Existen instantes en una compañía en los que se aprecia que los gastos se han disparado, o bien, que por una mala coyuntura económica, como la que se vive en muchos negocios debido a la crisis sanitaria, es preciso recortar los gastos lo máximo posible.

Si bien pueda parecer una labor bastante difícil a priori, existen diferentes consejos y soluciones que asisten a quitar los gastos extra o bien que no son verdaderamente precisos, y reducir aquellos de los que no se puede prescindir por completo.

Invertir en medioambiente

Si la compañía ha efectuado cambios que contribuyan a dañar menos el medioambiente, posiblemente pueda recobrar, por lo menos, una parte de esa inversión. Se trata de una deducción poco famosa entre las compañías y que puede hacer recobrar inversiones hechas en aspectos como un cambio de calderas por otras que contaminen menos o bien de los filtros para reducir las emisiones. Es conveniente examinar bien las inversiones que se han hecho para localizar alguna que pueda ser seleccionable para esta deducción.

Contar con un gestor energético

Se puede llegar a ahorrar mucho en facturas de luz y gas. Ciertas empresas, en verdad, han llegado a ahorrar hasta un cincuenta por ciento haciendo un buen empleo de la energía y optimando los recursos para abaratar costos. La mejor manera de lograr este ahorro es contar con un gestor energético que aporte un asesoramiento independiente y también integral. Los gestores se especializan en todo género de consumo de energía y son quienes mejor conocen el campo, con lo que pueden asistir a examinar, supervisar y, sobre todo, optimar el empleo que se hace de exactamente la misma en una compañía. Un gasto que vale la pena encarar pues los resultados en el abaratamiento de gastos de la compañía van a ser muy conocidos.

Digitalizar la papelería y administración

En cualquier empresa acostumbra a haber un enorme gasto de papelería, que incluye, entre otros muchos materiales, el papel, los sellos o bien el y el tóner. Si la compañía cuenta con un software que sea aproximadamente completo, tiene la posibilidad de suprimir estos gastos. La solución es amoldarse a la factura electrónica. Digitalizar todo ese trabajo que hasta el momento se proseguía haciendo de forma tradicional va a ayudar a suprimir por completo los gastos de papelería si bien incluya otros como el de un operador de facturación, mas, a medio-largo plazo, la factura electrónica supone un ahorro esencial.

Enfocar bien la mercadotecnia

A lo largo de la crisis sanitaria ha habido empresas que en un intento por recortar gastos han prescindido del marketing y de las promociones. La mercadotecnia es un factor esencial que no se debería quitar. Lo que sí es buena opción y supone un recorte en los gastos es enfocar la actividad de promoción a lo que verdaderamente nos interese, examinando la situación del mercado y el público objetivo de la compañía para poder llegar a esas personas, en vez de hacer campañas masivas que no tienen una meta específico y que resultan caras y, muchas veces, poco eficaces.

Invertir en I+D+i

La rebaja fiscal por inversiones en I+D y por proyectos de innovación tecnológica no es ningún secreto para la mayor parte de empresas. Esta rebaja puede ir desde el doce por ciento hasta el cuarenta y dos por ciento . No obstante, en muchas ocasiones no se aprovecha todo cuanto se podría. Para hacerlo, es esencial repasar todos y cada uno de los cambios efectuados en la compañía, si bien parezcan rutinarios, que puedan haber contribuido a una mejora tecnológica de exactamente la misma, puesto que podrían entrar en los que reciben esta rebaja fiscal.

Estas son únicamente ciertas formas de ahorrar en gastos, si bien siempre y en todo momento es posible localizar considerablemente más y, en conjunto, van a suponer un alivio para la compañía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here