En el momento en que una mujer está encinta, lo mejor que puede hacer, siempre que el médico lo apruebe, es moverse. Conjuntar el ejercicio aeróbico, como, por servirnos de un ejemplo, pasear a paso ligero, bici estática o bien elíptica e inclusive la natación, con un ejercicio que asimismo implique un adiestramiento mental, el Pilates.

El Pilates es un ejercicio que genera múltiples beneficios en una mujer encinta, puesto que trabaja las estructuras anatómicos perjudicadas tanto en el embarazo como en el parto.

Una mujer a lo largo de su embarazo experimenta muchos cambios físicos y sicológicos esenciales, algo absolutamente normal cuando medra una vida nueva dentro de la mujer.

De ahí que, como ya hemos citado, para hacer más soportable el embarazo es aconsejable hacer deporte de forma frecuente, siempre y cuando el médico no afirme lo opuesto. El Pilates para embarazadas es el deporte más conveniente para estos casos.

Seguro que si lees este artículo es por el hecho de que te resulta interesante saber más sobre los beneficios que tiene el Pilates a lo largo del embarazo. De ahí que, ahora, vamos a contarte todo cuanto precisas saber sobre esta técnica.

Asimismo puedes aprovechar y probar de forma directa el pilates en tu urbe como por servirnos de un ejemplo, los muchos centros que hay de pilates para embarazadas en Valencia. ¡Seguro que te encantará!

¿Qué es el Pilates?

Antes de nada, deseamos explicarte concisamente exactamente en qué consiste este procedimiento. El pilates es una técnica que tiene poco a poco más seguidores.

Consiste en practicar una serie de ejercicios basados en la respiración, coordinación y control del cuerpo sobre la psique, aparte de requerir una enorme concentración para poder efectuarlos. Se trata de ejercicios dirigidos a prosperar la flexibilidad y la fuerza de todo el cuerpo, sin acrecentar su volumen.

Los ejercicios acostumbran a centrarse en movimientos controlados y ordenados con la respiración, para lograr un cuerpo equilibrado y armonioso.

Este ejercicio no solo es ventajoso para una mujer gestante, sino más bien asimismo para cualquiera que desee estirar y fortalecer la musculatura de su cuerpo y trabajar la postura.

Si bien es verdad que es un ejercicio muy recomendado para las mujeres embarazadas, sobre todo desde el segundo trimestre de gestación.

¿Qué beneficios aporta el Pilates a lo largo del embarazo?

Practicar pilates a lo largo de los meses de gestación puede aportar muchos beneficios que ahora vamos a enumerar:

Controla el incremento de peso

El primordial beneficio y el que les preocupa a muchas mujeres es el incremento de peso que se padece con el embarazo. Esos kilogramos de más que entonces cuesta mucho deshacerse de ellos.

De ahí que, la práctica de esta disciplina ayuda a supervisar el incremento de peso de la futura madre. ¡Es ideal para sostenerse!

Robustece la musculatura

Una mujer encinta no debería efectuar exactamente los mismos ejercicios que tal vez acostumbraba a hacer cuando no lo estaba. Sostener los glúteos y las piernas firmes cuesta mucho y semeja que con el embarazo no se pueda continuar sosteniendo.

Meditar de esta manera es un fallo, pues merced al pilates se robustece la musculatura tanto de piernas como de brazos. Mas no solo eso, sino asimismo robustece la pared abdominal y el suelo pélvico, lo que va a ayudar a los músculos a aguantar mayor carga y progresar la fuerza expulsiva a lo largo del parto.

Ventajoso para el parto

Este punto es el que tal vez le interese a toda futura madre. Ese temor al parto, de no saber de qué forma va a ser ni qué dolores va a tener. Con la práctica de este deporte la mujer se encara al trabajo de parto con sus músculos tonificados y flexibles.

Mas, además de esto, como es una técnica basada en la relajación y la respiración, a lo largo de la práctica la mujer ha aprendido a supervisar la respiración, lo que le ayuda a reducir la tensión que el propio parto le pueda ocasionar.

Mejora el sistema circulatorio

Todos sabemos que a lo largo del embarazo los edemas y la hinchazón de piernas es usual. Esa retención de líquidos que muchas mujeres temen. Merced a este procedimiento mejora el sistema circulatorio y con esto previene la aparición de edemas.

Otros beneficios que aporta practicar Pilates a lo largo del embarazo son los siguientes:

–   Reduce la tensión muscular.

–   Reduce la ansiedad

–   Reduce la fatiga y ayuda a prosperar la movilidad de las articulaciones.

–   Favorece al mantenimiento de posturas convenientes, lo que ayuda a prevenir dolores o bien lesiones.

¿En qué momento puedo comenzar a practicar Pilates en el embarazo?

Esta asimismo es una de las preguntas más usuales que se hacen muchas mujeres embarazadas que desean empezar con esta disciplina.

Es esencial resaltar que la práctica de pilates a lo largo del embarazo siempre y en todo momento se debe hacer con un permiso médico. Una vez se tenga el permiso se puede iniciar tras los 3 primeros meses, y si el embarazo no presenta dificultades, es muy aconsejable comenzar a practicarlo en el segundo trimestre.

Asimismo has de saber que el pilates es uno de los deportes más recomendados para la restauración posparto. Para recobrar la estabilidad del cuerpo y eludir dolores musculares. Es muy ventajoso para robustecer la musculatura abdominal y el suelo pélvico.

Como ves son muchos las ventajas que tiene practicar pilates, ¡no te lo pienses!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here