El cromo es un mineral esencial que puede ser encontrado naturalmente en ciertos comestibles, como en las carnes, los mariscos, los huevos, los vegetales y las legumbres, siendo esencial para el normal metabolismo de hidratos de carbono y grasas en el organismo que actúan como fuente de energía, al unísono que interviene en el control de la glucemia y el hambre.

También, este mineral puede asistir a el perder peso, al incremento de masa muscular, como asimismo al control de la diabetes y el colesterol alto.

Además de encontrarse en ciertos comestibles, es posible consumir este mineral en forma de suplemento, que ha de ser indicado por un médico o bien dietista.

Para qué vale el cromo

El cromo aporta diferentes beneficio para la salud, como se señala a continuación:

1. Favorecer a el perder peso

El cromo ayuda a el perder peso, pues potencializa la acción de la insulina, hormona que aumenta la utilización de hidratos de carbono y grasas por las células como fuente de energía y asimismo a la absorción de proteínas a nivel intestinal.

Por otro lado, el incremento de actividad de la insulina ayuda a reducir el hambre, puesto que las ganas de comer aumentan cuando esta hormona está baja.

dos. Fomentar la ganancia de masa muscular

El cromo asimismo estimula el desarrollo muscular, puesto que aumenta la absorción de proteínas a través del intestino y logra que sea mejor usada por las células musculares tras el ejercicio, así favoreciendo la hipertrofia muscular.

El desarrollo muscular hace que el metabolismo del cuerpo aumente, ayudando a abrasar más calorías y en consecuencia a bajar de peso. Esto sucede, pues el músculo es muy activo metabólicamente y consume mucha energía, en contraste a los tejidos grasos que no gastan calorías. Por ende, cuanta más masa muscular es más simple adelgazar.

tres. Supervisar el azúcar en la sangre

Este mineral ayuda a supervisar la glucemia pues aumenta la sensibilidad de las células a la insulina, de este modo actúa reduciendo la cantidad de azúcar en la sangre, fomentando el control y prevención de la diabetes.

cuatro. Regular los niveles de colesterol

El cromo actúa reduciendo el colesterol LDL, llamado ¨malo¨, y incrementando el colesterol HDL, llamado ¨bueno¨, pudiendo ser indicado como complemento para el tratamiento de colesterol alto y ayudando a prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, como por poner un ejemplo infarto de miocardio.

Comestibles que tienen cromo

EL cromo puede ser encontrado naturalmente en diferentes comestibles, los primordiales son:

  • Carnes, pollo y frutos de mar;
  • Huevos;
  • Granos enteros y cereales integrales como la cebada, el salvado, germen de trigo, maíz , avena y arroz integral;
  • Legumbres, como los frijoles;
  • Frutos secos como, la nuez de brasil y las avellanas;
  • Frutas, como uva, manzana, naranja y banana;
  • Vegetales, como espinaca, lechuga, brócoli, ajo y tomate;

Aparte de estos comestibles, hay un suplemento de diastasa de cerveza que es una genial fuente natural de cromo y se logra en tiendas naturales o bien en farmacias en forma de comprimidos, líquida, o bien en polvo con una recomendación de 1 a dos cucharadas al día.

Conozca más sobre la diastasa de cerveza.

Recomendaciones al día

Las cantidades promedio recomendadas del cromo al día cambian conforme género y la edad, siendo expresadas en microgramos, como se señala en la tabla de a continuación:

Etapa de la vida

Cantidad recomendada

Bebés hasta los seis meses

0,2 mcg

Bebés de siete a doce meses

cinco con cinco mcg

Pequeños de 1 a tres años

once mcg

Pequeños de cuatro a ocho años

quince mcg

Varones de nueve a trece años

veinticinco mcg

Pequeñas de nueve a trece años

veintiuno mcg

Adolescentes (varones) de catorce a dieciocho años

treinta y cinco mcg

Adolescentes (pequeñas) de catorce a dieciocho años

veinticuatro mcg

Hombres adultos de diecinueve a cincuenta años

treinta y cinco mcg

Mujeres adultas de diecinueve a cincuenta años

veinticinco mcg

Hombres adultos mayores de cincuenta y uno años

treinta mcg

Mujeres adultas mayores de cincuenta y uno años

veinte mcg

Adolescentes embarazadas

veintinueve mcg

Mujeres adultas embarazadas

treinta mcg

Adolescentes en periodo de lactancia

cuarenta y cuatro mcg

Mujeres en periodo de lactancia

cuarenta y cinco mcg

No es muy habitual la deficiencia del cromo en personas sanas, en tanto que una nutrición balanceada, incluyendo comestibles ricos en cromo, cubre las cantidades precisas al día.

No obstante esta deficiencia se puede presentar en personas que llevan una dieta rica en azúcar, en el periodo de la lactancia, en diferentes infecciones, en el trauma físico y el ejercicio intenso.

La falta de este mineral puede provocar perturbaciones en el metabolismo de la glucosa, síntomas como cansancio, irritabilidad, perturbaciones de humor, y incremento de los niveles de glucosa y colesterol en la sangre.

De qué manera consumir

El cromo es un mineral que puede ser encontrado naturalmente en los comestibles, como carnes, peces, huevos, frijoles, frutas y verduras, por servirnos de un ejemplo, que han de ser una parte de una alimentación sana y equilibrada.

Se puede consumir mediante la diastasa de cerveza que se logra en tiendas naturales o bien en farmacias en forma de comprimidos, líquida, o bien en polvo.

Aparte de eso, es posible consumir el cromo en forma de suplementos o bien cápsulas, como el picolinato de cromo y el cloruro de cromo. Se aconseja que la dosis sea entre cincuenta a trescientos mcg al día de cromo junto el desayuno o bien almuerzo, basándonos en la indicación del médico o bien dietista. Conozca más sobre el picolinato de cromo.

El empleo de este suplemento, es generalmente indicado por un médico o bien dietista en casos de que el paciente sea diagnosticado con alguna deficiencia de cromo o bien que practican actividad física intensa y desean ganar masa muscular, por poner un ejemplo.

Efectos secundarios

El cromo no semeja peligroso consumido en comestibles y suplementos. Las personas con enfermedades nefríticos o bien hepáticas han de ser cautelosas para no consumir cantidades elevadas de cromo.

Contraindicaciones

Los suplementos de cromo pueden interaccionar con los fármacos para la diabetes como la insulina y la metformina, debido a que su empleo en conjunto puede ocasionar minoración brusca del azúcar en la sangre, motivo por el que debe asistir a su médico tratante ya antes de emplear algún suplemento de cromo. Asimismo podría reducir o bien bloquear el efecto de la levotiroxina, que es un fármaco para inconvenientes de tiroides.

En el caso de embarazo o bien lactancia ya antes de ingerir suplementos de cromo, debe consultarse al médico o bien dietista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí