El consumidor de España ya no puede vivir sin emplear el comercio on-line. Conforme los últimos datos recogidos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), los ingresos del e-commerce en este país ascendieron un dieciseis por ciento interanual, registrando una facturación de un quince con tres por ciento con más de trescientos treinta y cinco millones de transacciones en el último trimestre.

Estas cantidades muestran las notables ocasiones de desarrollo económico vinculadas al e-commerce, mas asimismo son razones para el incremento del peligro en lo que se refiere a la falsificación y la infracción de la propiedad intelectual, por una parte, y de las protecciones existentes, por otro.

Conforme una investigación de la EUIPO (Oficina de Propiedad Intelectual de la UE) y EUROPOL (Agencia de la UE para la Colaboración Policial), las categorías más perjudicadas por la falsificación en el comercio on-line son los productos de perfumería y cosmética y los productos farmacéuticos, con más del setenta por ciento de las incautaciones en las fronteras de la UE relacionadas con las ventas en internet.

De qué forma registrar una marca de e-commerce y qué se puede hacer para resguardar su propiedad intelectual.

Advertencia, desplázate para seguir leyendo

1. La propiedad intelectual del sitio

Conforme los principios de los derechos de autor de la UE, “un sitio de carácter creativo se considera una obra intelectual de carácter multimedia”. En este sentido, el sitio engloba los próximos elementos:

  • Diseño. El llamado look and feel, o sea, la apariencia estética de la web determinada por las peculiaridades gráficas, contornos, colores y predisposición del texto.
  • Estructura gráfica. Esta se crea siempre que el software en el que se fundamenta sea el original creado por el creador.
  • Nombre de dominio. Ha de ser único, o sea, dos sitios no pueden estar asociados bajo exactamente el mismo nombre de dominio
  • Coexistencia en ella de múltiples obras intelectuales (texto, imágenes, vídeo)

¿Cuáles son las actividades ilegales que violan la propiedad intelectual?

  • Deep linking. Consiste en introducir en una web un link (hiperlink) que lleva al usuario a otra página diferente. Esta operación puede dar sitio a un grave peligro de confusión entre los dos sitios, por eso se considera ilegal.
  • Framing. Consiste en introducir peculiaridades y contenidos de otro lugar en la estructura de la interfaz del sitio. Se trata de un caso de acaparamiento o apropiación ilegal de los méritos de productos extraños.
  • Ciberocupación. El uso de nombres de dominio pertinentes a otras marcas o productos para su reventa.
  • La «typosquatting«. Consiste en adquirir dominios que semejan links o URLs mas que realmente poseen un fallo tipográfico. Esto engaña a los usuarios para efectuar una nueva busca.
  • Domain grabbing. Se trata de registrar un nombre de dominio con un signo o palabra propia a la propia empresa.

Los 3 últimos casos están relacionados con la llamada “cuestión de principio de precedencia temporal” que se fundamenta en asignar un nombre de dominio a la primera parte pedida. Por esta razón, el Código de la Propiedad Industrial reconoce el nombre de dominio como signo propio de la compañía de igual modo que la marca, el nombre de la compañía o el signo y le otorga exactamente la misma protección.

dos. Registro de marcas en el e-commerce

El registro de una marca de e-commerce garantiza su uso exclusivo, de tal modo que los contendientes no pueden explotarla ilegalmente o aprovecharse de ella.

¿Cuál es el procedimiento?

Primeramente, se ha de hacer un análisis pormenorizado para revisar que la marca cumple con los requisitos correspondientes: ha de ser nueva, propia, legítima y veraz.

Al crear una marca, es preciso apuntar la clase de productos a la que irá asociada, conforme la Clasificación de Niza. Esta última prevé cuarenta y cinco clases, divididas en treinta y cuatro géneros de productos y once servicios diferentes.

Además de esto, la marca ha de tener protección territorial para poder darse de alta en España o permitir la expansión internacionalmente. Para finalizar, se ha de tener en consideración que la protección de la propiedad intelectual de las marcas no es infinita. Para no perder los derechos, debe renovarse cada diez años. El procedimiento de renovación puede efectuarse en los doce meses precedentes a la data de caducidad y, como máximo, en los seis meses siguientes.

tres. Herramientas de protección de la propiedad intelectual en el comercio on line

Cuando se habla de la protección del e-commerce, prácticamente siempre y en toda circunstancia se centra en los usuarios. No obstante, con frecuencia se pasa por alto la relevancia de los peligros relacionados con la falsificación de productos y la infracción sobre los derechos de propiedad intelectual contra los propios empresario.

«En un panorama de compras poco a poco más digital, es esencial centrarse en la propiedad intelectual para resguardar el propio trabajo y los intereses de tipo económico relacionados. Un lugar de e-commerce ha de estar esmeradamente estructurado desde el punto de vista jurídico y protegido legalmente. Solo así puede transformarse en una herramienta eficiente para captar los clientes del servicio y crear la identidad digital de una empresa», asevera Noelia Lázaro, directiva de marketing de Packlink.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí