El renting de automóviles ha ido ganando presencia a una velocidad exorbitante en los últimos tiempos. Lejos de ser algo alcanzable solo para ciertos profesionales, su modelo de negocio ha ido evolucionando para ofrecer soluciones que, hoy, son casi esenciales para cualquier empresa que necesite un vehículo o bien un medio de transporte propio para su cada día.

Los motivos tras esto son claros. Es un servicio que ofrece una serie de ventajas que están por encima de lo que supone la adquisición de un vehículo de empresa. Y, como sabemos que aseverar algo de esta forma sin ahondar es algo inútil, repasaremos cuáles son esas ventajas clave.

Las primordiales ventajas del renting de vehículos para las compañías

¿Por qué razón te resulta interesante apostar por el renting de automóviles si tienes un negocio? Hemos recogido las ventajas más esenciales de este servicio para profesionales. Ciertas de sus bondades, en verdad, son ideales aun para usuarios particulares. Y es que la fórmula de este negocio se ha versatilizado tanto con el paso del tiempo que se ha vuelto alcanzable para todos y cada uno de los públicos.

En un caso así, hemos contactado con la empresa RentingCoches, que tienen una sección concreta de renting para empresas con ofertas de turismos o bien furgonetas sin entrada, con seguro todo riesgo incluido, mantenimientos, reparaciones y hasta los impuestos incluidos. Ellos nos han comentado que esta clase de ventajas son indispensables para los negocios o bien pequeñas y medianas empresas que desean contratar un renting de este género. ¿Y cuáles son? Vamos a ello.

Seguridad financiera

Cuando contratas un servicio de renting, pagas una cuota fija periódicamente por el vehículo. No hay cambios que amplíen o bien reduzcan la cuantía, ni muchos menos intereses ni recargos extra. De esta manera, el negocio lo tiene más simple para supervisar presupuestos al tener una cuantía inamovible en este aspecto.

No importa que haya averías o bien sean precisas tareas de mantenimiento, todos esos servicios que, en el caso de adquirir automóviles propios, supondrían un sobrecoste, acá desaparecen por completo. El único valor variable en este campo es el seguro, que puede acrecentar o bien reducir dependiendo de la siniestralidad con el vehículo.

Ahorro

Ya hemos hablado de esa seguridad financiera que ofrece recurrir al renting, mas, como es lógico, no podemos pasar por alto que este servicio, ante todo, deja a la compañía ahorrar esenciales sumas de dinero. La financiación de un vehículo en propiedad es considerablemente más costosa que el renting, entre otras muchas cuestiones, por los intereses y comisiones.

Si bien asimismo hay que agregar los gastos extra que conlleva tener un vehículo propio. Mantenimiento, seguros, averías, accidentes y un largo etc. de factores hacen que sea considerablemente más costoso adquirir que recurrir al renting.

Reducción de peligros

Existen una serie de peligros que van siempre y en toda circunstancia de la mano al adquirir un vehículo en una compañía. Desde las responsabilidades administrativas hasta las civiles, pasando por las averías, la obsolescencia o bien aun la reventa en el momento de mudar de vehículo. El renting coge todo esto y, sin pudor alguno, lo suprime por completo.

Este servicio suprime cualquier riesgo o bien peligro que suela ir de la mano de la adquisición, de manera directa. Sus cuotas lo cubren todo y la posibilidad de renovación al concluir contrato suprime la busca de un comprador.

Sostenibilidad

Uno de los aspectos más interesantes de los servicios de renting es que acostumbran a actualizar sus flotas de automóviles continuamente a fin de que los clientes del servicio tengan acceso a automóviles de nueva generación. Merced a esto, tu empresa puede acceder a vehículos con las tecnologías más avanzadas, que opten aun por el modelo híbrido o bien sean totalmente eléctricos.

Fuere como fuere, por avance o bien por adoptar estos otros modelos, tu negocio puede estar más cerca de emplear soluciones sustentables que jamás. Y lo que es mejor, sin que eso le suponga un sobrecoste. Además de esto, otro punto a favor es que, cuanto más sustentable es un vehículo, menor es su consumo de carburante. Todo ventajas.

Asistencia asegurada

Las compañías de renting siempre y en todo momento ofrecen un servicio de asistencia libre las veinticuatro horas del día. Su prioridad es que el cliente del servicio no tenga inconveniente alguno en el caso de accidente, avería o bien de cualquier otro inconveniente. Lo hacen de esta forma por el hecho de que, entre otras muchas cosas, saben lo esencial que es para un negocio que su actividad pare por culpa de un agente externo.

Gestiones más fáciles

Nada de sumergirse entre papeles para gozar de bonificaciones fiscales al adquirir un vehículo, y mucho menos para probar que es propiedad de la compañía. Con el renting, la compañía que ofrece el vehículo se hace cargo de facilitar todos y cada uno de los trámites a fin de que tu empresa tenga acceso al vehículo que precisa en el menor plazo posible.

También, el negocio puede inferir de sus gastos el costo del servicio, además del Impuesto sobre el Valor Añadido al cincuenta por ciento o bien al cien por ciento en función de si se utiliza o bien no solamente para la actividad profesional. Ventajas más que indiscutibles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here