Combatiendo la pobreza

La única manera de combatir la pobreza que se ha demostrado que es eficaz es crear riqueza. Y los emprendedores son los únicos capaces de hacerlo. La mujer que pone una tienda de ropa, el hombre que monta un restaurante, el que abre un negocio de transporte… Todos ellos ayudan a sus vecinos, mejoran sus vidas y en el proceso ellos mismos mejoran también sus condiciones de vida.

Pero si es difícil emprender en Occidente, hacerlo en un país del tercer mundo es una tarea hercúlea. Por eso es importante ayudar a las personas que se atreven a dar el paso.

Si quieres contribuir para que a alguien en el tercer mundo se le haga un poco más fácil, te invito a darte de alta en Kiva y unirte a nuestro equipo: Emprendedores Desencadenado.com.

Kiva te facilita prestar un poco de tu dinero a un emprendedor concreto en un país pobre. Puedes ver las personas y los proyectos que tienen, y prestarle tu dinero a una persona en concreto para que ponga en marcha o haga crecer un negocio en concreto. No es una donación, de manera que cuando el emprendedor termina de pagar su crédito tú recuperas tu dinero, y decides si vuelves a prestarlo o te lo reembolsas.

Una cantidad muy pequeña para ti puede significar un cambio radical de vida para un emprendedor en el tercer mundo. Y al fin y al cabo, mejor que perder tu dinero invirtiendo en la bolsa en empresas manejadas por ricos ineptos, es preferible apostar por empresas manejadas por pobres entusiastas.

[button url="http://www.kiva.org/invitedby/borjaprieto" style="blue" size="large" ]Quiero darme de alta en Kiva[/button]