Los comestibles que asisten a cicatrizar como la leche, el youghourt natural sin azúcar, la naranja y la piña son esenciales en la restauración tras una cirugía por el hecho de que facilitan la capacitación de tejido que ayuda a cerrar las heridas y a reducir la marca de la cicatriz. ​

Para progresar la cicatrización asimismo es esencial sostener el organismo bien hidratado, ya que ayuda en el transporte de los nutrientes y mejora la elasticidad de la piel, fomentando una buena cicatrización. Una buena solución pueden ser los comestibles ricos en agua como la naranja, sandía, pepino y sopas normalmente. Conozca más sobre cuáles son los comestibles ricos en agua.

Vea en el próximo a vídeo siete comestibles que asisten a desinflamar el cuerpo:

Comestibles para cicatrizar más veloz

En la tabla ahora hay una lista de comestibles que contribuyen a una mejor cicatrización de la piel y que han de ser consumidos en el blog post operatorio quirúrgico, tras efectuarse un corte o de hacerse un tatuaje o piercing:

Ejemplos de comestibles Beneficios en la cicatrización
Proteínas Carne baja en grasa, huevo, pescado, gelatina, leche y derivados. Participar en la capacitación de tejido, el que va a ser preciso para cerrar la herida.
Omega-tres Sardina, salmón, atún o semillas de chía. Reducir la inflamación facilitando la cicatrización.
Vitamina C

Naranja, mandarina, fresa, piña, brócoli, kiwi, toronja, pimiento verde y tomate.

Favorece la capacitación del colágeno, ayudando a sostener la solidez de la piel.
Vitamina liposoluble de tipo K Brócoli, espárragos o espinaca. Actúa en el proceso de coagulación sanguínea, ayudando a detener la hemorragia y facilitando la cicatrización.
Hierro Hígado, canes de ave y pescados, mariscos, yema de huevo, garbanzos, guisantes o lentejas. Asistir a sostener las células sanguíneas saludables, que son esenciales para llevar los nutrientes al sitio de la herida.
Valina Soja, nuez de Brasil, cebada o berenjena. Favorecer la regeneración de los tejidos.
Vitamina liposoluble E Aceites de girasol, maíz y soja, semillas de girasol, avellanas o cacahuates. Tienen efecto antioxidante, ayudando en el proceso de la cicatrización.
Vitamina liposolubre A Zanahoria, tomate, mango o remolacha. Fomentan el fortalecimiento del sistema inmune, previniendo las inflamaciones.

Aparte de eso, tomar bastante agua asimismo ayuda en la cicatrización, por el hecho de que es esencial para el transporte de todos y cada uno de los nutrientes por el organismo, y para sostener la elasticidad de la piel, fomentando una buena cicatrización.

Tomar suplementos alimentarios como glutamina o Cubitan, entre otros muchos, asimismo pueden ser útiles para facilitar el proceso de cicatrización, singularmente en el caso de heridas y escaras que aparecen en personas acostadas.

Comestibles que empeoran la cicatrización

Algunos comestibles entorpecen la cicatrización y no han de ser consumidos tras la cirugía, al tiempo que aún se tienen los puntos como por ejemplo: dulces, refrescos, frituras o carnes procesadas como salchichas. Por esto es esencial excluir de la nutrición todo cuanto tenga grasa y primordialmente azúcar, esto incluye comestibles como:

  • Azúcar, miel, melaza;

  • Refrescos, chocolate, helados, jugos pasterizados y galletas rellenas o no;

  • Youghourts con azúcar, leche chocolateada, mermeladas con azúcar;

  • Carnes con alto contenido de grasa, carne de puerco, embutidos, tocino.

  • Mantequilla, margarina, aceites y frituras generalmente.

Estos comestibles pueden dañar la cicatrización pues el azúcar y la grasa industrializada aumentan la inflamación en el organismo y complican la circulación de la sangre, que es esencial a fin de que los nutrientes lleguen a la herida para cicatrizar el tejido.

Un buen planteamiento es contrastar el etiquetado nutricional de los comestibles industrializados y contrastar si poseen azúcar en la lista de ingredientes del producto. En ocasiones el azúcar está oculto con ciertos nombres extraños, como Maltodextrina o Jarabe de maíz.

Dieta para facilitar la cicatrización en el postoperatorio

Una buena opción para comer en el blog post operatorio es tomar una sopa de verduras, licuefactada con una cucharadita de aceite. Esta primera comida ha de ser líquida y se puede tomar aun en un vaso con un pitillo para facilitar.

Cuando el paciente esté menos mareado, va a poder hacer una comida ligera, preferentemente tipo puré, dando preferencia a los comestibles y vegetales cocidos. Una buena sugerencia es comer 1 filete de salmón a la plancha o cocido, aliñado con finas yerbas y brócoli cocido, y 1 vaso de jugo de naranja batido con fresas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here