El impuesto sobre la venta de esclavos y el IVA


Anoche estaba leyendo los Anales de Tácito y me encontré esto:

Se suprimió el impuesto de la vigésima quinta parte sobre la venta de esclavos, algo que era más apariencia que realidad, pues al obligarse a pagar al vendedor, a los compradores se les incrementaba el precio en otro tanto.

Esto sucedía siendo emperador Nerón, tipo cruel y sanguinario como pocos, pero al parecer con más sentido común que nuestros políticos. Y es que si hace 2.000 años el efecto de incrementar un impuesto a la empresa era aumentar el precio del bien final al consumidor, ahora pasa lo mismo.

Para los políticos las empresas tienen forma de vacas lecheras con unas enormes ubres a las que siempre se les puede sacar un poco más de leche. Pero lo cierto es que en mercados maduros los márgenes están muy ajustados. Si el mercado lo aguanta, como pasaba con el mercado de esclavos en Roma, el sobrecoste se traslada al cliente. Si no, como sucede ahora que hay crisis y los clientes no asumen el incremento de precio, solo queda cerrar la empresa o funcionar en negro.

Nuestros políticos, más dañinos e infinitamente más incultos que Nerón (que al fin y al cabo tuvo por maestro a Séneca), están planteando otra subida del IVA, después del éxito de la anterior. ¿Alguien está dispuesto a apostar por el resultado?

Si te ha gustado, por favor comparte este artículo para que otros también puedan leerlo:


Club Desencadenado

Aprovecha todo el contenido de Desencadenado para dar a tu proyecto de empresa el impulso que necesita.

Curso de creación de empresas

Aprende todo lo necesario para crear una empresa de éxito sin arriesgar todo tu dinero.

De parado a empresario

Puedes comprar o descargar gratis el libro en el que te explico cómo crear un negocio con pocos recursos

 Publicado el 16/06/2011