La compañía de entregas colaborativas, Shopopop, ha identificado 3 beneficios que las entregas colaborativas aportan a las pequeñas y medianas empresas, entre aquéllos que se hallan la optimización de los costos empleados en la logística, el incremento de la competitividad y la fidelización de los clientes del servicio.

Las Pymes españolas precisan amoldarse a las nuevas demandas en materias como el delivery, de manera que puedan sostener su competitividad en el mercado. Así, estas empresas se hallan con contrariedades en el momento de ofrecer un servicio inmejorable de entrega a sus clientes del servicio, lo que supone un factor vital en el momento de fidelizarles. A esto se aúna la existencia de barreras por la parte de las pequeñas y medianas empresas para aceptar los elevados costes del carburante y al incremento exponencial de la demanda de entregas a domicilio.

Por esta razón, entre las ventajas que las plataformas de entregas colaborativas ofrecen a las Pymes, la start-up de envíos colaborativos destaca:

  1. Optimización de los costos logísticos. Las entregas colaborativas son una opción alternativa para las Pequeñas y medianas empresas que les deja eludir grandes inversiones económicas en las entregas de última milla. Concretamente, Shopopop se apoya en una comunidad de repartidores privados, los Shoppers, ciudadanos que aprovechan sus viajes diarios, como ir al trabajo, para dar productos a domicilio desde los puntos de venta asociados con la plataforma. Así, se optiman los costos operativos de la logística tradicional y de los recursos humanos auxiliares.
  2. Incremento de la competitividad: Este modelo de entregas colaborativas ayuda a estrechar la brecha digital que existe entre las grandes empresas, que ya cuentan con un servicio digitalizado de delivery, y las Pequeñas y medianas empresas. De este modo, merced a esta clase de entregas colaborativas, las Pymes pueden implantar en su modelo el servicio de delivery y, así, ser competitivas en el mercado.
  3. Fidelización de los clientes del servicio. El funcionamiento de esta organización supone para las Pequeñas y medianas empresas una solución sustentable, ya que se optiman los desplazamientos frecuentes de los repartidores para efectuar las entregas. Además de esto, merced a la velocidad en el servicio, ya que las entregas se pueden efectuar en un plazo de dos horas y no tienen límites por franja horaria, favorece que los clientes del servicio aumenten su fidelización.

“Se trata de un modelo de negocio que deja poner solución a muchos de los inconvenientes que hallan las Pequeñas y medianas empresas en el momento de ofrecer un adecuado servicio de entrega, favoreciendo el desarrollo económico y la fidelización de los clientes del servicio. En países próximos, como en el caso de Francia, ya son más de dos.200 pequeñas y medianas empresas las que emplean estos servicios”, apunta Clara Lloveres, General Country de España en Shopopop.

Advertencia, desplázate para proseguir leyendo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí