El examen de la curva de tolerancia a la glucosa, asimismo llamado de Prueba de Sobrecarga Oral de Glucosa o bien Prueba de tolerancia a la glucosa, es un examen que puede ser pedido por el médico con el propósito de asistir en el diagnóstico de diabetes, prediabetes, resistencia a la insulina o bien otras perturbaciones relacionadas con las células pancreáticas.

Este examen se efectúa desde el análisis de la concentración de glucosa en la sangre en ayuno y tras la ingestión de un líquido azucarado proporcionado por el laboratorio. Así, el médico puede valorar la contestación del organismo en frente de elevadas concentraciones de glucosa. Este es un examen esencial a lo largo de la gestación, siendo incluido en la lista de exámenes prenatales, puesto que la diabetes gestacional puede representar un peligro tanto para la madre para el bebé. Conozca más sobre las posibles dificultades de la diabetes gestacional.

Este examen acostumbra a pedirse cuando la glucemia en ayuno se halla perturbada con lo que el médico debe valorar el peligro de que la persona sufra diabetes. En las gestantes, si la glucemia en ayuno se halla entre ochenta y cinco y noventa y uno mg/dL, se aconseja efectuar la prueba de tolerancia a la glucosa cerca de las semana veinticuatro y veintiocho de gestación y también investigar el peligro de diabetes en el embarazo.

Valores de referencia de la curva de glucosa

La interpretación de la curva de glucosa tras las dos horas es la siguiente:

  • Normal: inferior a ciento cuarenta mg/dl;
  • Tolerancia disminuida a la glucosa: entre ciento cuarenta y ciento noventa y nueve mg/dl;
  • Diabetes: igual o bien superior a doscientos mg/dl.

Cuando el resultado es la Tolerancia disminuida a la glucosa, quiere decir que hay un peligro grande de desarrollar diabetes, pudiendo considerarse una prediabetes. Además de esto, una sola muestra de este examen no basta para el diagnóstico de este sufrimiento, debiendo efectuarse una prueba de glucosa en ayuno al día después para confirmar.

De qué manera se efectúa el examen

El examen se efectúa con la meta de contrastar de qué manera el organismo reacciona en frente de elevadas concentraciones de glucosa. Para esto, la primera muestra de sangre debe hacerse con el paciente en ayuno de al menos ocho horas. Tras la primera muestra, el paciente debe tomar un líquido azucarado que contiene cerca de setenta y cinco g de glucosa en el caso de adultos o bien de uno con setenta y cinco g de glucosa por cada kilogramo en los pequeños.

Tras el consumo del líquido, se efectúan ciertas muestras conforme a la recomendación médica. Generalmente se recaudan tres muestras de sangre hasta el momento en que se completen dos horas de la ingestión de la bebida, o sea, se recaudan ya antes de ingerir el líquido y sesenta y ciento veinte minutos tras su consumo. En ciertos casos, el médico puede pedir solo una medición tras dos horas del consumo del líquido.

Las muestras recogidas son mandadas al laboratorio, para su análisis con el propósito de identificar la cantidad de azúcar en la sangre. El resultado puede ser informado como un gráfico, señalando la cantidad de glucosa en la sangre en todos y cada instante de la prueba, lo que deja una visión más directa del caso, o bien en forma de resultados individuales, siendo el médico quien realice el gráfico para valorar la condición de salud del paciente.

Prueba de tolerancia oral a la glucosa en el embarazo

El examen de tolerancia a la glucosa es esencial para las embarazadas, en tanto que deja que se compruebe el peligro de diabetes gestacional, por poner un ejemplo. El examen se efectúa de igual manera, esto es, la mujer precisa estar en ayuno cuando menos ocho horas y, tras la primera muestra, debe tomar el líquido azucarado a fin de que después se efectúen las mediciones conforme con la recomendación médica.

Las muestras deben tomarse con la paciente recostada de forma cómoda para eludir incomodidad, mareos y caída de la cama de exploración, por poner un ejemplo. Los valores de referencia del examen de tolerancia a la glucosa en las gestantes son exactamente los mismos y el examen debe repetirse en el caso de que se observe alguna perturbación.

Este examen es esencial a lo largo del periodo prenatal, siendo recomendada su realización entre la semana veinticuatro y veintiocho de gestación y tiene como propósito efectuar el diagnóstico precoz de diabetes tipo dos y diabetes gestacional. Los niveles elevados de glucosa en sangre a lo largo del embarazo pueden ser peligroso tanto para la madre para el bebé, pudiendo haber peligro de un parto prematuro y también hipoglicemia neonatal, por poner un ejemplo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here