La pérdida de un ser querido supone una experiencia exageradamente dura que nos va a hacer pasar por mucho sufrimiento, lo que afectará sensiblemente a nuestro ritmo de vida diario. Es por esta razón que un seguro de decesos debe ofrecer a sus usuarios servicios de asistencia sicológica que asistan a administrar lo mejor posible esta situación y ahorrar todo el dolor posible derivado de exactamente la misma, si bien ello resulte difícil.

El dolor de la pérdida de un ser querido

Todos los que padecen la pérdida de un amigo próximo, familiar o pareja deben pasar por un duro periodo de sufrimiento y duelo que, en dependencia de la persona, va a poder manifestarse mediante reacciones mentales, físicas, sociales o sensibles de naturaleza variadísima, como enfurezco, culpabilidad, ansiedad, desesperación, tristeza… etc.. En lo referente a las reacciones físicas, estas incluyen desde inconvenientes para dormir y pérdida del hambre hasta enfermedades y inconvenientes físicos severos.

En lo relativo a la intensidad y duración del dolor, este va a depender de factores como la proximidad que se tenía con el fallecido o si se aguardaba la pérdida. Generalmente, el proceso de administración de dicha pérdida podría suponer un enorme reto, dado el dolor tan profundo que este puede ocasionar. Aun si se ve la pérdida como parte natural de la vida, si bien esta mentalidad puede asistir, ello no logrará eludir el golpe sensible y la confusión que ocasionará, y que va a poder derivar en largos periodos de tristeza y depresión.

Sobre el servicio de asistencia sicológica de los seguros de decesos

Los servicios de asistencia sicológica que ofrecen los seguros de deceso ofrecen un número limitado de consultas a lo largo del años siguiente a la defunción del tomador, en las que se da apoyo sensible a la persona incluida en la cláusula, quien acostumbra a ser un cónyuge o familiar de primer grado. Dicha terapia se enfoca en la administración del agobio, dolor, desmotivación y demás efectos que pueda tener la pérdida en tal persona, priorizando para esto la calidad del servicio ofertado.

Por norma general, estos seguros de decesos familiares son capaces de dar cobertura a un núcleo familiar, impulsando así estas posibilidades e incluyéndolas en sus coberturas básicas. Como complemento, ciertos de estos seguros ofrecen asimismo coberturas opcionales enfocadas a fortalecer la atención sicológica, entre aquéllos que resaltan los servicios para menores, personas mayores o que tengan necesidades singulares.

Uno de los ejemplos más señalados de esto lo hallamos en el plan de decesos DKV de Protección Familiar que, aparte de ofrecer asistencia sicológica para lidiar con el proceso de duelo, asimismo ofrece atención en casos de cuidados paliativos con cinco sesiones de cuarenta y cinco minutos de atención sicológica presencial, como ilimitadas por teléfono, entre otros muchos.

Dada la relevancia de contar con la asistencia conveniente en el momento de soportar este género de pérdidas, se hace preciso contar con un seguro de decesos completo que pueda ofrecernos la mejor atención sicológica posible. Te invitamos a que hagas las consultas pertinentes y equipares hasta localizar la póliza que mejor se adapte a tus necesidades personales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí