La condromalacia, asimismo llamada condromalacia rotuliana, es un desgaste de la articulación de la rodilla que se manifiesta mediante síntomas como dolor profundo en la rodilla y en torno a la rótula cuando se efectúan ciertos movimientos.

La condromalacia rotuliana puede acontecer debido a la realización de movimientos repetitivos con la rodilla, sobrepeso o bien puede ser consecuencia de lesiones en esta articulación, con lo que es esencial preguntar al traumatólogo a fin de que sea efectuado el diagnóstico y también empezado el tratamiento más conveniente, el que puede incluir el empleo de antinflamatorios, fisioterapia y, en algunos casos, cirugía.

Primordiales síntomas

Los síntomas de la condromalacia rotuliana brotan debido al desgaste del cartílago de la articulación de la rodilla, siendo los principales:

  • Dolor en la rodilla al subir y bajar escaleras, correr o bien levantarse de una silla, por ejemplo;
  • Dolor cerca de la rótula, singularmente al flexionar la pierna;
  • Ardor o bien dolor en la rodilla al plegar la pierna por mucho tiempo;
  • Crepitación en la rodilla (sensación de tener arena en la rodilla) o bien chasquidos en la articulación;
  • Rodilla hinchada.

Frente a la presencia de estos signos y síntomas, es esencial que el traumatólogo sea consultado, puesto que de esta forma posiblemente sea efectuada una evaluación de los síntomas y sea llevado a cabo un examen físico, aparte de indicarse pruebas de imagen como radiografía y resonancia imantada, con el propósito de confirmar el diagnóstico y, de este modo, orientar el tratamiento más conveniente.

Posibles causas

La condromalacia rotuliana puede suceder a consecuencia del envejecimiento, puesto que es normal observar el desgaste de las articulaciones a lo largo del tiempo. Además, la carencia de actividad física asimismo puede acrecentar el peligro de sufrir esta afección, en tanto que hay un mayor debilitamiento del músculo cuádriceps, lo que asimismo puede estar relacionado con el desarrollo de esta perturbación.

Del mismo modo, este desgaste puede surgir debido al sobrepeso, realización de movimientos repetitivos con la rodilla, práctica de actividades físicas de alto impacto, desalineación de la rodilla y lesiones en esta articulación.

Conozca las primordiales causas de dolor en la rodilla.

Condromalacia rotuliana: síntomas, causas y de qué manera se trata

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento para la condromalacia depende de la causa y del grado de desgaste del cartílago, pudiendo indicarse por el traumatólogo el empleo de fármacos, la realización de ejercicios de fortalecimiento de los músculos de la pierna, sesiones de fisioterapia y, en los casos más graves, cirugía.

A lo largo del tratamiento, es esencial eludir emplear zapatos de tacón alto, no cruzar las piernas cuando se esté sentado, sostener buena postura, eludir subir rampas o bien hacer ejercicios en sitios empinados, aparte de aconsejarse el perder peso, caso de que esta sea una de las causas de la condromalacia, con el propósito de reducir el peso sobre la articulación. Asimismo es esencial emplear zapatos que den un buen apoyo de los pies, eludiendo impactos superfluos en las rodillas.

1. Fármacos

Los fármacos indicados en el tratamiento de la condromalacia tienen como objetivo fomentar el alivio del dolor y las molestias, pudiendo aconsejarse el empleo de antinflamatorios y calmantes en forma de comprimidos o bien pomada, las que deben aplicarse de manera directa en la zona del dolor.

Por norma general, los fármacos son indicados a lo largo de siete días, al comienzo del tratamiento, para calmar el dolor y facilitar la movilidad; no obstante, estos no deben emplearse por más tiempo por el hecho de que pueden dañar el estómago. También, ya antes de consumir cualquier antinflamatorio, se aconseja tomar un protector gástrico para resguardar las paredes estomacales. Tomar el fármaco después de las comidas asimismo contribuye a la minoración del malestar gástrico que este puede provocar.

Las pomadas pueden emplearse de dos a tres veces al día, efectuando un pequeño masaje hasta el momento en que sea absolutamente absorbida por la piel. Aplicar la pomada después de un baño templados puede acrecentar su eficiencia, puesto que facilita la absorción de exactamente la misma.

dos. Fisioterapia

La fisioterapia puede indicarse con la meta de fomentar la extensión de los músculos de la parte trasera del muslo y el fortalecimiento de los músculos de la pierna, de manera especial de aquellos situados en la parte frontal del muslo, pudiendo ser efectuado a través de ejercicios o bien de dispositivos como láser, ultrasonido, kinesioterapia o bien microcorriente, por servirnos de un ejemplo.

tres. Cirugía

La cirugía acostumbra a aconsejarse en los casos más graves de condromalacia rotuliana, en los que no hay mejora de los síntomas aun después del empleo de fármacos y de la realización de fisioterapia. Así, el médico puede señalarse la ejecución de artroscopia, consistente en un pequeño procedimiento quirúrgico efectuado para observar las estructuras dentro de la articulación y arreglar la lesión. Después de la artroscopia, acostumbra a indicarse realizar sesiones de fisioterapia para favorecer la restauración y progresar la amplitud de los movimientos de la rodilla.

Conozca más sobre la artroscopia y de qué forma es la restauración tras la cirugía.

¿La condromalacia rotuliana tiene cura?

La condromalacia rotuliana tiene cura cuando la persona efectúa el tratamiento con corrección, siendo posible conseguir la cura en unas semanas. Para ello, es esencial desinflamar la zona, recobrar la integridad de la articulación, robustecer y extender los músculos de la pierna y ajustar la situación de la rótula y de los pies.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí