La mentira de BBVA Open Talent


Probablemente recordarás que presenté Coralband al concurso BBVA Open Talent. Más por curiosidad y por la posible exposición que otra cosa, porque ahora no estoy buscando financiación. El caso es que ya se puede ver el resultado de las votaciones, y el resultado es que ha habido trampa. Una trampa evidente para cualquiera que no esté ciego, como explicaré ahora, y una trampa aprobada y sancionada por el Centro de Innovación BBVA.

Mira la página de los proyectos más votados aquí: https://www.centrodeinnovacionbbva.com/opentalent/votes. El proyecto más votado, con 2.361 votos, se describe así:

EDU Market ofrece una variedad de tematicas a nivel educación basica, secundaria y universitaria, aplicaciones diseñadas en java y android donde los estudiantes y docentes podran descargar el tema requerido, asi podran llevar a todo lado en su dispositivo movil una variedad grande temas.

Puedes ir a la página del proyecto haciendo click aquí. Si se te ocurre ir, verás una página hecha con Wix, ni siquiera con un dominio propio, y que apenas habla del proyecto. Es más bien la página personal del autor, puedes incluso ver su curriculum.

No digo que CoralBand sea el mejor proyecto presentado, ni mucho menos. Pero al menos si vas a CoralBand puedes ver una página coherente, un vídeo que te explica en qué consiste el proyecto, puedes ver que ya hay usuarios y puedes dejar tu correo para recibir una invitación a participar. Y como CoralBand, mucho otros proyectos que están ya en marcha o tienen un modelo sólido e innovador. ¿De verdad alguien puede creerse que 2.361 personas han mirado los proyectos y han votado por EDU Market porque han creído que era el mejor?

Si eres muy ingenuo puedes pensar que el autor de EDU Market tiene muchos amigos y le han hecho el favor de votarle. Yo mismo pedí el voto a los suscritos a la lista de correo de Desencadenado, ¿no pudo esta persona hacer lo mismo?

Te explico los números. La lista de correo de Desencadenado tiene algo más de 1.000 suscriptores. Como uso Mailchimp, tengo información del resultado de cada envío, y lo que ves a continuación es el resultado del mensaje que envié pidiendo el voto para CoralBand.
resultados campaña mailchimp

Como ves, alrededor de un 25% abrió el mensaje. Todos los que lo abrieron hicieron click en el enlace, es decir, intentaron votar, aunque mucha gente desistió porque en ese momento la lentitud de la web era exasperante o porque no estaban dispuestos a darse de alta o a autorizar el acceso a sus datos de facebook o twitter. Al final calculo que acabaron votando algo menos de 100 personas, de las 1.000 que recibieron el correo.

Y no es que mis suscriptores me sean poco fieles. El estándar de lectura de correos enviados a una lista es más o menos eso: 25-30%. Envié también correos a los usuarios de CoralBand (alrededor de 100) y a los que me dejaron su correo para que les avisara si había invitaciones para unirse a CoralBand (otros 50). Además, envié unos 80 correos a amigos y conocidos. El resultado total han sido 151 votos.

Hay casi 50 proyectos más votados que CoralBand. Es probable que los votos de algunos de ellos sean legítimos: hay plataformas o redes con un número relevante de usuarios, que es posible que hayan conseguido cientos de votos. Pero pensad esto: 1.000 correos consiguen 100 votos. Para conseguir 2.361 votos deberías haber enviado unos 25.000 correos electrónicos, a personas que te conozcan lo suficiente como para perder el tiempo votando por tu proyecto. No es algo que esté al alcance de cualquiera.

A lo mejor estás pensando que lo que pasa es que los más votados usaron las redes sociales y no el correo electrónico. Tampoco. Yo tenía algo más de 2.500 followers en Twitter en ese momento. Followers reales, yo no hago tonterías y sigo a poco más de 300, nunca he hecho cosas como empezar a seguir a la gente a lo loco para que me devuelvan el follow. Sé que algunos votos vinieron de Twitter o Facebook, pero no creo que fueran más de 20 o 25. Es una pena que en la página de Open Talent hayan quitado los contadores de facebook y twitter de los proyectos, porque antes se veía cómo CoralBand tenía un número apreciable de twitts (algo más de 80) y algunas decenas de “me gusta”. Muchos de esos proyectos hipervotados tenían uno o ninguno, lo que demuestra que tampoco es que tuvieran mucha tracción en redes sociales.

¿Se podía hacer trampa? Por supuesto. Para votar solo se pedía un usuario de twitter, facebook o google. Pero hacerse usuarios de twitter es gratis, y tardas apenas un minuto. Así que si quieres tener 2.361 votos, no tienes más que hacerte 2.361 usuarios falsos y votar por tu proyecto. ¿Quieres ver más ejemplos? El proyecto número 6 es el blog de un pirado que desconoce las leyes fundamentales de la física: 814 votos. Para un blog que ni siquiera tiene comentarios, un proyecto alucinado.

Puedes curiosear por los resultados de la votación, y decidir por ti mismo si te crees que los promotores de esos proyectos tan votados tienen acceso a redes de miles de seguidores que han votado libremente por ellos, o son proyectos tan atractivos que una multitud de visitantes de la página de BBVA Open Talent les han elegido.

Decía al principio que esta trampa está aprobada y sancionada por la organización del concurso. Leed esta entrada de su blog: Open Talent 2012: Los proyectos preferidos por los usuarios. Ahí hay alguien que ha visto los resultados y, o bien ha sido tan obtuso como para no apreciar nada raro, o bien lo ha visto y le ha dado igual. Sinceramente, cuando vi como iban las votaciones, y vi que había proyectos que objetivamente estaban haciendo trampa, pensé que los retirarían discretamente. Pero no, resulta que han decidido destacar al mentiroso.

No sé si es por dejadez, o porque les viene muy bien decir que han tenido miles de votos para los proyectos. Lo que sé es que el sistema de control es ridículo, y que ni han hecho nada por evitar mínimamente el fraude en la votación ni hacen nada por descartar proyectos que no es que no sean viables, es que están promovidos por personas deshonestas.

Y esto es lo que me ha indignado, y lo que me ha movido a escribir esta entrada. Seré un ingenuo, pero hasta ahora todo lo que me he encontrado en el “mundillo emprendedor” en España ha sido positivo. Gente con ideas, con voluntad, con ganas de colaborar y ayudar. Gente que cuando le cuentas lo que estás haciendo piensa en quién puede ayudarte, que te ofrecen ideas y consejos desinteresadamente, que está dispuesta a “perder” el tiempo escuchando tu idea, porque el ambiente positivo que se genera así nos beneficia a todos.

Si empezamos a admitir que es lícito mentir en algo tan irrelevante como los votos de un concurso, ¿qué tipo de cultura emprendedora estamos creando? ¿vamos a la picaresca tradicional, al yo como tres uvas porque tú comes dos (yo me voto tres veces porque tú te votas dos)? ¿alguien cree que un tipo que ha mentido en los votos de un concurso no va a mentir en las cifras reales a un inversor o un socio?

O BBVA Open Talent rectifica de manera tajante, o estará haciendo mucho más daño que bien a la cultura emprendedora de España.

Si te ha gustado, por favor comparte este artículo para que otros también puedan leerlo:


 Publicado el 23/05/2012