Dado los, poco a poco más, asoladores efectos del cambio climático y las previsiones de un significativo incremento de la demanda de comestibles, en las próximas décadas, en consonancia con las esperanzas de lograr una población mundial total de prácticamente diez millones de personas, la relevancia de la agricultura sustentable está más de actualidad que jamás.

No solamente se trata de calmar los inconvenientes medioambientales. Se ha probado que la agricultura intensiva es inútil de satisfacer la demanda actual y que ese uso de la tierra acaba por agotar sus reservas de nutrientes. Aun, si se aplican productos químicos. Si tiene una granja o sabe de alguien que tenga una y está presto a mudar a este género de agricultura, la próxima información le resultará útil.

cinco prácticas de agricultura sustentable

1. Girar y alternar cultivos

La relevancia de la rotación de cultivos es una cosa que jamás se va a repetir suficientes veces. Mientras que el cultivo primordial emplea los recursos del suelo, precisos para su desarrollo, después se pueden plantar otros cultivos que vuelvan a incorporar esos recursos (por poner un ejemplo, las leguminosas restauran los niveles de ázoe del suelo) al suelo ya antes del siguiente cultivo. Esta técnica no solo es clave para alimentar el suelo de forma orgánica y sin productos químicos, asimismo es clave para conseguir un mayor desempeño de los cultivos. Si deseas conocer un tanto más a fondo esta técnica, puedes localizar más recomendaciones acá.

dos. Cultivos de cobertura y abono verde

La función de los cultivos de cobertura, dependiendo de la planta escogida, puede ser más de una. Por una parte, dan nutrientes al suelo, como en el caso de las leguminosas, citado anteriormente. Asimismo sirven de protección contra elementos como el viento y, además de esto, pueden emplearse como cobertura en el suelo, para el pastoreo de animales o como compostaje.

En el caso de utilizarse como abono verde, no solo daría nutrientes al cultivo primordial una vez que el cultivo de cobertura ha sido eliminado, otras ventajas auxiliares son la de resguardar el suelo desnudo en frente de la erosión y la de suprimir la maleza, puesto que al ser puesto encima de ella, se ve privada de luz solar, precisa para la fotosíntesis.

tres. Adiós a la labranza

Pese a las ventajas que se consiguen con la labranza (mejor integración del estiércol en el suelo, supresión de restos, aireación y calentamiento del suelo), las desventajas prosiguen siendo superiores.

Al efectuar la labranza, la materia vegetal que cubre el suelo se aparta de este, dejándolo desnudo. El suelo desnudo es considerablemente más frágil a la acción del viento y el agua, que lo desgastan y, al no estar sólido como anteriormente de la labranza y haberse roto su estructura básica, ahora le cuesta más absorber el agua y nutrientes que recibe.

Aparte de todo eso, la labranza desplaza la capa superior del suelo cara abajo, lo que mata a millones de microbios e insectos ventajosos para los cultivos y que son parte del ecosistema terrestre. Esta pérdida de salud del suelo hace que, en un largo plazo, sea preciso el uso de grandes cantidades de productos químicos para sostener la productividad, lo que va contra la sostenibilidad.

cuatro. Uso de métodos de administración integrada de plagas

Las plagas son uno de los grandes riesgos cuando se cultiva. Y, si bien los plaguicidas pueden asistir a terminar con ellas de tal modo que no afecten al desempeño de los cultivos, el uso progresivo de ellos hace que las plagas consigan una mayor resistencia a dichos productos.

banner-ebook-como-comenzar-no-una-sino más bien-cien-ideas-negocios-interior

A Dios gracias, hay otros métodos de control de plagas. Entre ellos, resaltan los biológicos. Aparte de girar cultivos, dos opciones extensamente utilizadas son la de plantar árboles cerca del campo, donde anidarán pájaros que van a tener en los animales de la plaga gran parte de su sustento alimenticio. La otra alternativa es la introducción de insectos inofensivos para los cultivos, mas que se nutren de las plagas, como las mariquitas.

cinco. Práctica de la agrosilvicultura

Merced al microclima que los árboles forman a su alrededor, que favorece la estabilidad y conservación de la humedad del suelo y la temperatura, al tiempo que resguarda a los cultivos del viento, esta práctica se ha transformado en un poderoso aliado en zonas secas y/o con suelos propensos a la desertificación.



Los árboles asimismo mejoran la estabilidad y estructura del suelo, eludiendo así las escorrentías. También, los frutos y la madera de esos árboles pueden ser utilizados como fuente de ingreso auxiliar o como procedimiento para diversificar la producción.

Aunque la idea de tener una explotación es la de conseguir el mayor beneficio posible, hay que tomar en consideración que la sobreexplotación y el uso de técnicas poco respetuosas con el medioambiente puede afectar a la producción en un largo plazo. El propósito de la agricultura sustentable no solo es aumentar al máximo dicha producción, asimismo cerciorarse de que las futuras generaciones gozarán del medioambiente y sus beneficios de igual forma que hacemos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí