La red es el principal aliado para la comunicación de las empresas


Este es un post invitado. No está escrito por mí, de modo que no tiene por qué coincidir con mis puntos de vista o mis opiniones, pero me ha parecido interesante compartirlo en Desencadenado.

A la hora de hablar de Internet podemos resaltar varias ventajas y posibilidades que nos otorga el medio digital, ya sea desde la eliminación de cualquier distancia para comunicarnos hasta la inmediatez y facilidad para enviar y recibir documentos. Pero lo que no podemos pasar por alto es una característica asociada al propio funcionamiento de la red, es un medio que simplemente exige una computadora y una conexión a Internet, por lo que resulta tremendamente económico, ya que la verdadera inversión se debe realizar en formación, la cual muchas veces en Internet es autodidacta. Con un poco de esfuerzo y sin ningún tipo de inversión económica importante, la red puede servir desde para comprar o vender un auto usado hasta para encontrar empleo en páginas de clasificados o portales de empleo.

Debido a esto, la red es un medio muy apetecible para las empresas, especialmente las pequeñas y medianas, que encuentran en Internet una fantástica herramienta de comunicación corporativa y promoción comercial que antepone su ingenio y talento antes que sus posibilidades económicas. Debido a esto, la comunicación empresarial en la red exige más imaginación a las empresas, ya que las posibilidades se democratizan globalmente, permitiendo a cualquier compañía mantener una presencia activa en la red. No deja de ser cierto que una compañía más grande tendrá más opciones de bombardear la red, pero lo cierto es que una comunicación o presencia más original siempre llamará más la atención y será más atrayente que la enésima campaña gris, algo muy importante en la red, ya que el consumidor tiene aún más poder al decidir en que páginas entrar o no.

Una vez que hemos dejado claro que la presencia de las empresas en el mundo virtual depende más de la creatividad que del dinero, debemos de tener en cuenta cuales son las opciones a través de las cuales una empresa puede tener presencia en Internet, para a través de las cuales dar rienda suelta a toda su astucia e ingenio. En primer lugar, podemos señalar las opciones más clásicas, heredadas del mundo analógico y más parecidas a la publicidad y la comunicación corporativa clásica.

  • Banners. La forma más básica de comunicación en Internet son los banners, anuncios colocados en diversas páginas webs, normalmente como anuncios en un lateral de la página. Esta forma de promoción es equiparable a los clásicos anuncios en periódicos, aunque cuentan con el mismo inconveniente, son muy fáciles de ignorar, hasta el punto que la mayoría de los usuarios de la red es capaz de navegar sin prestarles la más mínima atención.
  • Páginas de anuncios clasificados. Las páginas de avisos online son muy populares en Internet y suelen ser la primera parada de cualquier usuario que esté buscando algo. Si queremos algo, seguro que podemos encontrar anuncios en Compramelo o páginas similares que nos ayuden en nuestra búsqueda. Estas páginas son muy útiles para las empresas de ámbito muy local, ya que funcionan muy bien por segmentación geográfica, permitiendo llegar los anuncios de la compañía a los potenciales consumidores de los alrededores.
  • Webs y blogs corporativos. Cuando una persona cualquiera quiere saber cualquier cosa sobre una empresa en concreto lo primero que hace es buscar su página en Internet. Debido a esto, todas las empresas deberían mantener una presencia activa en Internet en su propia página web, la cual sea su referencia principal con todas sus noticias e información. Dependiendo de las posibilidades de la empresa, la página podrá ir desde un enorme portal hasta un humilde blog, aunque nuevamente, importa más la originalidad y lo bien dispuesta que esté la información.

Pero estas opciones son solo el principio, Internet ha madurado como medio comercial y publicitario, creando sus propias opciones de comunicación para las empresas presentes en la red. Así que podemos encontrar nuevos sistemas para que todas las empresas vayan más allá a la hora de captar y mantener la atención de los usuarios de Internet.

  • Portales de vídeo. Cuando todos pensamos en las páginas para colgar vídeos, siendo la más famosa YouTube, podemos pensar que su principal uso empresarial es la colocación de anuncios, como suceden en las cadenas de televisión. Pero esto no podría estar más equivocado, la gente está cansada de los anuncios televisivos y lo último que quiere es ver más en Internet. Sin embargo, esto puede jugar a favor de la empresa, que puede crear su propio canal con sus propios contenidos, ya sean cortometrajes, documentales o reportajes sobre la empresa, mostrando sus contenidos de forma más atractiva para el consumidor.
  • Redes sociales. La verdadera revolución en la forma de entender la comunicación entre las empresas y la sociedad llega gracias a las redes sociales, ya sean más profesionales como Linkedin o más abiertas al público en general, como Facebook o Twitter. Lo mejor de las redes sociales es que se basan más en la conversación que en la mera publicidad, permitiendo a la empresa comunicarse directamente con los ciudadanos y que estos perciban a la compañía como un ente abierto y receptivo. Sería un error utilizar las redes sociales como un mero medio más donde colocar anuncios, ya que se perdería su verdadero potencial y sus perfiles no tardarían en ser ignorados por los internautas.
Acerca del autor

Bartolomé Fernández García

Licenciado en Comunicación Audiovisual y actualmente realizando su Tesis Doctoral en Comunicación. Profesionalmente ha desarrollado su carrera en el mundo del periodismo digital, enfocado principalmente en la actualidad informativa y la reflexión sobre la cultura popular y los nuevos medios de comunicación, así como sus repercusiones en ambientes tan diversos como el entretenimiento o la economía.

Si te ha gustado, por favor comparte este artículo para que otros también puedan leerlo:


 Publicado el 23/08/2012