Abonar impuestos es una obligación legal y asimismo un compromiso ético. Mas la dificultad de la normativa hace que no haya una alternativa única de tributación. La compañía, como resulta lógico, tiene el derecho de buscar la mayor eficacia posible en el pago de sus impuestos. De allá que la optimización fiscal sea un factor que hay que tener en cuenta en los negocios. Veremos unos ejemplos y resaltar la relevancia de esa materia.

¿Por qué razón es tan esencial la optimización fiscal?

Para hacer una misma operación empresarial, con frecuencia se tiene la posibilidad de seleccionar entre distintas opciones, cada una tan legal como la precedente, mas que tienen unos impactos fiscales muy, muy diferentes. Eso se debe a que la normativa fiscal es tan compleja y extensa que, muy frecuentemente, cada opción operativa está sostiene a un género de tributación particular. Como es lógico, y pues el impacto económico de decantarse por una alternativa en vez de otra puede ser significativo, la compañía debe buscar la manera más inmejorable de actuar.

No siempre y en toda circunstancia se escogerá la operativa que implica abonar menos impuestos, por el hecho de que influyen otros factores prácticos. Mas, desde entonces, es esencial tener claro cuáles son las opciones y sus ventajas y desventajas a todos y cada uno de los niveles.

La necesidad de contar con especialistas formados

Lo hemos comentado ya antes, la normativa es extensa y compleja. Y no solamente eso, sino se actualiza continuamente, al son de las nuevas leyes aprobadas por el parlamento. De ahí que, es esencial poder contar con especialistas, personas que han cursado un máster de consultoría fiscal de empresas o bien una capacitación afín. Profesionales que, en la plantilla de la compañía o bien desde el asesoramiento externo, van a ser capaces de orientar al empresario a fin de que tome las mejores resoluciones de optimización fiscal, en su estrategia de negocio.

Ciertos ejemplos de optimización fiscal en la compañía

Podríamos redactar un artículo larguísimo sobre todas y cada una de las posibles deducciones fiscales o bien las mejores operativas para disminuir al mínimo el pago de impuestos. Mas no terminaríamos jamás y muchas secciones del artículo se quedarían desfasadas al poco tiempo. De ahí que, creo que es mejor dar ciertos ejemplos representativos de la optimización fiscal en los negocios.

El tratamiento de las inversiones y de las amortizaciones

Cuando la compañía adquiere un activo, Hacienda deja un margen bastante extenso para amortizarlo. Por poner un ejemplo, si se adquiere un vehículo, se puede seleccionar amortizarlo en un tanto más de seis años (máximo dieciseis por ciento anual) o bien, a la inversa, utilizar un periodo de amortización de catorce años como máximo. La compañía que desee disminuir al mínimo sus beneficios para abonar menos impuestos va a aplicar el porcentaje máximo. Si, a la inversa, se prefiere poder inferir la amortización a más largo plazo, se va a aplicar un porcentaje más pequeño.

Evidentemente, la autoridad fiscal solicita congruencia. No se puede ir mudando de criterio de año en año, o bien emplear porcentajes diferentes para recursos afines. Mas hay otras muchas reglas que dejan apresurar la amortización en ciertos casos, y es esencial conocerlas.

Y, si en vez de adquirir el bien y amortizarlo, se opta por un sistema de alquiler financiero, utilizando un banco o bien financiera, entonces ya no existen los límites de las tablas de amortización. Se contabilizan los alquileres como los factura la financiera, y son deducibles.

Abonar el Impuesto sobre el Valor Añadido de una vez o bien a plazos

Siguiendo con el ejemplo precedente, cuando una compañía adquiere un activo, aparte de abonar el costo del mismo, asimismo paga, de cuajo, un sinnúmero de Impuesto sobre el Valor Añadido. Optando por sistemas de renting, se evita tener que pagar el Impuesto sobre el Valor Añadido en una vez, en tanto que el distribuidor lo incluye en todos y cada factura mensual. Esa optimización fiscal deja calmar la situación de tesorería del negocio.

La optimización fiscal y la elección de la manera jurídica

Otro ejemplo tradicional que tiene un impacto muy notable en el pago de impuestos es la elección de la manera jurídica. Un autónomo tributa en el IRPF (impuesto sobre la renta), mientras que una sociedad hace lo propio en el IS (impuesto de sociedades). Pasado cierto nivel de beneficios, el IRPF que paga el negocio en el régimen de autónomos es superior a lo que pagaría una sociedad. Y compensa formar una S.L..

¡Ojo! Charlamos de negocios cuyos ingresos no dependen únicamente de una persona. Todos conocemos muchos casos de conocidos del campo audiovisual o bien del deporte que crearon sociedades para abonar menos impuestos, mas fueron condenados por fraude fiscal, pues deberían haber pagado el IRPF. Mas existen muchos negocios en los que valorar si es mejor autónomo o bien sociedad es un análisis válido.

Las pérdidas de ejercicios precedentes

En un caso así, no se trata de escoger, sencillamente de conocer las posibilidades de la ley. Muchos negocios amontonan pérdidas a lo largo de los primeros años. En ocasiones, los emprendedores ignoran que esos resultados se pueden compensar con beneficios futuros para no tener que abonar impuestos. En todos y cada uno de los sentidos es un crédito de impuestos.

Adquisiciones de otros negocios

Recuerdo cuando, en una de las compañías en las que trabajé, debimos decidir como absorber una sociedad del conjunto. Había múltiples opciones, de las cuáles recuerdo 2. Se podía decantarse por adquirir las acciones de la compañía, o bien se podía adquirir el fondo de negocio de exactamente la misma.

No recuerdo los detalles, y puede aun que, desde ese momento, la ley haya alterado. Mas seleccionar una alternativa o bien otra implicaba una diferencia tremenda en concepto de pago de impuestos. Y, hablábamos de una operación que era meramente organizativa. En consecuencia, cualquier impuesto que se pagase era un costo auxiliar y la prioridad era disminuir al mínimo ese costo.

¿Tienes ejemplos interesantes de optimización fiscal? No vaciles en compartirlos en los comentarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here