El clomifeno es un fármaco indicado para el tratamiento de la infertilidad femenina en mujeres que no consiguen ovular, puesto que actúa estimulando el desarrollo de los óvulos, dejando que sean liberados del ovario para ser fecundados.

Este fármaco puede ser indicado por el ginecólogo después de la realización de exámenes, con el propósito de excluir otras posibles causas de infertilidad o para tratarlas apropiadamente, en el caso de que existan. Vea las primordiales causas de la infertilidad femenina.

El clomifeno puede comprarse en farmacias usuales, en forma de comprimidos de cincuenta mg de citrato de clomifeno, bajo el nombre comercial de Omifin, Moments, Fentocile, Clofesol, Zimaquin, Clomid, entre otros muchos, y ha de ser adquirido a través de presentación de receta médica.

El clomifeno está indicado para el tratamiento de la infertilidad femenina ocasionada por la ausencia de ovulación, puesto que hace que la glándula pituitaria em el cerebro estimule la liberación de hormonas precisas para el desarrollo de los óvulos, dejando que sean liberados del ovario, a fin de que sean fecundados. La ovulación ocurre en general de seis a doce días después de la administración del fármaco.

También, el clomifeno asimismo puede ser indicado para alentar la producción de óvulos ya antes de efectuar una inseminación artificial o cualquier otra técnica de reproducción asistida.

El tratamiento consiste en tres ciclos, los que pueden ser llevados a cabo de forma alternada o continua, conforme con las indicaciones del ginecólogo.

La dosis recomendada para el primer ciclo de tratamiento es de 1 comprimido de cincuenta mg al día, a lo largo de cinco días. En mujeres que no menstrúan, el tratamiento puede ser comenzado en cualquier periodo del ciclo menstrual. Si es programada una inducción de la regla a través de el uso de progesterona o si brota regla espontánea, el clomifeno ha de ser administrado desde el cinco.º día del ciclo.

Si ocurre ovulación con esas dosis, no es preciso acrecentar la dosis en los dos ciclos siguientes. Mas si la ovulación no ocurre después del primer ciclo de tratamiento, ha de ser llevado a cabo un segundo ciclo con cien mg al día, a lo largo de cinco días, tras treinta días del tratamiento precedente.

La dosis máxima del clomifeno no debe exceder cien mg al día por un periodo de cinco días. Además, no se aconseja seguir el tratamiento tras tres ciclos, en mujeres que no presentaron ovulación a lo largo del uso del clomifeno.

En el caso de que la mujer quede encinta a lo largo del tratamiento, se debe interrumpir el fármaco.

Los efectos secundarios más frecuentes que pueden surgir a lo largo del tratamiento con clomifeno incluyen:

  • Sofocos (calorones);
  • Enrojecimiento del rostro;
  • Perturbaciones visuales, como mayor sensibilidad a la claridad o ver destellos de luz;
  • Molestias abdominales;
  • Dolor en los senos;
  • Insomnio;
  • Mareos;
  • Vértigos;
  • Dolor de cabeza;
  • Incremento de las ganas de mear y dolor al orinar;
  • Endometriosis o exacerbación de una endometriosis preexistente;
  • Incremento del peligro de que ocurra un embarazo ectópico.

Además, el clomifeno puede ocasionar una condición llamada síndrome de hiperestimulación ovárica, que puede ser sentida a través de el surgimiento de síntomas como dolor o hinchazón abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, ganancia veloz de peso, en especial en el semblante y en el abdomen, minoración o ausencia de producción de orina, dolor al respirar, sensación de falta de aire, singularmente al acostarse, o latidos cardiacos acelerados. Frente a la presencia de estos síntomas, se debe interrumpir el tratamiento y buscar ayuda médica de manera inmediata o asistir a la sala de urgencias más próxima.

El clomifeno está desaconsejado en personas alérgicas a los componentes de la fórmula.

Además de esto, tampoco ha de ser usado a lo largo del embarazo y lactancia materna, ni en personas con enfermedades hepáticas, tumores dependientes de hormonas, con sangrado uterino de origen indeterminado, disfunción tiroidea o adrenal ni en pacientes con lesión orgánica intracraneal, como un tumor de la hipófisis, por servirnos de un ejemplo.

Este fármaco tampoco ha de ser empleado en mujeres con quiste en el ovario, salvo ovario poliquístico, puesto que puede suceder una dilatación auxiliar del quiste.

¿El clomifeno puede ser empleado por hombres?

El clomifeno no tiene indicaciones aprobadas para el tratamiento de la infertilidad en hombres.

No obstante, ciertos estudios [1,2,3] sugieren que el citrato de clomifeno puede causar un incremento de la testosterona en hombres con bajos niveles de esa hormona, lo que puede favorecer a hombres con baja cantidad de espermatozoides o que tengan infertilidad por causa indefinida.

De igual forma, aún son precisos más estudios que verifiquen la eficiencia del citrato de clomifeno en hombres, como las dosis seguras. Por tal razón, el uso de este antídoto por personas del sexo masculino solo ha de ser llevado a cabo cuando es indicado por el médico, después de la evaluación de las causas de la infertilidad, de los niveles hormonales de testosterona y de los peligros y beneficios del tratamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí