Las personas con movilidad reducida, ya sea por algún género de nosología o por la edad, precisan de ayuda tanto de cuidadores como de aparatos para desenvolverse en sus labores rutinarias. Entre esos accesorios que le facilitan su desempeño diario hallamos los andadores, que proporcionan una mayor autonomía a fin de que las personas con movilidad reducida puedan pasear con una mayor seguridad y libertad.

Si tienes dudas sobre los beneficios del uso de un andador, vamos a explicarte por qué es una espléndida idea a fin de que las personas con movilidad reducida puedan llevar una vida activa.

cinco beneficios que aporta el uso de andadores

En el momento de escoger un andador hay que tomar en consideración en de qué manera va a aportar mejoras en la movilidad de la persona que lo usa, mas sean como sean sus peculiaridades, va a suponer un incremento en la calidad de vida de su usuario.

Estas son ciertas primordiales ventajas del uso de andador:

Mejoras físicas

La vida sedentaria es uno de los mayores oponentes de una buena salud, ya que se pierde musculatura y los miembros se atrofian, aparte de que acarrea una pérdida de elasticidad y la posibilidad de padecer más lesiones. Los humanos precisan moverse, ya sea para hacer cosas tan rutinarias como caminar o subir escaleras.

Con un andador, la persona con movilidad reducidad puede pasear con mayor sencillez, se mejora el tono muscular de todo el cuerpo, se acrecienta la producción de vitamina liposoluble D y aumenta la circulación sanguínea.

Mayor sociabilidad

Con el uso del andador sus usuarios pueden salir más de manera frecuente a la calle y por tanto progresar su vida social. El andador deja tener un mayor contacto con la sociedad y acceder a los espacios que se quieren visitar con menor complejidad tanto en personas mayores como en aquellas con movilidad reducida.

Incremento del bienestar

Relacionarse con otras personas siempre y en todo momento tiene unas repercusiones en el humor, por eso es el uso del andador es conveniente a nivel sicológico y sensible. Cuando se hacen actividades, en el cerebro hay unos neurotransmisores que liberan endorfinas y provocan una sensación de dicha. Al emplear el andador, las personas con movilidad reducida logran hacer ejercicio y eso favorece que estén más alegres e inclusive que duerman y descansen mejor.

Independencia

Hacer las cosas por nuestros medios es siempre y en toda circunstancia una genial forma de sentirse mejor, y por consiguiente, prosperar la autoestima, ya que no hay que estar pidiendo a otra persona que nos asista a trasladarnos a cualquier parte.

Además de esto, al poder tener más libertad se pueden sostener conversaciones con otras personas, lo que asimismo activa las capacidades mentales e intelectuales.

Posibilidad de viajar

En el mercado hay una enorme pluralidad de andadores plegables que no solo dejan que se almacene con comodidad en casa, sino se pueden llevar a cualquier parte. Al ser ligerísimos son simples de transportar y por consiguiente es un genial compañero de viaje para las personas con movilidad reducida que precisan trasladarse a otro sitio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí