Llevo silente casi un mes, pero eso no significa que haya estado ocioso. El día 1 de Mayo (día de los trabajadores) comienza algo importante. Creo sinceramente que la espera habrá merecido la pena.

Y si alguien no puede resistir estar tanto tiempo sin leerme (?), siempre le quedará En espiral, mi columna de los domingos en Libertad Digital.