Las condiciones de trabajo a distancia han probado una alta eficiencia para contener la pandemia de COVID-diecinueve. No obstante, esta modalidad de trabajo asimismo ha provocado un incremento en la tasa de profesionales con síndrome de burnout.

El distanciamiento físico, no separar las horas de trabajo de las de ocio, la inseguridad y el temor a perder la utilización son ciertas causas que han disparado los casos de agobio en campo laboral.

El agobio en el trabajo es una realidad que afecta al cuarenta por ciento de la sociedad, conforme datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). En ese sentido, el síndrome de burnout, caracterizado por la cronificación del agobio laboral, es un inconveniente que se ha acentuado todavía más con la situación pandémica actual.

Por esta razón, abundantes especialistas en Sicología del Trabajo han señalado este incremento a causa de las condiciones sanitarias y tareas que existen en nuestros días.

El síndrome de burnout: qué es y de qué forma reconocerlo

El síndrome de burnout, asimismo conocido como “síndrome del trabajador quemado” es un proceso en el que el profesional desarrolla una reacción sicológica negativa cara sus labores y funciones, caracterizada por una pérdida de interés progresiva en sus labores, y que se manifiesta mediante un estado de agotamiento físico y mental prolongado en el tiempo.

De esta forma, el agobio laboral se cronifica, llegando a afectar a la autoestima del propio trabajador.

Es esencial que el propio profesional reconozca los síntomas de esta situación. Por lo general, esta condición se manifiesta mediante signos sensibles, como ansiedad, tristeza y también irritabilidad, y físicos, entre aquéllos que se hallan el dolor y la fatiga.

Sin embargo, el trabajador asimismo puede llegar a probar perturbaciones en el comportamiento (sueño deficiente, abulia y sentimiento de aislamiento, entre otras muchas).

Aunque el trabajo a distancia cuenta con numerosas ventajas para los profesionales, la realidad es que existen ciertas peculiaridades negativas que afectan al agobio de la persona.

Entre las desventajas de esta modalidad laboral se hallan el aislamiento, la desvinculación sensible del empleado con la compañía, complejidad para trabajar en equipo, descenso de productividad, el síndrome “siempre trabajando” y una mala ergonomía.

cinco pasos para reducir el agobio en el trabajo a distancia

Trabajar de forma recóndita nos hace sentir agotados. Sin embargo, al revés de lo que podríamos llegar a meditar, la causa del agotamiento no es solo la carga de trabajo o bien las horas excepcionales, sino más bien asimismo un inconveniente cultural que se ha acentuado con las limitaciones para combatir la COVID-diecinueve.

Por esta razón, como profesionales debemos aprender a identificar los signos y síntomas del síndrome de burnout y asistir a un profesional. Además, distintos especialistas en sicología laboral han identificado ciertas pautas que nos pueden asistir a administrar el trabajo a distancia de una manera equilibrada.

1. Sé leal a tu horario de trabajo

Es esencial establecer límites claros en los horarios laborales. Normalmente, las personas que se hallan trabajando de forma recóndita tienen una tendencia a dedicar más tiempo del frecuente a la jornada de trabajo.

Por este motivo, es esencial que delimitemos nuestras labores al mismo tiempo frecuente que dedicaríamos de forma presencial. Esta franja de tiempo puede cambiar por ciertos minutos o bien una hora, puesto que existen algunos factores en el hogar que pueden interrumpir ocasionalmente el desempeño profesional, mas no es conveniente alargar la jornada en demasía.

dos. Tómate un tiempo para reposar

En general, la comodidad del hogar nos invita a no ser rigurosos en lo que se refiere al tiempo de reposo. La proximidad al equipo y la necesidad incesante de adelantar trabajo son factores que promueven esta “necesidad” de proseguir trabajando, si bien nos haya sobrado tiempo.

Es recomendable no dejarse llevar por este sentimiento y ser fieles a este instante de desconexión. Nos va a ayudar a relajarnos, evadirnos y a proseguir la jornada de forma más productiva. En caso contrario, probablemente nuestra productividad se vea mermada como consecuencia de la fatiga y el agotamiento.

tres. Edifica un sistema de apoyo

Las relaciones sociales en el campo laboral son un factor clave en nuestro bienestar. Es frecuente compartir nuestros inconvenientes con los compañeros e inclusive solicitarles ayuda. No obstante, en condiciones de trabajo a distancia nos hallamos asilados y sin este apoyo que es esencial.

Por este motivo, es esencial sostener este proceso de socialización, si bien sea usando otras vías como las redes sociales, los conjuntos de WhatsApp o bien las llamadas telefónicas, como edificar un nuevo sistema de apoyo a través de nuestro ambiente más próximo.

cuatro. Conéctate para un café virtual

On-line con los puntos precedentes, es esencial respetar nuestros tiempos de reposo y sostener las relaciones sociales con el resto compañeros.

De este modo, son cada vez más las compañías que apuestan por promover estos vínculos entre empleados. FreshBooks ha sido vanguardista en esta medida, asignando a personas de diferentes departamentos para reunirse y tomarse un café virtual, robusteciendo los vínculos y la seguridad sicológica.

cinco. Efectúa ejercicios de respiración profunda y meditación

Los ejercicios de meditación y relajación pueden asistirnos de forma notable para soportar el trabajo de forma recóndita. Las investigaciones sugieren que el reposo y la relajación son el mejor antídoto para el agotamiento. Aun podemos emplear el tiempo que ya antes dedicábamos para desplazarnos a nuestro sitio de trabajo para efectuar estos ejercicios y sentirnos recargados.

Una investigación efectuada por Microsoft muestra que el treinta por ciento de los trabajadores se sienten más agotados a causa de las condiciones laborales en el contexto pandémico. En verdad, los mensajes de chat fuera del horario laboral se han aumentado en un sesenta y nueve por ciento .

Por este motivo, es esencial que prosigas estas pautas para intentar reducir el agobio. Es esencial supervisar el tiempo que pasamos en frente de la pantalla, examinarnos y aprender a identificar nuestros excesos.

Además de esto, las condiciones de trabajo a distancia se han normalizado y probablemente muchas empresas las sostengan todavía en tiempos blog post COVID; una razón más para aprender a administrar el trabajo a distancia de una forma saludable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here