No necesitas pedir permiso


Si has conseguido los objetivos que te planteé en el reto desencadenado, y que he ido enviando a los que están en la lista de correo, ahora deberías tener más dinero, saber más, conocer a más personas y tener más prestigio. Eran cuatro pruebas muy básicas, cuatro pasitos, pero cada uno pensado para sacarte de tu zona de confort y llevarte un poco más allá.

Si no seguiste el reto, piensa ahora en lo que ha mejorado tu vida en el último mes. ¿Has aprendido algo nuevo y útil? ¿Has descubierto una nueva manera de ganar dinero? ¿Has conocido a alguien interesante? ¿Te conoce alguien más por algo que hayas hecho?

Nadie te impide hacer cualquiera de estas cosas, o muchas otras como aprender otro idioma o desarrollar cualquier habilidad. En Internet está toda la información que necesitas, y prácticamente toda gratis. Y si en algún caso necesitas pagar algo, Internet también te permite ganar el dinero suficiente.

No necesitas un título, ni un permiso, ni una gran inversión. Ya no hay amos del calabozo, ni más barreras que las que tú quieras levantar a tu alrededor.

¿Que estás parado? Bien, eso solo significa que tienes 80 horas a la semana para conseguir tus objetivos. Sí, he dicho 80, ¿quién dice que hay que trabajar solo 40? ¿es que ya no te acuerdas de cuando estudiabas para los exámenes finales? ¿acaso tu futuro te importa menos que lo que te importaban aquellos exámenes y no estás dispuesto a dedicarle al menos el mismo tiempo?

Y si trabajas para otros, ¿qué te impide dedicar un par de horas o tres cada día de diario a tus objetivos personales, en lugar de ver la tele como un zombi? ¿y qué te impide dedicar también 15 horas el fin de semana?

No hay guardianes, no hay barreras. Puedes ganar más dinero, puedes aprender más, puedes conocer más gente, puedes cambiar tu vida para mejor y para siempre. Te costará mucho tiempo y mucho esfuerzo, pero se puede hacer.

Deja de leer esto, deja todo lo que estés haciendo, deja de soñar despierto, de posponer tus objetivos, de inventarte excusas y empieza ya.


 Publicado el 18/04/2011