En el post anterior he dicho que la única vía para salir de la pobreza es fomentar el emprendimiento en los países pobres. ¿Estas dispuesto a ayudar, aunque solo sea un poquito, a que algunas personas consigan salir de la pobreza?

Puedes hacerlo en Kiva. Kiva te facilita el prestar dinero, desde 25$, a un emprendedor concreto que está luchando por sacar adelante su negocio en un país del tercer mundo. Es un préstamo, no una donación, así que cuando el emprendedor devuelve su dinero (6 meses – 1 año) tú recuperas tu inversión.

Lo importante es que no estás dando dinero a una organización que no sabes cómo lo va a manejar. No se trata de tranquilizar conciencias. Se trata de facilitar a emprendedores que lo tienen todo en contra que puedan conseguir el dinero que necesitan para poner en marcha un proyecto, o para hacer crecer su empresa.

He creado un equipo, Emprendedores Desencadenado.com, al que puedes unirte si te das de alta en Kiva. El dinero que prestes es tuyo, y puedes ayudar a quien quieras, pero si al hacer un préstamo eliges este equipo, de alguna manera sumaremos el esfuerzo de todos. De momento, aquí podéis ver a donde he destinado los 100 dólares que he prestado hoy.

Si alguna vez leer algo en este blog te ha ayudado, y quieres compensarme por las horas que le dedico, por favor date de alta en Kiva y el el equipo y presta algo de dinero a un emprendedor que lo necesita.