Reglas para conseguir financiación


En la sección de PYMEs de BusinessWeek han comenzado una serie sobre la financiación y el crecimiento de pequeñas empresas. El primer artículo, “Reglas para conseguir financiación” es muy bueno, así que habrá que seguirla. De momento, y para que os animéis a leerlo, os traduzco las ideas clave:

Supongamos que tienes un plan de negocios genial y […] tienes también un gran equipo. Ahora todo lo que necesitas es dinero. Para hablar con inversores (o incluso para determinar si quieres hacerlo) primero tienes que desarrollar una estrategia de adquisición de capital. Para eso, hazte las siguientes preguntas:

¿Cuanto necesitas?

Regla nº 1: Coge más de lo que crees que necesitas.
Regla nº 2: Sólo si es barato.

El dinero es barato, las participaciones en la empresa no. Si vendes un porcentaje de tu empresa, recuperarlo es muy, muy difícil y muy, muy caro.

Calcula cuanto dinero necesitas conseguir para alcanzar objetivos específicos y con marcos de tiempo definidos: lanzar tu producto, expandir tu fuerza de ventas, o implementar nuevos métodos de fabricación.

¿Cuándo lo necesitas?

Regla nº 1: Consíguelo antes de que lo necesites.
Regla nº 2: Siempre lo necesitas antes de lo que crees.

¿De quién lo quieres?

Regla nº 1: Coge dinero sólo de alguien que te guste y a quien respetes.
Regla nº 2: Va en serio. Estarás con tus inversores entre dos y siete años. Atravesaréis el paraíso y el infierno juntos. Asegúrate de que será una buena compañía en ambas situaciones.

¿Quieres dinero “activo” o “pasivo”? El dinero activo proviene de financieros que trabajarán contigo codo con codo. Añadirán valor aportando clientes potenciales, gente influyente y más cosas. El dinero pasivo es solo dinero; sin conexiones, sin valor adicional. Si tu empresa está en un estado muy incipiente, o si los financieros tienen contactos clave que puedes aprovechar, coge dinero activo. Si ya tienes bastantes conexiones y solo necesitas dinero, coge dinero pasivo.

¿Qué compromisos estás dispuesto a aceptar?

Regla nº 1: No seas avaricioso.
Regla nº 2: Pero no dejes que se aprovechen de tí.

La perdida de participación es un compromiso, la pérdida de control es otro. Los inversores deben tener de un 20 a un 40% del consejo de administración. Más es un problema.

Por último, merece la pena conformarse con una valoración menor para conseguir un grupo de inversores más fuerte. Unos inversores fuertes y activos pueden ser definitivos; no sólo para ayudar a construir la empresa, sino para participar en futuras rondas de financiación y ayudar a conseguir más dinero cuando lleguen las vacas flacas.

Si te ha gustado, por favor comparte este artículo para que otros también puedan leerlo:


Club Desencadenado

Aprovecha todo el contenido de Desencadenado para dar a tu proyecto de empresa el impulso que necesita.

Curso de creación de empresas

Aprende todo lo necesario para crear una empresa de éxito sin arriesgar todo tu dinero.

De parado a empresario

Puedes comprar o descargar gratis el libro en el que te explico cómo crear un negocio con pocos recursos

 Publicado el 24/01/2007