Las mascarillas caseras que tienen acción exfoliante e hidratante son geniales opciones para quitar los puntos negros del semblante, cuello y leño, ya que asisten a quitar las células fallecidas, destapar los poros, aparte de hidratar y dejar la piel más saludable por más tiempo.

Ciertas opciones de mascarillas caseras para suprimir los puntos negros son las que asisten a regular la oleosidad de la piel y dismuyen la producción de sebo, como las mascarillas de arcilla verde y sábila, aparte de los exfoliantes de azúcar y aceite de almendras, por poner un ejemplo, que se pueden aplicar en el semblante 1 a dos veces al mes.

Una mascarilla facial o un exfoliante casero pueden ser una genial forma de llenar el ritual de limpieza de cutis, deshacerse de los puntos negros de la piel y eludir que se formen nuevos. No obstante, ya antes de utilizar estos productos, es esencial aplicarse un tanto de la mezcla en el antebrazo y aguardar unos quince minutos para poder ver si la piel se enrojece o se irrita, debiendo evitarlos si esto ocurre. Consulte todos y cada uno de los pasos para efectuar un ritual de limpieza de cutis.

Con independencia de la mascarilla escogida, es esencial el uso de protector solar para prevenir la aparición de máculas en la piel, producto de las cicatrices del acne, aparte de resguardar la piel de los rayos UVA y UVB.

Ciertos ejemplos de mascarillas caseras para quitar los puntos negros son:

1. Mascarilla de arcilla verde

La arcilla verde es un poderoso agente limpiador para pieles mixtas o grasas, ya que tiene propiedades antioxidantes, que asisten a suprimir las toxinas presentes en la capa más externa de la piel, aparte de quitar gradualmente las impurezas y el exceso de grasa, lo que previene la capacitación de nuevos puntos negros.

Ingredientes

  • tres cucharadas de arcilla verde;
  • ½ taza de té de agua filtrada.

De qué manera usar: entremezclar los ingredientes en un recipiente limpio y seco hasta conseguir una mezcla homogénea. Ahora, aplicar la mascarilla sobre la piel, dejándola actuar a lo largo de unos treinta minutos. Retirar el producto con agua fría o tibia, sin frotar la piel, y secar con una toalla suave. Se aconseja aplicar esta mascarilla una vez a la semana.

dos. Mascarilla de sábila

La mascarilla de sábila tiene propiedades nutritivas, regeneradoras e hidratantes, siendo una genial opción para reducir la oleosidad de la piel y combatir la aparición de puntos negros y espinillas.

Ingredientes

  • ½ taza de gel de sábila;
  • cinco gotas de aceite de rosa mosqueta.

De qué forma usar: retirar el gel presente dela hoja de sábila y ponerlo en un recipiente limpio y seco, añadiendo el aceite de rosa mosqueta. Entremezclar hasta lograr una consistencia homogénea y, con la piel limpia, aplicar por toda la zona que se desee tratar. Dejar actuar la mascarilla a lo largo de veinte minutos y después retirar con agua templada y un jabón neutro.

tres. Hidratante natural con miel y lavanda

La crema hidratante de miel y lavanda tiene propiedades asépticas y antioxidantes, que asisten a compensar la cantidad de bacterias presentes en la piel, disminuyendo la posibilidad de acne y puntos negros. Además de esto, contribuye al proceso de cicatrización, favorece la hidratación profunda y da un efecto calmante y relajante a la piel. Vea otras recetas de mascarillas faciales de miel.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de miel;
  • tres cucharadas de flores de lavanda;
  • 1 cucharada de agua.

De qué forma usar: entremezclar los ingredientes en un recipiente limpio hasta conseguir una pasta homogénea. Entonces aplicar la mascarilla en el semblante y dejar actuar de quince a veinte minutos, por último retirar con agua y jabón neutro hasta quitar todos y cada uno de los restos. Se aconseja reiterar el tratamiento cada quince días. Esta mascarilla no ha de ser empleada por personas alérgicas al polen, la miel o al propóleo.

cuatro. Exfoliante de avena y aceite de coco

La combinación de avena y aceite de coco favorece la limpieza y supresión de puntos negros, ya que tiene acción antioxidante que ayuda a hidratar y alimentar la piel, dejándola más saludable y sedosa. Conoce otros beneficios del aceite de coco.

Ingredientes

  • dos cucharadas de salvado o harina de avena;
  • tres cucharadas de aceite de coco.

De qué forma usar: entremezclar la avena y el aceite de coco hasta formar una pasta homogénea. Ahora, aplicar esta mezcla sobre el semblante limpio y seco, efectuando ligeros movimientos circulares, con la yema de los dedos, a lo largo de diez minutos. Por último, se debe lavar el semblante con agua templada y un jabón neutro para quitar todos y cada uno de los restos del exfoliante. Se aconseja exfoliar la piel 1 vez a la semana.

cinco. Exfoliante de azúcar y aceite de almendras

El exfoliante de azúcar y aceite de almendras es una enorme opción para suprimir los puntos negros. Además de esto, este exfoliante suprime las células fallecidas de la piel y evita que se formen nuevos puntos negros.

Ingredientes

  • tres cucharadas de aceite de almendras, aceite de jojoba o aceite de oliva;
  • 1 vaso de azúcar blanco o mascabado.

De qué manera usar: entremezclar las cucharadas del aceite de almendras, jojoba o aceite de oliva y el azúcar, hasta formar una pasta homogénea. Aplicar la mezcla sobre el semblante limpio y seco, masajeando con ligeros movimientos circulares a lo largo de cinco minutos. Entonces se debe lavar la cara con agua templada y un jabón neutro para suprimir todos y cada uno de los restos. Para conseguir mejores resultados, se aconseja aplicar la mascarilla 1 vez por semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí