias relacionadas con el juego, así sean presentes, pasadas o bien producto de la fantasía.
  2. Tolerancia.Requiere apuestas mayores o bien más usuales para probar exactamente la misma emoción.
  3. Abstinencia.Inquietud o bien irritabilidad asociada con los intentos de dejar o bien reducir la actividad lúdica.
  4. cuatro. Evasión.Juega para prosperar su estado anímico o bien evadirse de los inconvenientes.
  5. cinco. Revancha.Procura recobrar las pérdidas del juego con exactamente el mismo juego.
  6. seis. Patrañas.No afirma la verdad sobre el dinero y tiempo que destina en bingos, casinos, casas de apuestas, etcétera
  7. Pérdida del control.Si bien se plantea dejarlo, no puede dejar de hacerlo.
  8. Actos ilegales.La persona ha violado la ley para conseguir dinero para apostar.
  9. Arriesgar relaciones significativas.Pese a que se aísla y tiene enfrentamientos con seres queridos, no puede parar.
  10. Recurso a extraños.La persona recurre a la familia, amigos o bien a terceros para conseguir asistencia financiera a consecuencia del juego.

Consecuencias de la adicción al juego

La adicción al juego puede causar profundas consecuencias en la vida, como pueden ser:

  • Inconvenientes económicos (ruina).
  • Pérdida de empleo.
  • Inconvenientes en las relaciones, tanto familiares, como conyugales o bien amistosas.
  • Deterioro o bien mal estado de salud general.
  • Pensamientos suicidas o bien intentos de suicidio.

Sí se puede vencer la ludopatía

Lo esencial para salir de la adicción es comprender que es una enfermedad. Para dejar atrás esta enfermedad, es indispensable admitirlo y preciso apreciar salir de ello. Ciertos consejos para vencer la adicción al juego pueden ser:

Evita pasar cerca de casas de apuestas, casinos, bingos o bien cualquier fuente de juego donde se apueste. Estar cerca de exactamente los mismos quiere decir que, seguramente, acabes ingresando nuevamente y regresar cara atrás. Puedes solicitar a los lugares que acostumbras a frecuentar que te nieguen la entrada.

Evita el juego on line. El PC o bien las nuevas tecnologías pueden ser nuestro mayor oponente para proseguir enganchado a las apuestas on-line. Acabarás sumando deudas a tu tarjeta de crédito o bien a la de tus allegados. Puedes preguntar a un especialista a fin de que te bloquee el acceso a esta clase de webs.

Descarta conductas que te conducen a jugar. Puede que si tomas, esto te lleve inevitablemente al juego, con lo que evita todo lo que sabes acabará haciéndote daño.

Evita las malas compañías. Comunica a aquellas personas con las que acostumbras a terminar jugando que tienes un inconveniente y hazles saber que no puedes verlos más.

Toma conciencia de de qué manera logras dinero. Sé siendo consciente del daño que te haces a ti y a todos y cada uno de los que te rodean. Solicitar dinero prestado o bien hurtar tan solo va a aumentar más tu inconveniente.

Planea actividades diferentes de ocio saludables que no deban ver con el juego. Efectúa otras actividades que no acostumbras a hacer y empieza a pasar más tiempo con las personas que te quieren, practicar deporte o bien proseguir con alguna actividad que dejaste de lado cuando empezaste a apostar.

Deja de engañar y solicita ayuda. Todo jugador se engaña a sí mismo. Reconoce el inconveniente que te lleva a engañar continuamente a el resto y admite que es el instante para solicitar ayuda a tus familiares y amigos; te van a dar su apoyo para que puedas salir adelante del averno donde te encuentras metido.

Para salir de la ludopatía o bien de los juegos y apuestas, el paso inicial es reconocer y admitir que tienes un inconveniente. Precisa de fuerza y de valor para hacerlo, especialmente cuando has perdido un sinnúmero de dinero y relaciones por el camino, mas es el paso preciso para dejar atrás todo cuanto te hace daño.

Existen organizaciones expertas en asistir a personas que tienen inconvenientes con el juego. Solicitar ayuda profesional no desea decir que seas enclenque o bien que no puedes supervisar tus inconvenientes, sino eres suficientemente inteligente y responsable para darte cuenta que precisas ayuda. Y recuerda repetirte a ti mismo: “Yo soy capaz de salir de esto”. Indudablemente, si deseas y con ayuda, lo lograrás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here