El anís es una planta medicinal rica en flavonoides, ácido málico y cafeico, compuestos bioactivos con propiedades digestibles, laxantes, carminativas y antiinflamatorias, las que propiercionan distintos beneficios para la salud, como asistir a combatir la indigestión, gases, náuseas, estreñimiento y los cólicos.

Popularmente conocido como anís verde o matalahúva, cuyo nombre científico es Pimpinella anisum, asimismo es utilizado para calmar el cefalea y asistir en el tratamiento de las crisis de jaqueca, puesto que tiene actividad calmante y antiinflamatoria.

La parte que se usa del anís son sus semillas y tienen un sabor dulce e intenso y puede ser utilizado para preparar té o diferentes recetas culinarias, aparte de emplearse en forma de aceite esencial o tinturas con fines terapéuticos, pudiéndose hallar en los supermercados y tiendas naturales. En general, el anís verde es confundido con el anís estrellado, no obstante, son plantas con diferentes propiedades. Vea cuál es la diferencia con el anís estrellado.

Para qué vale

El anís verde es una planta medicinal que tiene muchos beneficios para la salud, siendo muy empleada para tratar distintas condiciones como:

1. Progresar la digestión

El anís verde contiene ácido málico, un compuesto bioactivo que reduce la acidez del estómago, aparte de tener acción digestible y carminativa, mejorando la digestión y ayudando combatir las náuseas, los gases y úlceras gástricas.

Aparte de eso, el anís verde asimismo evita la fermentación de los comestibles en el intestino, reduciendo la producción de gases.

dos. Calmar el cefalea

El aceite esencial de anís verde contiene estragol, eugenol, linalol y anetol, compuestos con propiedades calmantes que actúan en el sistema nervioso, ayudando a calmar el cefalea y a tratar la crisis de jaqueca.

tres. Robustecer el sistema inmunológico

El anís verde contiene compuestos antioxidantes, antinflamatorios, antivirales y antibacterianos que robustecen el sistema inmunológico, luchando bacterias, hongos y virus, contribuyendo en el tratamiento de ciertas situaciones, como tos, gripe, inflamación de garganta y alergia.

cuatro. Asistir en el tratamiento de las conmociones

Por contener flavonoides, ácido málico y cafeico, compuestos con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el anís verde puede asistir en el tratamiento de las conmociones. Vea otros comestibles que poseen flavonoides.

cinco. Combatir el estreñimiento

El anís verde ayuda a combatir el estreñimiento por el hecho de que contiene anetol, un compuesto bioactivo que mejora los movimientos naturales del intestino, facilitando la supresión de las heces.

seis. Calmar los síntomas de la menopausia

Los compuestos presentes en el anís verde, tienen efectos estrogénicos, pudiendo asistir a calmar los síntomas de la menopausia, como sofocos de calor, cefalea y contrariedades para dormir. Conozca otros síntomas de la menopausia.

siete. Prevenir enfermedades del corazón

El anís verde contiene cumarina, flavonoides y ácido málico, componentes con propiedades antioxidantes, anticoagulantes y antiinflamatorias, que mejoran la circulación de la sangre y evitan la capacitación de coágulos, previniendo enfermedades, como derrame cerebral, trombosis e infarto de miocardio.

Propiedades del anís

El anís ejercita acción diurética, antifúngica, antiviral, antiespasmódica, carminativa, calmante, anticonvulsiva, antioxidante, antiinflamatoria y antibacteriana.

De qué manera se puede consumir

La parte más empleada del anís es primordialmente su semilla seca, siendo posible consumirla en forma de té, añadirlas en las comidas o emplearse en forma de aceite esencial para fines medicinales.

1. Té de anís

El té de anís verde sirve para prosperar el cefalea, calmar los síntomas de la gripe y constipado, como tos, estornudos y catarros.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de semillas secas de anís;
  • 1 taza de agua.

Modo de preparación

Para preparar este té, se debe hervir el agua y añadirle las semillas de anís. Tapar y dejar descansar a lo largo de diez minutos. Colar y tomar hasta tres tazas por día.

dos. Para las comidas

El anís asimismo puede ser usado en recetas dulces, como pasteles y galletas. Aparte de esto, asimismo se puede emplear en la preparación de panes, para efectuar arepas e incluso en platos de mariscos.

tres. Aceite esencial

El aceite esencial de anís verde es muy utilizado en la aromaterapia para regular las hormonas femeninas y reducir los cólicos menstruales, calmando asimismo los síntomas de la menopausia.

El anís asimismo puede ser empleado como relajante muscular y calmante, para esto debe entremezclar dos gotas de aceite esencial de anís con 1 cuchase de aceite de vegetal, como coco o almendras y masajear la zona perjudicada.

Además, es posible añadir tres gotas del aceite en un difusor de olores o en un balde de agua hirviendo para progresar la tos y la coriza.

Posibles efectos secundarios

Generalmente, el anís no acostumbra a ocasionar efectos secundarios, eminentemente cuando se usa en cantidades convenientes. No obstante, cuando se consume en demasía, el anís verde puede provocar ciertos síntomas como náuseas, vómitos, reacciones alérgicas y en casos rarísimos, puede llegar a ocasionar parálisis muscular y conmociones.

Contraindicaciones

El anís está desaconsejado en mujeres embarazadas, en periodo de lactancia y en pequeños menores de doce años de edad. También, su uso debe evitarse por mujeres con cáncer de mama, de endometrio y de ovarios, ya que altera la producción de hormonas femeninas, como el estrógeno, y esto puede influir en el tratamiento del cáncer.

Esta planta asimismo debe evitarse por personas que efectúan suplementación con hierro, puesto que puede afectar la absorción de este nutriente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí