6 pasos para crear una empresa


Carolina me pregunto esto:

Mi sobrina de es celíaca y mi hermana tiene problemas para encontrar sus productos en un solo sitio, se tiene que recorrer varias tiendas y supers. Hemos pensado en hacer una pagina web (tienda on line) que venda estos productos todos juntos, con el punto diferenciador que la entrega se hace a domicilio. No tenemos dinero para invertir. Qué te parece la idea, la ves factible? tienes algún consejo? Nunca hemos emprendido, siempre hemos trabajado para los demás y no tenemos ni idea de lo que deberíamos hacer!

Y he pensado que puede ser interesante para todos vosotros, aunque vuestra idea no tenga nada que ver con la de Carolina, compartir lo que le respondí, porque probablemente podáis seguir los mismos seis pasos para crear una empresa, sea cual sea el tipo negocio que tengáis entre manos.

  1. Habla con al menos 10 celíacos o familiares de celíacos que compren alimentos. Pregúntales cuál es su problema principal: precio, dificultad para encontrar productos, calidad, que les gusten a los niños, recetas… lo que sea. Pregúntales cómo lo resuelven ahora, qué es lo que más les cuesta y qué les gustaría que alguien hiciera por ellos. Y sobre todo, si lo que necesitan no es exactamente que alguien les venda productos sino que les de información u otro tipo de servicios, si estarían dispuestos a pagar por ello.
  2. Abre un blog hiperespecializado en el problema que has detectado en el punto anterior. Cuando digo hiperespecializado, quiero decir que no abras un blog sobre celíacos, sino sobre pan para celíacos, o cómo ahorrar en las compras para celíacos, o lo que sea que hayas detectado que es un problema. Hazlo con WordPress, no con Blogger, y te evitarás tener que migrarlo más adelante. Abre una cuenta en Twitter y otra en Facebook para hablar de lo mismo. Empieza a relacionarte con otros bloggers que hablen de la celiaquía, e incluso con bloggers que hablen de cocina o de otros temas más generales pero que pueden estar relacionados con el problema que vas a resolver. Cuando digo relacionarte, quiero decir empezar por seguirles en Twitter o Facebook, comentar en sus entradas (comentarios inteligentes y que tengan que ver con lo que escribe, no publicidad descarada), retuitearles…
  3. Escribe cada día, o al menos dos o tres veces por semana en tu blog. Escucha a tus lectores, pregúntales qué les interesa, qué problemas tienen, de qué quieren que les hables… Establece relaciones de confianza con ellos, porque así ellos te comprarán cuando les ofrezcas algo de valor. Crea desde el principio una lista de correo con Mailchimp, y anima a tus lectores a registrarse. Los que han dado ese primer paso de confiar en ti dándote su email es mucho más fácil que te compren algo después. Crea un infoproducto, como un eBook o un vídeo, que puedas regalar como incentivo para que tus lectores se suscriban a la lista y para demostrar tu conocimiento.
  4. Piensa en lo más sencillo que puedes hacer para comprobar si alguien está dispuesto a pagar por lo que ofreces. Si es vender productos para celíacos, es posible que no puedas hacerlo como particular porque tengas que solicitar algún permiso para vender alimentos (lo desconozco), pero si es así a lo mejor puedes probar vendiendo panificadoras domésticas, por ejemplo. Ni siquiera tienes que venderlas tú, puedes empezar como afiliada de Amazon y llevarte una pequeña comisión por cada cliente que les envíes. Ahora no se trata tanto de ganar mucho dinero como de aprender.
  5. Cuando empieces a entender quién te compra, por qué te compra, qué porcentaje de tus visitas compra, etc., puedes ir ampliando los experimentos a otros productos. Si ves que lo que estás haciendo puede convertirse en negocio, este es el momento de crear una versión en inglés. Si no sabes inglés suficiente como para escribir de forma que a un nativo no le suene raro, usa los ingresos de las primeras ventas para pagar a alguien que te traduzca del español al inglés.
  6. Cuando tengas claro que estás empezando a ganar dinero de una manera continua, o si lo necesitas para vender alimentos con credibilidad, crea una empresa. Si estás trabajando online, puedes hacerlo en Inglaterra, con la ventaja añadida en tu caso de que allí el IVA para los alimentos es 0. Si lo único que haces es mover alimentos de un país a otro de la UE y no manipularlos, y esos alimentos tienen ya la aprobación de un país de la UE, lo más probable es que no tengas problemas, pero aún así deberías confirmarlo antes de vender por primera vez en un país nuevo.

Y ya está. A partir de aquí, a vender lo más posible y a ganar lo más posible. Como ves, no tienes que invertir en nada más que en el alojamiento del blog. Con eso (y algo de tiempo y mucho esfuerzo) puedes empezar a ganar dinero y todos los gastos siguientes pagarlos con la mejor financiación: el dinero que obtienes de tus primeros clientes. Y la parte que a todo el mundo le suele preocupar más, la constitución de la empresa, está al final, sólo después de que hayas comprobado que tienes un negocio viable.

Si te ha gustado, por favor comparte este artículo para que otros también puedan leerlo:


 Publicado el 23/01/2013